Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1868

González Herrera se justifica ante Juárez de cargos que supone se le hacen.
Viesca, diciembre 12 de 1868

Sr. Presidente don Benito Juárez
México

Muy señor mío y amigo de mi mayor estimación:

Al dirigir a usted la presente no me mueve tanto el interés personal de justificarme contra delaciones calumniosas que se han formado en mi contra, sino mucho más el deseo de impedir que usted, engañado tal vez por informaciones del todo falsas, se inquiete por el estado que guardan las cosas en estos rumbos.

Por conductos fidedignos he sabido que en esa capital andan rumores de que yo, en conformidad con el Sr. don Juan Ignacio Jiménez, quiero formar revolución haciendo oposición a los hgobiernos actuales de éste y del vecino estado de Durango. Aun se me asegura que informaciones, del mismo tenor, se dieron al Supremo Gobierno y que su autor es el mismo señor gobernador de Durango.

No sé por cierto cuánto de fundado habrá en esto; pero háyanse dado estas informaciones o no y sea el autor quien fuere, ellas son puras intrigas y calumnias de personas que, por envidia u otros motivos mezquinos, son mis enemigos; pero no se atreven a serlo abiertamente; se sirven de estas armas despreciables para obrar en mi contra.

Con esta ocasión me permito manifestar a usted mi conducta en días pasados hasta hoy.

Es sabido que, tanto en las elecciones como después, hasta el día de hoy el gobierno de Durango siempre tenía que luchar contra un partido demasiado fuerte, pues en toda esta lucha me he declarado constantemente en su favor.

En las elecciones, conociendo en algo los antecedentes del ciudadano Gómez Palacio y habiéndome sido recomendado por hombres distinguidos, trabajaba por él. Una vez nombrado, le he ofrecido y le he prestado mi apoyo moral, identificando su causa con la del orden y del bien público.

Varias cartas de él y mías probarán la armonía que existía entre ambos. Considerando las circunstancias críticas en que se encontraba varias veces el gobierno de Durango, no se me hace del todo imposible que si yo, en lugar de trabajar en favor del gobernador legítimo, hubiera hecho lo contrario, su causa no siempre hubiera triunfado.

No conozco, pues, ningún motivo porque dicho señor ha de denigrar mi conducta y hasta se me hace increíble.

Por esta razón me dirijo con esta misma fecha a él mismo, diciéndole que cuanto él tenga que decir en mi contra lo manifieste pero públicamente, sin andar con maquinaciones y yo le contestaré a la faz del mundo.

En cuanto a la oposición al gobernador de este estado, es verdad que existe; pero no de parte mía. Convencido yo del patriotismo y de la probidad del coronel Cepeda, he hecho cuanto podía para verlo en el puesto honorífico en que el pueblo efectivamente (lo) colocó y hoy tiene el mismo todas mis simpatías, tanto por sus excelentes cualidades cuanto porque es la legítima autoridad que por deber tengo que apoyar. Él mismo dará (a) usted los mejores informes que puede desear.

Espero que usted no desconfiará de la verdad de lo expuesto y además repito que, si en efecto se me hacen acusaciones, estoy dispuesto a contestar, seguro que de cuantos crímenes se me levantan, no pueden probarme ni uno.

Una sola cosa, señor, suplico a usted; veo que tengo enemigos y que con maquinaciones buscan cómo perderme. Yo no sé oponerme con armas iguales; pero si usted, denuncien lo que quieran, tiene la bondad de dejármelo saber y de no darles crédito sin oírme, verá usted que ningún ingrato ni pérfido ha dispensado su confianza.

Con la constancia y el sincero afecto que siempre le he profesado, me repito de usted el más fiel y adicto amigo y seguro servidor q. b. s. m.

Jesús González Herrera

Nota autógrafa de Juárez:

Que aunque han corrido rumores (de) un motín que debía estallar en el estado de Coahuila, y aun se encuentran algunas especies sobre que él -Herrera- debía tener parte, nada he creído, porque tengo suma confianza en su lealtad y cuento con él para sofocar cualquier motín que estalle.

Que el gobernador de Durango nada me ha dicho contra él.

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.