Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1865

Diego Álvarez conforme se enjuicie a los militares que sin autorización permanecen en el extranjero.
La Providencia, diciembre 25 de 1865.

Sr. Presidente de la República, licenciado Benito Juárez

Chihuahua

Mi querido y respetable amigo:

He tenido el gusto de recibir su grata de 3 de noviembre próximo pasado, imponiéndome por ella de que fueron en su poder la que le dirigí el 27 de agosto y la de igual fecha del señor mi padre, que me dice usted contestará en el próximo correo.

Grande ha sido la satisfacción que me ha causado la desocupación de esa capital por los franceses, porque veo en ello no simplemente una de tantas peripecias de la guerra, sino la demostración de la impotencia del invasor para sojuzgar al país.

Felicito a usted, pues, por ese acontecimiento que tanto va a influir en la moral de los pueblos.

Ha sido en mi poder el Periódico Oficial en que se encuentra la circular que ordena someter a juicio a los militares que se hallan en el extranjero sin licencia del gobierno.

Esta disposición me parece muy justa y una de las que acarreará a usted mayor simpatía entre los defensores de la República, porque, a la verdad, penoso era recibir folletos llenos de brindis patrióticos pronunciados por nuestros militares que, residentes en los Estados Unidos, hacían votos por nuestro triunfo, cuando su deber los llamaba al país.

Parecía esto más bien una amarga ironía, un insulto a nuestros sufridos jefes, que desnudos y hambrientos sostienen con tanto brío una lucha tenaz.

El ejército del centro, después de la muerte del Sr. Gral. Arteaga, continúa reorganizándose.

El Sr. Riva Palacio se afana en esta tarea.

Ha dado el mando de la 1ª división al Sr. Régules, persona la más a propósito para esto y me parece que muy pronto el ejército volverá con nuevo brío a la campaña.

Los invasores de Acapulco continúan encerrados en la ciudad, acosados diariamente por nuestras guerrillas que penetran hasta algunas calles.

La fiebre amarilla causa en ellos grandes estragos, de manera que a la fecha apenas contarán con cosa de 250 hombres útiles.

Muy raro es el día en que no se presentan en nuestros campamentos uno o dos desertores.

Ya por conducto del Sr. Godoy he trasmitido a usted la noticia del triunfo alcanzado por el Sr. Gral.

Díaz al frente de tropas surianas, en el pueblo de Comitlipa del distrito de Morelos, perteneciente a este estado y ahora lo felicito muy cordialmente por ello.

El Sr. Gral. Díaz ha salido de Tlapa el 11 del corriente, dirigiéndose a las Mixtecas.

En las operaciones que va a emprender le auxiliarán fuerzas de este estado y no dudo que obtendrá un brillante resultado.

El señor mi padre retorna a usted sus afectuosos recuerdos, suscribiéndome su afectísimo amigo y servidor que lo aprecia sinceramente.

Diego Álvarez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.