Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1864

Posible reconocimiento de Maximiliano.
Palacio nacional, Chihuahua, diciembre 30 de 1864.

Ciudadano Matías Romero, enviado extraordinario y ministro Plenipotenciario de la República Mexicana, en Washington

Por la nota de usted número 274, de 19 de octubre último, el ciudadano Presidente de la República se ha impuesto de las noticias dadas a usted acerca de que, conforme a los anuncios de algunos periódicos, el archiduque Maximiliano pudiera llegar a ser reconocido por ese gobierno.

Considerando las mismas observaciones que hace usted, sobre este punto, debe el gobierno dudar de que el de ese país llegara a ese extremo, contra los intereses y contra la opinión del pueblo de los Estados Unidos.

El gobierno aprueba y aprecia cuanto es debido los medios que ha puesto usted y que se proponía seguir poniendo en acción para procurar que ese gobierno prescindiera de ese pensamiento, si es que realmente lo ha tenido.

También confía el gobierno en que usted, con su inteligencia y actividad, seguirá empleando a este fin, tanto los medios indicados como los demás que crea convenientes, según las circunstancias.

Respecto de la pregunta que hace usted en su nota, sobre si en el caso posible de dicho reconocimiento deberían retirarse de ese país todas las personas de la legación o si debería quedar en él alguna y si, en caso de retirarse, deberían regresar a la república y a qué parte de ella o deberían ir a esperar instrucciones en el Canadá, según se previno a usted en las primeras instrucciones de este ministerio, el ciudadano presidente me ha encargado manifestar a usted que no cree ya conveniente lo prevenido en dichas instrucciones sobre retirarse al Canadá, por haber variado mucho las circunstancias.

Tampoco cree oportuno disponer ahora, cuando no hay seguridad de poder atenderlas debidamente, que usted o algún otro o todos los individuos de la legación se quedaran en ese país, aunque pudieran seguir siendo allí muy útiles sus servicios ya por lo que como personas privadas promovieran en bien de la república y ya por los encargos o comisiones en que el gobierno pudiera pensar más adelante.

Además, por desgracia, son tales las circunstancias que el gobierno no, tiene ahora la seguridad necesaria para señalar de antemano un punto conveniente de la república, no ocupado por el enemigo, adonde pudieran regresar.

En tal virtud, si llegare a ocurrir el referido caso, una vez que por él deberían cesar las funciones de esa legación, quedarían usted y los otros individuos de la misma en libertad de resolver cada uno lo que juzgase más conveniente respecto del lugar donde quisiera permanecer o del punto de la república no ocupado por el enemigo adonde quisiera dirigirse.

No duda el ciudadano presidente de que usted y los otros individuos de la legación considerarán que se adopta con sentimiento este acuerdo para el caso y sólo por efecto necesario de las circunstancias, a reserva de que entonces se procuraría aprovechar la primera oportunidad de volver a emplear de algún modo sus servicios con toda la estimación que corresponde a los que ya han prestado.

Protesto a usted mi muy atenta consideración.

(Sebastián) Lerdo de Tejada

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.