Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1863

Incidente con Negrete al salir de San Luis Potosí.
Hacienda de Bocas, diciembre 24 de 1863.

Sr. presidente Benito Juárez

Muy señor mío:

El oficio del ministerio, de hoy a las dos y media de la tarde, ha disgustado al Sr. Gral. Negrete, en términos que ya avisa me entrega el mando; los males que esto puede producir usted los conoce bien; le suplico por lo mismo no tome resolución alguna en esto hasta que hable con usted en el concepto que todos los movimientos que se han ejecutado son los que las circunstancias exigían y sus resultados lo harán conocer a usted.

En nombre de la patria le suplico pues no acepte tal dimisión.

Su afectísimo amigo y s. s. q. b. s. m.

Francisco Alcalde

[Nota hológrafa de Juárez]:

Al mismo tiempo recibí un oficio de Negrete en que participa que entrega el mando al Sr. Alcalde y que dentro de tres días marcharía al punto en que se considere más seguro de caer en poder del enemigo.

La causa de este disgusto de Negrete fue porque dispuse que el batallón de zapadores que había yo dejado agregado a la división, para el caso de que se emprendiese un ataque sobre Mejía antes de entrar a la plaza, siguiese su marcha a alcanzarme, supuesto que no había tenido efecto dicho ataque, ni se me había indicado que se tuviese proyectado alguna otra operación.

El día 25 vino Alcalde a Moctezuma donde yo me hallaba y me manifestó que el Sr. Negrete se había disgustado porque con la retirada de zapadores creía que se le hacía un reproche por no haber atacado a Mejía, pero que entraba en su plan dejar que entrara en la plaza para enseguida caer sobre él.

Que estaba resuelto a hacer esta operación para que su honor y buen nombre no padeciera suponiéndose que era cobarde, inepto o traidor.

El Sr. Alcalde tomó el mayor interés en que se llevara a efecto el plan el Sr. Negrete, ofreciéndome que el resultado sería satisfactorio pues todas las probabilidades estaban en nuestro favor.

Que aunque Negrete al principio estaba muy disgustado, pero que habiéndole ofrecido que me vendría a hablar para que no se separara el batallón de zapadores y a manifestar el plan proyectado estaba ya tranquilo y sólo aguarda la vuelta de él con la resolución de que si no se retirase el batallón citado, para obrar en vista de esto acordé, no sólo que siguiera dicho batallón en su división, sino que hice regresar tres compañías de infantería que me escoltaban a fin de que por falta de fuerza no se dejase de obrar contra el enemigo.

Tanto yo como el Sr. Lerdo, cuando Alcalde le habló por separado, le manifestamos que nos parecía más difícil y expuesto atacar al enemigo estando éste ya posesionado de la ciudad, que el hacerlo antes de que entrase en la ciudad.

Nos contestó que había razones poderosas para asegurar el buen éxito y que el gobierno no saliese todavía del estado, sino que se detuviese en Matehuala, pues muy pronto le comunicaría el resultado que creía favorable.

Me pidió también que le pusiera yo dos letras a Negrete para que quedase más tranquilo.

Así lo hice y devolví a éste su oficio en que hacía entrega del mando.

Se despidió Alcalde y yo seguí marcha al Venado.

El 26 llegué a Laguna Seca y el 27 antes de marchar al Represadero escribí a Negrete en lo particular y oficialmente, diciéndole que si no podía emprenderse una operación seria sobre el enemigo que me mandase el batallón de zapadores; pero en este mismo día fue el ataque y la derrota que se me comunicó en la madrugada del 28 en Matehuala.

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.