Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1862

Doblado recomienda no se acepte la renuncia de Arteaga al gobierno de Querétaro.
Guadalajara, diciembre 28 de 1862.

Señor presidente don Benito Juárez

México

Muy señor mío y apreciable amigo:

He tenido el gusto de recibir la comisión que los queretanos han confiado a los señores presbítero don Nicolás Campa y licenciado don Crisóforo Vega, excitando mi empeño para con el supremo gobierno, a fin de que no se admita al señor general don José María Arteaga la renuncia que ha elevado de los empleos públicos que desempeña en dicho estado.

Cuando con motivo de la derrota del coronel Arratia por Mejía y de la aproximación de éste a Querétaro, se me presentó el enviado del señor Arteaga, don Hilario F. Soto, haciéndome una pintura verdaderamente triste del ascendiente físico y moral del enemigo, del desprestigio -por decir así- del gobierno del señor Arteaga y su debilidad para contener los avances de aquél, concluyendo que la ocupación de Guanajuato sería infalible, pues me aseguraba que en los momentos en que me vio, Mejía estaría seguramente en Celaya; no tuve embarazo en opinar que el señor Arteaga se encontraba en el caso de dejarle la situación al enemigo, convertirse en guerrillero y tomar, desde otros puntos, disposiciones para combatirlo.

De esta opinión, la única que en mi concepto debió adoptarse, supuesto el informe del enviado, tomó origen, sin duda, la renuncia que hoy ha elevado el señor Arteaga.

Pero cuando he visto, por asertos más justificados de dos personas unánimes que se acercan a mí, sin proceder del gobierno de Querétaro, sino de la población misma, que por un movimiento espontáneo se empeña en favor de aquél, no he podido menos que reconocer la exageración que envolvía el informe del señor Soto, al cual se conformó mi opinión.

Estoy, pues, muy satisfecho de que el señor Arteaga con su conducta, a la vez que prudente, activa y enérgica, haya sabido preparar a su favor el ánimo de todas las clases y de todas las personas, aun de las notoriamente desafectas y adictas al enemigo, a nombre de las cuales se me ha hablado, y es consecuente y político que, aprovechando los elementos de esa opinión y de ese prestigio, no se separe el señor Arteaga.

Me es grato, pues, suplicar a usted de la manera más empeñosa, que por ningún motivo se le admita la renuncia a que me contraigo.

Soy de usted afectísimo servidor y amigo q. b. s

Manuel Doblado

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.