Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1862

Doblado ha pacificado el oriente de Jalisco.
Guadalajara, diciembre 30 de 1862.

Señor presidente licenciado don Benito Juárez

México

Muy señor mío y apreciable amigo:

Los nombramientos de que usted se sirve darme conocimiento en su grata fecha 22 del que finaliza, son muy acertados y oportunos.

Pero respecto de alcalde no tengo absolutamente con quién remplazarlo en Guanajuato y su falta deja débil nuestra frontera con la Sierra, por la carencia, de su persona, y deja débil a Querétaro por la carencia de la brigada que hoy manda aquél y que por necesidad tendrá que quitársele, porque en Guanajuato no se cuenta con otra para hacer frente a Mejía.

Además, ha venido una comisión a recabar recomendación mía para usted a fin de que no le admita la renuncia al general Arteaga.

Las personas que vinieron representan a todas las clases de Querétaro y me han demostrado que la herida ha reconciliado a Arteaga aun con los conservadores y que hoy es aquél, en Querétaro, verdaderamente una necesidad.

En este sentido he escrito a usted anterior.

Casi tengo concluida la pacificación del oriente del Estado, pues los jefes principales se han indultado y los otros han sido batidos.

Pero Lozada y Tovar se han negado a todo avenimiento y el primero se ha resistido aun a tener una entrevista conmigo.

Ambos confían en los franceses y son ya descaradamente traidores; tengo fuerzas para ir a batirlos, pero no tengo dinero, y esto me pone una situación violentísima.

Me ocupo de procurarme algunos recursos por medio de una contribución que he impuesto, pues por lo que a las aduanas marítimas, todavía no veo un peso de ellas.

Vega mandó a usted ya 20,000 pesos para legalizar la ocupación de 180,000 que debía causar la casa del español Echeguren en primera introducción de efectos.

No hay noticia de que venga fuerza de Sinaloa y aquí todos creen, como yo, que no vendrá hasta consumir el último peso de aquella aduana.

Los agentes de los franceses trabajan aquí sorda pero activamente; sin embargo, la mayoría está en buen sentido y, hasta hoy, no pueden aquéllos lograr ningún lance.

Sin tiempo para más, me repito de usted afectísimo amigo y seguro servidor q. b. s. m.

Manuel Doblado

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.