1861
Se concede permiso a los señores Arbeu y socios para la construcción de un camino de hierro de esta capital a Chalco.
México, a 26 de abril de 1861.


El ciudadano Benito Juárez, Presidente Interino Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a todos sus habitantes, sabed:

Que en uso de las amplias facultades con que me hallo investido, he tenido a bien decretar lo siguiente:

Artículo 1.-Se concede permiso a los señores Arbeu y socios para formar una compañía con el objeto de construir y explotar un camino de fierro que partiendo de esta capital termine en el pueblo de Chalco, tocando en Mixcoac, Coyoacán y Tlalpan.

2.- Esta compañía será exclusivamente mexicana y los extranjeros que tomaren parte en ella, renuncian por este solo hecho sus derechos de extranjería en todo lo que tenga relación con el camino.

Así, todas las diferencias que puedan sobrevenir, se ventilarán y decidirán ante los tribunales y por las leyes de la República.

3.- El capital social de la empresa será de dos millones de pesos y se dividirá en dos mil acciones, cada una con el valor de mil pesos.

Estas acciones podrán subdividirse en décimos, con el fin de poner la suscripción al alcance de todas las clases de la sociedad.

4.- El gobierno, con el objeto de impulsar y proteger esta empresa de una manera positiva y eficaz, se suscribe por 200 acciones cuyo valor de 200 mil pesos, se pagará por el ministerio de Hacienda, de los productos de desamortización de bienes eclesiásticos.

De estos 200 mil pesos, 60 mil se entregarán a la compañía al comenzar los trabajos, y el resto en cantidades parciales, proporcionales a los adelantamientos que vayan teniendo las obras del camino.

5.- Los planos, perfiles y presupuestos de la obra, se formarán por el ingeniero o ingenieros que nombre la empresa, con aprobación del ministerio de Fomento; estos trabajos deberán presentarse al mismo ministerio a los dos meses de publicado el presente decreto y la construcción del camino se comenzará al mes de haber sido aprobados aquellos.

6.- El tramo de ferrocarril que una a esta capital con la ciudad de Tlalpan, deberá quedar concluido precisamente dentro de los ocho meses siguientes a la fecha en que se hubiere comenzado.

7.- Los trenes, máquinas, herramientas y demás objetos necesarios para la construcción y servicio del camino, serán libres de todo impuesto, aun el municipal y de peajes; pero, para que esta gracia pueda hacerse efectiva, deberá la empresa solicitar en cada caso, del ministerio de Fomento, la orden especial correspondiente especificando en el curso respectivo la especie y cantidad de los objetos a que se refiera.

8.- Los terrenos que pueda necesitar la empresa para la construcción del camino, almacenes y estaciones, le serán entregados sin remuneración alguna si fueren de propiedad nacional o de las municipalidades; pero si fueren de propiedad particular podrá tomarlos la empresa, indemnizando previamente a los propietarios, conforme a la ley de expropiación por causa de utilidad pública, sirviendo de base para los avalúos, lo que la finca pague por contribución de tres al millar, el valor se pagará en dinero efectivo.

9.- Luego que estén emitidas las dos terceras partes de las acciones, se convocará una junta general de accionistas para que nombre de su seno una comisión compuesta de tres individuos, que se asocie con los empresarios en todas sus tareas y dé cuenta a los accionistas del estado de los trabajos.

En las juntas generales cada acción cuenta por un voto.

10.- La empresa podrá exportar, libre de todo derecho, la suma necesaria para las máquinas, rieles, trenes y demás materiales que deban importarse del extranjero, para lo cual solicitará, en cada caso, orden especial del ministerio de Fomento, especificando los objetos y comprobando su valor por los contratos que al efecto haya formalizado.

11.- La correspondencia pública y oficial se conducirá por los trenes, libre de todo gravamen y las tropas, material de guerra, trenes y agentes que viajen en comisión del servicio público, pagarán sólo la mitad de los precios que fije la tarifa.

12.- El ferrocarril, los carruajes y toda clase de propiedad correspondiente al camino, quedan exentos por el término de 15 años, contados desde el día en que se ejecute el primer viaje, de todo género de contribuciones e impuestos.

13.- En el caso de que los empresarios no cumplan con lo estipulado en el artículo 5º, devolverán las cantidades que hubieren recibido del Supremo Gobierno, a cuyo efecto darán la fianza correspondiente a satisfacción del ministerio de Fomento y dentro de los 15 días siguientes a la publicación de este decreto.

Esta fianza tendrá fuerza hasta tanto que el valor del camino represente un capital igual al que el gobierno hubiere adelantado por cuenta de las 200 acciones con que se suscribe.

Palacio del Gobierno Federal en México, a 26 de abril de 1861.

Benito Juárez

Al ciudadano Ignacio Ramírez, ministro de Fomento, Colonización, Industria y Comercio.

Y lo comunico a usted para su conocimiento y fines consiguientes.

Dios y Libertad.

México, etc.

(Ignacio) Ramírez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.