Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1860

Napoleón III piensa ya intervenir en México.
Tampico, noviembre 29 de 1860.

Sr. don Manuel Doblado
Guanajuato

Mi apreciable y fino amigo:

Según habrá usted sabido por nuestro común amigo don José Ortiz, llegué el 27 a este puerto con la conducta, sin novedad.

Esta mañana temprano han sido embarcados los fondos.

Ortiz habrá manifestado a usted, igualmente, que las reflexiones que tuve lugar de hacer desde Tula a ésta no sirvieron más que para fortificar la resolución que manifesté a usted de no entregar sus comunicaciones.

Creo tener lugar de felicitarme de haber dado este paso y creo firmemente que usted lo aprobará al hacerse cargo de las últimas noticias de Europa.

A consecuencia de los avisos de Zacatecas, todos los cónsules tenían preparadas sus protestas, para el caso de que se tratase de cobrar nuevos derechos; pero todo ha quedado en nada y no saben a qué atribuir que no hayan llegado las órdenes para ello.

Esta mañana, precisamente al estarse trasbordando el dinero al paquete, llegaron las comunicaciones de usted, 18 del actual, las cuales por segunda vez han venido a dar a mis manos después de haber sido abiertas en Tula por la fuerza de aquí que en la actualidad ocupa aquella plaza.

Las conservo, como las primeras en mi poder, hasta ponerlas personalmente en sus manos.

Espero por momentos la contraorden que no dudo habrá usted convenido en dar, después de haber hablado con nuestro amigo Ortiz, porque no puedo menos de creer que pasado el primer momento de exaltación, habrá venido la calma.

Ahora vamos a otra cosa.

El señor Prom que llegó por este paquete, ha tenido ocasiones de estar en los altos círculos de París y se halla por consiguiente muy al tanto de lo que debemos esperar en este país con respecto a la intervención que se prepara.

Se presentaron en París comisiones de los Estados Unidos, ofreciendo pagar los reclamos que tienen contra México, si como ellos aseguraban, el país se hallaba imposibilitado para ello.

Ellos contestaron que moralizarían el país y como tenían recursos naturales, después obtendrían hacerse pagar.

El Emperador que entrevió esto equivalía a una conquista y, según parece, tiene desde hace tiempo cierta simpatía por México, manifestó que la Francia, podría con sus buenos oficios y apoyada por una pequeña fuerza, lograr –sin temor de que nadie pueda atribuirlos a intención de conquista– que se establezca un gobierno firme en el país.

Se inclina a un gobierno constitucional pero, está resuelto que si en este partido no encuentra apoyo se verá, aunque contra su opinión, en la necesidad de proteger al partido que representa la mayoría de la Nación.

Vendrá por lo pronto y, según avisos, estarán en este Golfo para fines de entrante mes, 10,000 franceses, 4,000 españoles y 2,000 ingleses.

Estos últimos ocuparán los puertos y los primeros se dirigirán a la capital; pero esto no creo suceda hasta no probar los medios de negociaciones diplomáticas.

Usted ha sido la persona designada en París, capaz en primer lugar para entenderse en tales negociaciones y, en segundo lugar, Comonfort.

Estas noticias las puede usted considerar positivas.

No sé cuál podrá ser la opinión de usted sobre el particular en este momento; pero creo que mucho influirá la manera con que se presenten los comisionados anunciados y las exigencias que ellos traigan.

En todo caso lo cierto es que los acontecimientos que se preparan son indudables y, por lo mismo, voy apresurarme a pasar a su lado, pues estoy persuadido que con la buena voluntad y amistad que nos une podré serle a usted útil.

Ayer tuve el gusto de recibir a la familia de Honrado y dentro de pocos días nos pondremos en camino.

De sus encargos van caminando un bonito servicio de mesas y otro de porcelana blanca para San Pedro.

Por el próximo paquete vendrán camisas muy buenas, de las cuales me mandarán dos docenas para usted.

En Tula dejé mis instrucciones para la remesa a Silao de los novillos que debían mandar de Victoria.

Serna ha tenido que salir del estado y no queda, por consiguiente, en su favor más que la fuerza de Carvajal que se halla en Matamoros.

Aquí se asegura, que el gobierno general ha reconocido como gobernador interino a don Modesto Ortiz, eludiendo, de esta manera, declararse a favor del partido de Serna ni el de Guerrero.

Creo que al fin habrá necesidad de nueva elección para zanjar la dificultad.

Espero con ansia contestación de usted a la que le dirigí desde Tula y mientras me repito, como siempre, su amigo que lo aprecia y besa su mano.

Justo Carrese

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.