Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1860

Los reaccionarios piden amnistía a González Ortega.
Tepeji del Río, diciembre 24 de 1860.

Excmo. Sr. Gral. don Manuel Doblado

Mi muy apreciable compañero:

Por la orden general que en copia acompaño a usted, se impondrá de la sensible providencia que tuvo que tomarse con el ex general Mena, a consecuencia del mal comportamiento que tuvo en el acto del combate, rehusando dar una carga que yo mismo le previne repetidas veces.

Yo, querido compañero, presencié ese mal comportamiento; pero, como las consideraciones que el Estado y usted justamente se merecen, exigían que el jefe que sustituyera al señor Mena fuese puesto con la aprobación de usted, se expresó en el orden que el nombrado era, mientras que usted disponía lo conveniente.

Anoche a las doce y media se me presentó el general Ayesterán como comisionado por Miramón, pretendiendo únicamente que se otorgaran garantías, sin exigir variación alguna en la marca política de la revolución.

Vino acompañado del embajador español y el ministro francés y de Berriozábal.

La conferencia duró tres horas, siendo casi exclusivamente con el embajador español por no saberse expresar el francés en castellano y los otros muy poco hablaban.

La pretensión quedó reducida a que se concediera una amnistía plena y absoluta por los derechos políticos y militares en lo que al fin convenía con la condición de que quedara responsabilidad por los comunes y aquellos que ofendieron al derecho internacional y que quedaran Márquez y Miramón a mi disposición, aunque comprendidos en aquella amnistía, para que el Supremo Gobierno ordenara lo que tuviera a bien.

Se rehusó completamente esta adición y todos se retiraron sin más resultado.

Hoy se pronunciará México y, de todas maneras, según aquellas mismas personas nos informaron, no habrá la menor resistencia.

Yo salgo en este momento a las ocho de la mañana y avanzaré hasta Guadalupe o algún otro punto cercano.

El resultado lo avisaré por extraordinario, sirviéndole de gobierno que de esta misma manera voy a reiterar mi apremiante excitativa al Presidente para que violente su marcha para la Capital.

Sin tiempo para más, soy de usted afectísimo amigo y compañero que mucho lo aprecia.

Jesús González Ortega

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.