1859
Es necesario que en el extranjero se reconozca la legitimidad del gobierno constitucional.
México, diciembre 19 de 1859.


Excmo. Sr. don Benito Juárez

Mi muy querido amigo:

Sea cual fuere el éxito de la expedición contra Colima, parece cosa resuelta que Miramón esté aquí el día 24, dejando el mando de las tropas en el interior a Woll, Vélez y Alfaro.

Esto nos hace activar nuestros trabajos para que puedan realizarse cuando esté aquí el personaje principal.

Se han hecho aquí numerosas prisiones de gentes inofensivas, entre las que están varios cocineros franceses de algunas fondas.

Creemos que ésta es una de tantas invenciones de Lagarde que se hace pagar caros todos sus descubrimientos.

Lo único notable es la protesta dirigida por Muñoz Ledo al Gral. Cass contra el tratado.

Este documento está escrito con moderación y no entra en la cuestión de legitimidad.

La única razón de algún peso que acaso explotarán los que hacen la oposición a Buchanan, es la falta de aprobación por el Congreso conforme la Constitución.

Yo creo muy conveniente que el Sr. Ocampo, en una nota a McLane, repita la protesta de Muñoz Ledo, sosteniendo sobre todo la legitimidad del gobierno constitucional y pintando lo de México como el resultado de un mero motín militar.

En cuanto a la formalidad de la aprobación del Congreso tenemos un precedente favorable y es que Mata ha sido recibido como ministro plenipotenciario, nombrado solamente por el Ejecutivo, cuando conforme a la Constitución su nombramiento tenía que ser aprobado por el cuerpo Legislativo.

Así pues, el mismo gobierno americano ha reconocido que tenemos que ceder a la ley imperiosa de la necesidad y se debe hacer valer que el Congreso fue disuelto por la reacción; que muchos de sus miembros, incluso su Presidente, fueron encarcelados; que es imposible reunir la Cámara porque no hay libertad de tránsito, porque no pueden hacerse nuevas elecciones, porque las costas son insolubles, etc.

y que no es justo ni fundado que porque no hay Congreso, el Ejecutivo deje perecer al país y no atienda a las relaciones exteriores.

Tengo mucha esperanza en que Mata salga airoso en la defensa del gobierno constitucional.

Me parece conveniente que usted proteste contra el arreglo en España y creo que es tiempo de enviar directamente a los otros gobiernos extranjeros un memorando acerca del estado del país, demostrando que existe el gobierno legal de jure y que la facción establecida en México es sólo un poder de facto que está muy lejos de conceder a los extranjeros las franquicias y derechos que les otorgan la Constitución y las últimas leyes de Reforma.

Que tenga ésta por suya el señor ... (1) a quien lo mismo que a usted someto ... indicaciones.

Sé que ya está aquí Arriaga y que anda censurando cuanto pasa en esa.

Recomiendo a usted el pronto y favorable despacho de la adjunta solicitud sobre redención de un capital.

Atendiendo a los servicios que en todas épocas prestó el Sr.

Eloriaga y que fueron causa de que su familia quedara sin recursos, me atrevo a suplicar a usted que conceda el plazo de los 80 meses y le suplico me mande por duplicado el certificado respectivo para mandar un tanto a las autoridades de Durango y evitar que se haga la denuncia por un tercero.

Hemos seguido ministrando algunos auxilios a los presos más necesitados y comprometidos.

Me repito de usted afectísimo amigo.

Matías Acosta No puedo escribir a usted, me he estado ocupando de un asunto importante de que verá los resultados.

Reciba usted ésta como mía, Su afectísimo servidor.

F. A. y P.

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.

Notas:

(1) Destruido en el original.