Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1859

Buchanan hace cargos a McLane.
Washington, noviembre 5 de 1859.

Excmo. Sr. don Melchor Ocampo
Veracruz

Mi estimado amigo y señor:

La grata de usted fecha 21 del próximo pasado, me impone de que no llegó a poder de ustedes la correspondencia que en tiempo oportuno remití de aquí para que fuese por el primer viaje del Tennesee.

Aunque no creo que la referida correspondencia se haya extraviado sino que detenida en el camino, la habrán ustedes recibido ayer; me causa disgusto el retardo porque en esa correspondencia se contenía la noticia del infame arreglo hecho por el más infame Almonte con el gobierno de España y deseaba yo mucho que ustedes recibiesen cuanto antes tal noticia, ya por su interés intrínseco y también por lo que pudiera influir en el arreglo pendiente con este país.

(El) señor McLane, que deberá salir hoy de New York para ésa lleva una carta monstruo que escribí a usted y que exigirá un esfuerzo de usted para leer todo su contenido.

Este señor estuvo aquí y tuvo conmigo una larga conferencia.

Su situación es, si cabe, peor que la mía, pues el Presidente le hace cargos de promesas hechas y no cumplidas.

Por mutuo acuerdo, resultado de nuestras observaciones hechas con la mayor franqueza y buena fe he redactado en nota que hoy dirijo al ministerio de Relaciones sobre el tratado y de cuyo contenido ruego a usted se imponga.

Me parece que el señor de la Fuente va a enojarse y a decir que no quiero dar una lección a quien ni la pide ni la necesita, pero yo he tenido al redactarla dos ideas.

La primera es, que como el asunto a que se refiere es de tan grande importancia para México, si el arreglo no se hace quiero ser juzgado por mis propias obras buenas o malas y para ello consignar de un modo auténtico e inequívoco lo que yo quiero.

La segunda es, que si el gobierno no está de acuerdo con mis opiniones, como creo no lo está, me lo hará saber y me dará un fundamento indestructible que justificará mi separación de este puesto.

Todas las noticias que se reciben indican que la reacción va de caída, pero me he llevado tantos chascos en mis cálculos, que ya no quiero hacer otros.

Sin embargo, ya me parece tiempo bastante el que ha pasado desde que empezó ha lucha.

Con Navarro, que salió anteayer de aquí, remito a usted el segundo artículo que sobre nuestros asuntos ha escrito la Crónica.

Con estos artículos si que se hace agua la boca.

(El) señor Lerdo me escribió hace cuatro días, que esperaba la correspondencia del Tennessee para decidir si se quedaría o se marcharía.

Como no he vuelto a saber de él, ignoro su resolución.

Tengo verdadero alboroto por saber el objeto de la conferencia que Robles pidió a Espejo.

Parece que el primero hizo en México tan triste papel que no sería extraño que quisiese cambiar.

Las dos cosas que me cuenta usted de Arriaga no me sorprenden.

Hace tiempo que me pareció descubrir en él cierta propensión al culto de Baco y en cuanto a que frecuenta, eran muy marcadas sus inclinaciones para dudar que acabaría por pertenecer a la cofradía de la santa escuela.

Ahora remito al ministerio el recibo del tercer mes de suscripción al Noticioso.

Como mis recursos se agotan, ruego a usted diga al señor Fuente que pagaré el día 12 de éste el cuarto mes; pero que para lo sucesivo no podré hacer este desembolso por mezquino que parezca.

Por esto y porque si me separo, es preciso que otra persona se encargue de pagar la subvención, me ha parecido necesario hacer esta advertencia.

Acompaño a usted varios artículos de periódico y llamo la atención de usted al contenido del Herald, por considerarse como el órgano del señor Buchanan.

Recibí las cartas de mi hermana y de Rodríguez que tuvo usted la bondad de remitirme y le suplico dé curso a las que acompaño a ésta.

Sabrá usted que Vidaurri, después de hacer un último esfuerzo para recobrar el poder, tuvo que pasar a Texas, donde parece que permanecía hasta las últimas fechas que de allí se han recibido.

Noviembre 7.

Como ayer fue domingo preferí detener mi carta hasta hay por si habla algo que agregar.

Hay noticias de Europa hasta el 26 del próximo pasado.

España ha declarado guerra a Marruecos.

Aunque se ha firmado el tratado de paz de Zurich, la situación de Italia no inspira confianza.

Incluyo a usted la copia de una carta que he recibido últimamente.

Su autor hace tres años que está en Cuba, lo cual explica en gran parte el por qué de sus opiniones.

Deseo que se conserve usted bueno y me repito su afectísimo amigo y servidor, que besa su mano.

José María Mata

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.