Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1857

No está consolidada la paz; pero si las instituciones.
México, Distrito Federal, diciembre 2 de 1857.

Como continuación de lo participado a usted en la reseña política que le dirigió ese departamento en lo. del mes pasado, paso a comunicarle un resumen de las ocurrencias notables que han tenido lugar en la república.

El faccioso (Tomás) Mejía, a quien la notoria clemencia del gobierno supremo ha perdonado repetidas veces, volvió a reunirse con algunos de sus secuaces y ocupó repentinamente a Querétaro, donde cometió toda clase de excesos, pero habiendo ocurrido desde luego las fuerzas del gobierno, fue batido y disperso completamente y restablecido el orden en dicha ciudad.

En Tampico ocurrió un motín acaudillado por varios de los que llamándose enemigos del actual sistema, no lo son sino de todo orden social; pero con la actividad y energía de las autoridades fue reprimido instantáneamente, sus autores reducidos a prisión y la paz en aquella parte de la república continua sin la menor alteración.

Simultáneamente con esos movimientos, se intentó otro sobre Puebla por la partida que capitaneaba el español Cobos, lanzado por las tropas del gobierno de sus guaridas en el estado de Guerrero, pero fue absolutamente desecho, perdiendo un considerable número de muertos y prisioneros, así como su artillería y armas, salvándose únicamente una corta parte de caballería.

Por tanto, si no puede decirse, por ahora, que está consolidada la paz en toda la república, si puede asegurarse que las instituciones y obtener el bien público a que aspiran, los Poderes Legislativo y Ejecutivo de la república, no olvidando esto último el procurar la conservación de las relaciones que unen a México con las naciones extranjeras.

Reitero a usted las seguridades de mi distinguida consideración.

Luis de Palacio y Magarola

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.