Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1856

Exigencias del gobierno español en el cobro de créditos de sus nacionales.
México, noviembre 8 de 1856.

Ciudadano señor licenciado don Benito Juárez
Oaxaca

Muy distinguido señor mío:

En mi última carta, tuve el gusto de poner en conocimiento de usted algunas noticias de suma importancia respecto del asunto de Barrón y Forbes; ahora tengo que comunicarle otras relativas a la convención española y que agregarle respecto de las primeras, que desde el día 1º. del actual mandó Mr. Lettson su ultimátum al ministerio de Relaciones, cuyo documento no ha aún de la del señor ministro.

El Sr. Sorela, encargado de negocios de España, comunicó ya que su gobierno no podía pasar por ningún artículo de los que arregló aquí el Sr. don Miguel de los Santos Álvarez sobre la convención y que se verá en el caso de reprobarlos absolutamente, porque dicho señor siguió un camino diametralmente opuesto al que le fijaron sus instrucciones.

No era posible que el gabinete de Madrid procediera de otro modo, pues desde que el gobierno de la república promovió la revisión de los créditos españoles, que han ocasionado la presente cuestión, se absoluta y obstinadamente el de su majestad providencial [S. M. P.] y el Sr. Álvarez, lejos de sostener esa negativa como se le previno y con cuyo objeto se pusieron a su disposición algunos buques de guerra, condescendió en más de lo que se solicitaba, supuesto que convino en la revisión de todos los créditos que entraron en la mencionada convención.

En España se hacen grandes aprestos para mandar una escuadra a nuestros puertos y, aunque la posición actual de la península no le permitirá sostener por mucho tiempo la guerra con nosotros, sí tiene los recursos suficientes para empezarla y para ocasionarnos graves perjuicios.

Cuando haya noticias ciertas sobre el particular, tendré el gusto de comunicárselas a usted.

Hoy se ha dicho aquí que el Sr. Garza ha tomado a Monterrey después de haber derrotado al Sr. Vidaurri, a quien según dicen tiene preso.

Sin tiempo para más aprovecho esta ocasión repetirme de usted afectísimo y seguro servidor q. b. s. m.

Matías Romero

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.