Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1856

Discurso pronunciado por Juárez en el Instituto de Ciencias y Artes del estado, al fin del año escolar.
Noviembre 30 de 1856.

Señores director y catedráticos:

Cuando en enero del corriente año me encargué del gobierno del estado, fue uno de mis primeros cuidados la reorganización de establecimiento que la mano del despotismo había cerrado, porque los déspotas aborrecen la luz y la verdad.

Expedí el decreto de 14 de enero restableciendo el de 29 de julio de 1852, dado por la Legislatura del estado; escogí personas que por su saber y virtudes se encargasen de la enseñanza, y me presenté a la reinstalación del instituto, entregando a vuestro cuidado y dirección a la juventud oaxaqueña, que sedienta de saber se presentaba al santuario de las ciencias demandando protección y amparo.

Vosotros, señores, aceptasteis tan honroso encargo, ofreciendo con solemne juramento cumplir con vuestros deberes.

Emprendisteis, en consecuencia, vuestras tareas y ni las penurias del tesoro que manos impuras agotaron, ni lo módico de vuestras retribuciones ni los constantes amagos de los perturbadores de la paz pública, han sido bastantes para retraeros de vuestras nobles lucubraciones, y he aquí que a la vuelta de diez meses de fatigas y zozobras presentáis al público el fruto de vuestros desvelos.

El aprovechamiento y adelantos precoces que han manifestado vuestros alumnos en sus funciones literarias, las honrosas calificaciones que han obtenido en sus exámenes y la fina educación que revelan sus modales, son, en verdad, su más bello ornamento, son la corona de triunfo que ciñe sus frentes en noche solemne y forman justamente vuestro cumplido elogio.

Sea para bien, señores director y catedráticos.

El gobierno del estado, a nombre de esa preciosa juventud, esperanza de la patria, a nombre de los de familia, que se interesan por la educación de sus hijos, os da las gracias por vuestros afanes y desvelos.

Retiraos a descansar de vuestras tareas en el corto tiempo que os concede la ley, y volved a continuarlas con el mismo empeño que hasta aquí, bajo la seguridad de que el gobierno dispensará a este seminario de las ciencias, toda la protección que cabe en sus facultades; y no temáis que otra vez el desorden y la anarquía vuelvan a interrumpir vuestros trabajos, porque el gobierno vela por el reposo público y cada día se siente mas fuerte y vigoroso para reprimir con mano fuerte a los tenaces enemigos de la ilustración y de la paz.

Noviembre 30 de 1856

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.