Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1855

Comonfort ofrece persuadir al gral. Álvarez para que se retire.
México, diciembre 8 de 1855.

Excmo. Sr. Gobernador Lic. don Manuel Doblado

Muy señor mío, que aprecio y respeto:

Cuando yo me disponía a volver a esa ciudad, en cumplimiento de lo que usted me previno por su mensaje del día 6, Manuel Silíceo me llamó de parte del señor Comonfort, con quien ayer por la mañana tuvimos una larga conferencia sobre los puntos que contenía la consabida carta que por extraordinario le mandó usted el mes pasado.

En vista de dicha carta, de lo que ya le tenía comunicado Silíceo, de lo que en la conferencia se trató y de lo que usted dijo a dicho señor ministro en el mensaje que usted mismo le dirigió el propio día 6, quedó resuelto que ayer mismo hablaría con el Presidente el repetido ministro, con objeto de persuadirlo sobre la necesidad de retirarse del puesto, consiguiéndose así el grande objeto sin ser preciso recurrir al medio a que usted estaba determinado y ofreciendo al Sr. Comonfort que, si desgraciadamente sus pasos no surtían efecto, entonces nosotros, a quienes desde luego lo participaría, impondríamos a usted de todo y le diríamos quedaba en absoluta libertad para llevar adelante sus resoluciones, que en tal caso aprobaba; mas que era indispensable poner a usted por nosotros y, desde luego, uno o dos mensajes a efecto de que suspendiese sus operaciones, cosa que desde luego pusimos en práctica el Chato y yo, quedando también convenido que yo permaneciera aquí hasta que resuelta la cuestión de uno o de otro modo marchara llevando dinero, que no quiso el Sr. Comonfort siguiera agenciando por ninguna otra parte.

Arregladas así las cosas, nos separamos a ejecutar otras cosas relativas en que convenimos.

Anoche, Silíceo tuvo otra entrevista con el Sr. Comonfort, en que le manifestó haber encontrado varios obstáculos que quedaban vencidos; pero que con toda seguridad podía contarse con que hoy firmaría el Presidente un decreto sobre nombramiento de sucesor y que con tal paso quedaba todo arreglado; disponiendo aquel señor que esto le fuese comunicado a usted, como en efecto lo hice por el telégrafo, a las diez de esta mañana.

El resto del día hemos estado en espera del resultado definitivo que a esta hora, siete de la noche, aún no sabemos, no obstante que Manuel está yendo con frecuencia a buscar al ministro.

Cuente usted con que si para última hora sabemos algo lo agregaré, y con que de todos modos cuidaremos de comunicar a usted por el telégrafo lo que ocurra.

La ansiedad es aquí muy notable y ya nadie pone en duda el cambio del personal de la Presidencia, lo que es efectivamente una necesidad apremiante, que no sé como se puede prolongar tres días.

También es ya una creencia general que usted iniciará la reforma y no son pocos los que creen que dará cima a la empresa.

Por lo dicho, conocerá usted que me he visto en la necesidad de permanecer aquí y por lo que a nuestra vista le informé, creo quedará persuadido de que he procurado emplear el tiempo provechosamente.

Al fin el Sr. Munguía está resuelto a no hacer por ahora su visita episcopal, que asegura para más tarde.

Ayer pagué la libranza de usted, cuyo importe me prestó su amigo del número 5.

Quedo ansioso de un buen resultado y a las órdenes de usted como su afectísimo y atento servidor, etc.

Antonio Acevedo

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.