Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1855

Comonfort insiste en obtener la cooperación de Doblado.
México, diciembre 16 de 1855.

Correspondencia particular del Presidente interino de la República.

Excmo. Sr. don Manuel Doblado
Guanajuato

Mi siempre apreciable amigo:

No me es posible explicar a usted la amargura que derramó en mi corazón la lectura de su carta de 8 del actual, ni el sentimiento con que vi por ella la ninguna influencia que la mía de 14 de noviembre último ejerció en el ánimo de usted,21 pues que no bastó a conseguir que desistiese de la funesta idea de buscar en una nueva revolución el remedio de los males que hacen tan aflictiva la situación de nuestro país; y he debido sentir y sorprenderme tanto más de que al fin se decidiese a tomar aquel camino, cuanto que llegué a descansar y confiarme en la declaración formal que me había usted comunicado, de abandonar tal pensamiento cuando le hice presente las graves y trascendentales consecuencias que causaba.

Puede usted recordar que siempre rehusé con firmeza la idea de cambiar el personal del gobierno y la de ser llamado a regir los destinos de la nación.

Mi oposición no era producida por un sentimiento de modestia, ni solamente por la debida consecuencia al venerable caudillo 21 Probablemente se refiere a la del día 19 del mismo mes.

del Sur, pues tenia, además, otras razones muy sólidas que manifesté a usted entonces, entre ellas, la persuasión intima que tengo de que romper el Plan de Ayutla sería renunciar a las esperanzas que nos ofrece el triunfo de la anterior revolución y desvirtuar, desde luego, a la que la substituyera; y a la más profunda convicción en que estoy de que esa misma revolución ha sido la última posible en el país, pues que otra posterior nos llevaría a la completa disolución de la República, pasando a la irreparable pérdida de nuestra nacionalidad.

¿Podría yo, con tal conciencia, prestar mi asentimiento para un paso que nos condujese a tan funestos resultados? Ciertamente, no.

Mi deber es sacrificarme antes de que lleguemos a un término tan fatal y, ahora, como entonces, conjuro a usted, en nombre de la patria y de su leal amistad, para que vuelva sobre sus pasos, desistiendo del plan que ha proclamado.

La caballerosidad de usted, su buen juicio y su patriotismo, me hacen esperar ese resultado, porque no puedo persuadirme de que ignore el horroroso abismo a que nos conduciría una nueva revolución y de que quisiera usted cargar la inmensa responsabilidad de tan horribles consecuencias.

Además, usted mismo me había ofrecido, espontáneamente, para el caso de recaer en mí el mando supremo, que seria mi mejor apoyo.

¿Puedo creer que suceda lo contrario, ahora, que ese caso ha llegado naturalmente, sin que yo lo procurase y sin necesidad de violencias? No, a la verdad.

Pero si desgraciadamente así fuera, me quedaría la satisfacción de haber hecho el último esfuerzo salvar al país y a usted mismo, y salvarme yo también del penosísimo deber de combatirlo, estando, como estoy, precisado a defender la tranquilidad, el orden y la unidad de la República.

El señor Acevedo, que va bien impuesto del programa político que me propongo seguir en la marcha de la administración, lo comunicará a usted con todas las explicaciones conducentes, y si de todo resulta que usted vuelva al sendero que nuestro deber y la patria nos marcan, habrá dado un día de júbilo a su sincero amigo y afectísimo servidor, q. b. s. m.

Ignacio Comonfort

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.