Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1854

Se devuelve el Tratado de La Mesilla con modificaciones.
Washington, mayo 6 de 1854.

Sr. John S. Cripps
Encargado Interino de Negocios de Estados Unidos en la ciudad de México

Señor:

Varias cláusulas importantes del Tratado negociado por el genera1 Gadsden, enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en México, fueron modificadas por el Presidente, antes de ser enviado al Senado.

Esta Cámara añadió numerosas enmiendas.

Usted recibirá con ésta una comunicación de las enmiendas hechas por el Senado, así como una copia del Tratado tal como quedó modificado por el Presidente y el Senado.

El general Almonte, ministro mexicano en ésta, ha sido puesto en conocimiento de las enmiendas y las ha enviado a su gobierno.

Se presentaron graves dificultades para obtener que el Senado aprobase el Tratado tal como se presentó, a pesar de que esa Cámara se tomó la libertad de darle la forma más aceptable para él.

Fuera del Senado ha existido aquí gran oposición contra el Tratado y se supone que algunos de los que intentan que fracase, harán esfuerzos en México para que el gobierno de ese país lo rechace.

Es muy cierto —y México debería tener conciencia de ello— de que no puede lograr nada más ventajoso.

Al general Gadsden se ordenó regresar a su puesto a la mayor brevedad pero, estando en Carolina del Sur, no podrá tomar el vapor de Nueva Orleáns el día 14; un barco del gobierno lo transportará tan pronto como sea posible.

No hay tiempo que perder para que el asunto quede concluido, a fin de que las ratificaciones puedan ser canjeadas aquí el último día de junio.

Si se envía nuevamente el Tratado al Senado para una modificación tan poco importante como la ampliación de tiempo para intercambiar las ratificaciones, es de temer el grave peligro que implicaría una acción desfavorable de dicha Cámara.

Aunque al general Gadsden se le confiara la aprobación del Presidente Santa Anna a las enmiendas del Tratado y su ratificación en su forma actual, usted podría hacerle un buen servicio, antes de su llegada, preparándole el terreno para lograr un resultado favorable.

Con ese fin dirigirá todos sus esfuerzos, contrarrestando, hasta donde esté en sus posibilidades, la oposición de aquellos que están interesados en hacerlo fracasar.

No tengo duda alguna de que el general Gadsden será autorizado para asegurar al gobierno mexicano que el Presidente ratificará el Tratado en la forma que el Senado lo modificó y estará preparado para canjear las ratificaciones tan pronto como reciba la de México.

Supongo que el general Gadsden llegará a México con amplios poderes para actuar en este asunto 10 ó 12 días después de que usted haya recibido esta comunicación y confío en que, de parte del gobierno mexicano, no habrá vacilaciones ni dilaciones para llegar a una conclusión venturosa en esta prolongada negociación.

La única cuestión que ese gobierno tiene que decidir es la aceptación o rechazo del Tratado en su redacción actual, puesto que estoy persuadido de que cualquier intento de alterarlo la hará fracasar.

Soy de usted, etc....

William L. Marcy

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.