Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1854

El secretario de Estado instruye a Gadsden para que apremie al gobierno acepte las enmiendas al Tratado.
Washington, mayo 11 de 1854.

Sr. James Gadsden
Ministro de Estados Unidos en México

Señor:

Junto con esta comunicación usted recibirá una copia de las enmiendas hechas al Tratado concluido por usted con México el 30 de diciembre pasado.

Usted presentará la enmienda.

Puede estar seguro, por lo que se ha enterado, de que no hay esperanza de obtener posteriores enmiendas a un tratado diferente, pues sería rechazado.

Considerando la magnitud de nuestras dificultades con ese país, así como la intención de remover aquellas de carácter amenazador, el Presidente ha tomado la determinación de ratificar el Tratado así enmendado, si fuese aprobado y ratificado por el gobierno mexicano.

Yo confío en que podrá convencer a México de que la suma estipulada para el pago es generosa, considerando las concesiones y garantías hechas por ese medio.

Este es, ciertamente, el punto de vista de este gobierno.

Existía una vigorosa oposición en el Senado hacía el Tratado en su forma primitiva y la erogación de la suma requerida, para el cumplimiento de las estipulaciones, probablemente encontrará otra fuerte oposición en la cámara; sin embargo, existen buenas razones para creer que al Presidente se le proporcionarán los medios necesarios para resolverlo.

Si México propusiese hacer algunas alteraciones o dilatase su aprobación a las enmiendas, todas las ideas acerca de alguna modificación al Tratado deben ser abandonadas en el presente, por lo menos.

Yo estoy persuadido de que el Tratado, tal como está, peligraría si fuese enviado nuevamente al Senado para algún cambio de poca importancia.

Usted apremiará al gobierno mexicano a aceptarlo con las enmiendas del Senado.

Será inútil para usted continuar negociaciones con vista a ulteriores modificaciones, a causa de que no hay fundamento para esperar una diferencia esencial en su carácter pudiera recibir la aprobación del Senado, aun cuando el Presidente estuviera dispuesto a mandarlo a ese cuerpo.

Si para cuando el gobierno mexicano ratifique el Tratado, no hubiese razonables probabilidades de que su ratificación pudiera hacerse aquí dentro del término, la ratificación mexicana podría contener una cláusula ampliando el tiempo para el canje.

Es posible que el Senado (de los Estados Unidos) consintiera en tal ampliación.

Soy de usted, etc....

William L. Marcy
Secretario de Estado

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.