Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1853

Insiste Benito Juárez en que no ha desobedecido órdenes.
Jalapa, agosto 30 de 1853.

Señor prefecto y comandante militar de este distrito Benito Juárez ante V. S., con el respeto y consideraciones debidas, digo que habiéndome prevenido V. S. que marche inmediatamente a Huamantla, a donde se me mandó desde que salí de Oaxaca, cumpliré con esa suprema determinación en el momento que reciba los recursos que espero de mi casa para satisfacer los gastos de mi traslación y residencia en el punto a que se me destina; pero entre tanto creo conveniente a mi honor representar que la orden suprema que dispone mi traslación a Humantla fue dictada según se deduce de su contenido en el concepto de que yo me he fijado en esta ciudad desobedeciendo al Supremo Gobierno; mas en obsequio de la verdad debo decir que antes de la prevención que V. S. me ha hecho no había recibido orden alguna para ir a Huamantla, y por el contrario la de mi destierro expedida por el señor gobernador de Oaxaca y el pasaporte que se me dio y que existe en esta prefectura expresan que yo debía venir a esta ciudad a sufrir mi destierro de orden suprema.

Luego mi residencia en esta población deja de ser un acto de desobediencia, es más bien efecto del puntual cumplimiento de las órdenes de las autoridades.

En tal virtud, a V. S. suplico se sirva hacer presente lo expuesto en el informe que V. S. crea conveniente, ya respecto del pasaporte de que he hecho mención, como de la conducta que he observado durante mi residencia en esta ciudad al Excmo. señor gobernador y comandante general de este Estado, para que se sirva, como asimismo se lo suplico, elevarlo al alto conocimiento del Excmo. señor Presidente de la República, a efecto de que S. E. en vista de que de mi parte no ha habido desobediencia a sus respetables órdenes, se digne disponer que continúe mi residencia en esta ciudad.

Por tanto, a V. S. pido acceda a mi solicitud en lo que recibiré gracia.

Jalapa, agosto 30 de 1853.

Benito Juárez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.