Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1850

El Tratado no garantiza la soberanía de México en el Istmo de Tehuantepec.
México, junio 24 de 1850.

Honorable John M. Clayton,
Secretario de Estado de los Estados Unidos

Señor:

Se ha concluido el Tratado sobre Tehuantepec y tengo el honor de enviarlo a usted con un mensajero especial, que lo es Mr. Hammeken, de Nueva Orleáns, caballero de la mayor respetabilidad.

El Tratado, en todos sus pormenores, no es tal como yo lo deseaba; pero es lo mejor que ha podido obtenerse.

Es el mismo, con poquísimas alteraciones verbales, en que se había convenido el 8 del corriente, cinco días antes de la llegada de las instrucciones de usted, fecha 23 de abril, con que contestaba a mi despacho de 16 de marzo, número 8.

Después de recibidas, fue para mí una cuestión del más difícil carácter, la de si debía o no firmar el Tratado y que me mantuvo en la mayor perplejidad.

Negarme a firmarlo después de haber convenido en él, era dar fin a la negociación y, por supuesto, me colocaba en una posición sumamente embarazosa.

Mas, considerando el asunto en todas sus relaciones y consecuencias, creyendo que el espíritu de las instrucciones de usted no sería violado, conociendo que una mayor demora sería fatal a toda esperanza de hacer otro Tratado e inducido también por otras consideraciones de política y conveniencia, me he aventurado a aceptarlo y firmarlo, tal cual está.

Observará usted que he tenido cuidado de excluir toda idea de garantía por nuestra parte, de la soberanía de México, reduciendo nuestra accidental intervención únicamente a la protección de la vía de comunicaciones y al territorio inmediatamente adyacente y esto, en el sólo caso de ser requeridos por parte de México.

En cuanto a que otras naciones gocen de las mismas ventajas, no puede haber duda ni dificultad alguna, pues México está pronto a permitir a todas las naciones mercantiles, que gocen de las mismas ventajas y bajo las mismas condiciones que los Estados Unidos, con tal que lo soliciten de su Gobierno; pues él juzga que su propia dignidad exige que tal demanda se le haga directamente.

Tengo el honor de ser de usted, atento servidor.

Robert P. Letcher

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.