Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

          1859

          1858

          1857

          1856

          1855

          1854

          1853

          1852

          1851

          1850

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1850-1859 > 1850

Discurso pronunciado por Juárez en la clausura de las primeras sesiones ordinarias del soberano congreso del estado.
Oaxaca, 2 de octubre de 1850.

Señores diputados y senadores:

Conforme a la Constitución del Estado, el día de hoy debéis dar punto a vuestros trabajos legislativos.

El Gobierno ve con sentimiento este suceso, porque quisiera que los representantes del pueblo estuvieran siempre en actitud de dictar medidas prontas y eficaces que destruyan todos los abusos, y remuevan todos los obstáculos que privan a los oaxaqueños del goce completo de las garantías que les concede la Constitución o que embarazan la marcha de la administración pública, nulificando los esfuerzos de la autoridades; pero este deseo no puede realizarse, porque la ley constitucional limita el tiempo de vuestras deliberaciones y porque el Tesoro Público no basta para satisfacer los gastos que necesariamente debieran erogarse en las sesiones extraordinarias del Cuerpo Legislativo por largo tiempo.

Sin embargo, si no es dado hacer todo o que se quiere en beneficio de la sociedad, vosotros en el corto período de vuestras sesiones habéis puesto todos los medios, habéis hecho todo lo posible para satisfacer las necesidades más urgentes del Estado.

La salubridad pública, en estas circunstancias angustiadas en que la terrible epidemia del cólera diezma algunas de nuestras poblaciones; la recompensa de los servicios de los militares que se inutilicen o mueran en defensa de las leyes; el arreglo de la instrucción primaria en los pueblos del Estado; la reforma de las leyes que arreglan la administración de justicia; la organización del cobro de algunas de las contribuciones que forman el Tesoro Público.

He aquí los objetos importantes que han ocupado vuestra atención y absorbido vuestras meditaciones.

El gobierno, que conoce toda la importancia de las medidas que habéis sancionado, redoblará sus esfuerzos para llevarla al cabo, a fin de que produzcan los benéficos resultados que os habéis propuesto.

- Dije.

Oaxaca, 2 de octubre de 1850.

Benito Juárez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.