Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

          1849

          1848

          1847

          1846

          1845

          1844

          1843

          1842

          1841

          1840

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1840-1849 > 1849

Manifiesto que tranquiliza al pueblo de Oaxaca en ocasión de una frustrada sublevación.
Oaxaca, abril 1 de 1849.

Oaxaqueños:

Por un momento han logrado trastornar vuestro reposo, al principio de esta tarde, los enemigos del orden público, de nuestras leyes y de nuestro erario, que delirantes y desvergonzados aspiran a los puestos a que no los llamáis.

Hoy lograron introducir en el cuartel del batallón Guerrero a los miserables que pudieron comprar, y sorprendieron la guardia, que desconcertada de pronto, victoreó con ellos a las personas que proclamaban porque no hacían homenaje a un principio de progreso o a una ley conculcada, ni condenaban una arbitrariedad cometida; proclamaban solamente a un hombre que los engaña y que los paga.

Cuando en pocos momentos los jefes que vigilaban el cuartel y el oficial de la guardia pudieron establecer el orden, hicieron intimaciones a los amotinados, los aprehendieron y tuvieron por desgracia necesidad de usar de sus armas contra los que no cedían.

Al mismo tiempo me presentaba yo con el señor comandante general y tuve la satisfacción de recibir los honores militares, que en mi persona se hacen al Estado y a sus leyes, concluyendo el motín.

En nombre de Oaxaca doy gracias al pueblo de la capital, que me siguió por todos los puntos que recorrí con el señor comandante general, ofreciéndome sus brazos para sostener el orden y victoreando al gobierno del Estado.

Los jueces que conocen ya de la causa que se instruye contra los sediciosos, le darán por su parte satisfacción de la sangre derramada y del delito de sedición cometido, porque no se ha de trastornar impunemente el reposo público, derramando la alarma sobre una sociedad pacífica y morigerada; no se ha de derramar sangre impunemente por los rastreros intereses de una facción; no impunemente se violan a mano armada, ni de otro modo, las leyes y la Constitución del Estado.

La gratitud pública será el mejor premio del batallón Guerrero, que ocurriendo en pequeñas porciones, ya al cuartel, ya al lado de las autoridades, servía de escudo a la ley y al orden público, y subordinado, fiel y valiente, burló la sedición.

Continuad tranquilos, oaxaqueños: vuestras autoridades y lustra guardia velan por vuestra tranquilidad y por vuestras leyes.

Oaxaca, abril 1º. de 1849.

Benito Juárez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.