Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

          1849

          1848

          1847

          1846

          1845

          1844

          1843

          1842

          1841

          1840

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1840-1849 > 1848

Solicita se habilite para el comercio exterior el puerto de Huatulco.
Oaxaca, mayo 31 de 1848.

Gobierno del Estado de Oaxaca Excelentísimo señor ministro de Hacienda

Excmo. Señor:

Abatido hasta el extremo, como ya tengo expuesto a V. E. en mi comunicación de 29 del que hoy termina, el comercio de la grana y el algodón, que antes formaban la riqueza de este estado, es un deber imprescindible de los encomendados del poder en él el promover todo aquello que conduzca a su engrandecimiento y prosperidad, procurando no sólo remediar los males que por la decadencia de dichos ramos se experimentan, sino poner en acción otros que proporcionen a los ciudadanos iguales, si no es posible mayores ventajas.

Siguiendo este principio, conforme con los deseos que siempre me han animado de ser útil a mis conciudadanos, dispuse la instalación de una junta compuesta de personas notables que se encargara de proponer a este gobierno los medios de llevar adelante el proyecto de abrir un camino carretero desde esta ciudad hasta Huatulco, porque estoy en la certeza de que la introducción de efectos extranjeros por ese puerto habilitado, como se supone, por el Supremo Gobierno, dará incalculables ventajas al comercio, al mismo tiempo que a la agricultura y a las artes, que hoy guardan aquí el estado más triste.

La junta de que antes de hablado, presentó ya al Gobierno, como resultado de sus trabajos, un proyecto de decreto que someteré a la deliberación del Cuerpo Legislativo, el que no dejará de tomarlo en consideración por su importancia y los felices resultados que debe producir a la población: pero tropezará tal vez, y lo retraerá de acometer a esa empresa la incertidumbre de que se abra el puerto, y yo convengo en que sin seguridad en esto no es prudente hacer el gasto que esa obra demanda, que sería enteramente perdido, así como del otro modo sería muy útil, pues tratándose de expeditar también el camino de Veracruz, esta empresa supliría en parte la de comunicar los dos mares que tanto se está dificultando.

Quisiera, para no molestar la atención de V. E., pasar en silencio otras razones que militan a favor de esta solicitud; porque a la penetración del Supremo Magistrado de la República no pueden ocultarse ni tampoco la situación lastimosa de estos infortunados pueblos, que indudablemente mejoraría; pero me veo en la necesidad de hacerlo, no obstante que salta a la vista la justicia de este pedido.

En efecto, todos los estados de la República, que como en el de Oaxaca se extiende su población hasta las costas, tienen abierto el comercio con las otras naciones y gozan con esa garantía lo que a ningún pueblo puede negársele sin obstruirle los medios de civilización y prosperidad porque todos anhelan, y estos bienes son la consecuencia de la habilitación de los puertos.

¿Habrá, pues razón para que Oaxaca no goce de ese beneficio, cuando está en paralelo con los otros estados y es acreedor como ellos a las mismas preeminencias que disfrutan?

Claro es que no y que el Gobierno Supremo tendrá en consideración este pedido, porque así es conforme con la justicia y por el impulso que con esta medida recibirán los ramos todos que hoy forman la dicha de las naciones civilizadas.

El gobierno del estado confía en la rectitud del Excmo. señor Presidente y en que V. E. tomará el mayor empeño en el buen despacho de este negocio, convencido de las razones de utilidad y conveniencia pública, que hacen necesaria la adopción de esta providencia.

Protesto a V. E. las seguridades de mi aprecio.

Dios y libertad, Oaxaca, mayo 31 de 1848.

Benito Juárez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.