Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

          1849

          1848

          1847

          1846

          1845

          1844

          1843

          1842

          1841

          1840

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1840-1849 > 1847

El general Pedro María Anaya, presidente de la república.
Oaxaca, noviembre 25 de 1847.

Excmo. señor ministro de Relaciones Interiores y Exteriores, (Manuel de la Peña y Peña)
(Querétaro)

Excelentísimo señor:

Con la mayor satisfacción me he impuesto de la nota de vuestra excelencia [V. E.] de 12 del actual, (1) en que me comunica haberse encargado del supremo Poder Ejecutivo de la República el excelentísimo señor general de brigada don Pedro María Anaya, a consecuencia del decreto del Congreso General en que se le nombró presidente interino de la misma.

El mérito personal de su excelencia [S. E.], las pruebas inequívocas que tiene dadas de su amor a la libertad y a las instituciones que nos rigen, los relevantes servicios que ha prestado a la patria y, sobre todo, la decisión en que se halla para conservar ileso su decoro, hacen concebir las más grandes esperanzas a la nación en un porvenir de felicidad o por lo menos el remedio de los graves males que le afligen, y esta seguridad que da la necesaria a los pueblos para afirmarse en las garantías que les concede la ley es un justo motivo para que aplaudan, como lo hace este gobierno, el acertado nombramiento que la representación nacional ha hecho en el excelentísimo señor general don Pedro María Anaya, y de que antes se ha hecho referencia.

El que S. E. ha verificado en la persona de V. E. para el despacho del ministerio de Relaciones Interiores y Exteriores, confirma la idea que se ha formado este gobierno del programa de la actual administración, porque de su patriotismo y luces todo debe esperarse.

Felicito, pues, a V. E. y por su conducto al Excmo. señor presidente de la República, por su elevación a la suprema magistratura, puesto tan honroso como digno del mérito que distingue a S. E., a quien, como a V. E., protesto las seguridades de mi respetuosa consideración y aprecio.

Dios y Libertad.

Oaxaca, noviembre 25 de 1847.

Benito Juárez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.

Notas:

(1) Según otras fuentes, esto ocurrió el 14 de noviembre.