Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

          1839

          1838

          1837

          1836

          1835

          1834

          1833

          1832

          1831

          1830

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1830-1839 > 1838

Préstamo refaccionario del Banco de Avío a Victoria con libramientos de las aduanas marítimas por carecer de dinero efectivo.
México, febrero 17 de 1838.

En la ciudad de Méjico á diez y siete de febrero de mil ochocientos treinta y ocho ante mí el escribano público del número y testigos, el excelentísimo señor general de división Don Guadalupe Victoria residente en esta misma ciudad y á quien conozco dijo:

Que necesitando cien mil pesos para fomento de sus fincas ocurrió á la Junta Directiva del Banco de Avío donde hizo la correspondiente solicitud documentada á consecuencia de la que se resolvió lo que aparece de la certificación que tengo á la vista, que con la lista de las fincas presentadas para la caución de la referida cantidad en todo á la letra como sigue.

El ciudadano Victoriano Roa capitán retirado de ejército y secretario de la Dirección del Banco de Avío.

Certifico que en sesión de cinco del presente se dio cuenta á esta junta directiva con la solicitud del señor general Don Guadalupe Victoria sobre que se le auxilie por el Banco con la cantidad de cien mil pesos para fomento de sus fincas rurales del Jobo y anexas en el estado de Veracruz y La Peña y anexas en el de Puebla las siembras de cacao, café, algodón, tabaco, pimienta, y cualesquiera otro ramo de industria de conocida utilidad para la nación y necesaria para el fomento de la empresa.

Y habiéndose dado cuenta igualmente con el dictamen de la comisión respectiva en que opina de conformidad con la solicitud del excelentísimo señor Victoria por cuanto á que los ramos de industria que se propone fomentar son de aquellos que están mandados pro tejer por el artículo 8 diez de ley de diez y seis de octubre de ochocientos treinta y por la caución que ofrece de la hipoteca general de todos sus bienes, y la especial de las referidas fincas de su pertenencia como consta por menos de la lista que dicho señor ha presentado y obra en el expediente de la materia y que en copia se acompaña á este certificado, las que ha expresado tener gravadas en la cantidad de diez y seis mil setecientos sesenta y cuatro pesos como lo acreditara con el respectivo testimonio de cabildo, siendo el resto de su valor suficiente á cubrir la cantidad pedida se considera bastante para la seguridad del capital y sus réditos: vistas pues y consideradas por la Junta todas estas circunstancias y discutido detenidamente el asunto acordó de conformidad con el expresado dictamen acceder á la referida solicitud bajo las calidades siguientes.

Primera: que no habiendo a la razón dinero efectivo del fondo ni en el lugar de su depósito, que es la Casa de Moneda ni en ninguna de las aduanas marítimas solo podrá ministrarse el auxilio pedido en libramientos contra la recaudación sucesiva que se le haga en aquellos del veinte por ciento que corresponde al Banco, de los derechos que pagan los generas de algodón extranjeros y que en caso de convenir el interesado recibir dicho auxilio en los términos referidos se comprometerá á no reclamar en ningún tiempo la perdida que sufra en la enajenación de sus libramientos, sino es en la diferencia del cambio de una plaza á otra, como cuando se libra sobre dinero efectivo y á la vista, que es lo único que el Banco pudiera perder para recoger sus capitales y á la que se contrae el articulo treinta y ocho del reglamento de esta Dirección.

Segunda. Que el expresado capital lo retendrá el interesado en su poder por el termino de nueve años á deposito irregular de un cinco por ciento anual cuyo rédito pagará en esta capital por tercios cumplidos en moneda doble del cuño mejicano, o nombrará en ella en caso necesario, una persona suficientemente expensada que los satisfaga, entendido que ni dichos réditos ni el capital que los causa han de ser enterados en pólizas ó vales de la Hacienda Pública sino precisamente en numerario.

Tercera. Que se ha dé comprometer á no invertir el todo ó en parte de aquel en otra cosa alguna ajena de su objeto, sino precisamente para el que lo ha pedido, en el concepto de que el término que se concede para plantar dicha empresa es el indispensablemente necesario para realizar las órdenes que se le expidan al efecto, pues que si se comprobaré que esta se ha efectuado sin haberse verificado aquella sin causa ni motivo justo se recogerá el capital y sus réditos de las cosas hipotecadas é introducidas de nuevo á la negociación.

Cuarta. Que los citados réditos han de comenzar á causarse desde el momento en que realice dicho excelentísimo señor el todo ó parte de las referidas ordenes satisfaciéndolos á medida de las cantidades que reduzca á numerario.

Quinta. Que la Junta queda facultada para imponerse cada vez que le parezca del estado que guarda la negociación y aun á pedir los libros y examinar las cuentas, á cuyo fin podrá nombrar un visitador ó un interventor, si todavía fuese conveniente esta medida pagados uno ú otro por cuenta del empresario y con arreglo á la asignación que les hiciese esta junta.

Sesta. Que para la mayor seguridad de estos fondos ha de ser estimado el Banco como un verdadero refaccionario á fin de que sus capitales disfruten de los privilegios que las leyes conceden á esta clase de acreedores.

Y habiendo sido admitidas por el excelentísimo señor Don Guadalupe Victoria las condiciones de que se ha hecho mención doy la presente para que pueda entenderse la correspondiente escritura en Méjico á once de diciembre de mil ochocientos treinta y cinco.

Victoriano Roa.

Secretaría de la Dirección del Banco de Avío para fomento de la industria nacional.

Lista de las fincas rurales que posé el que subscribe.

En Veracruz.

El Jovo.

Cuespalapa.

Separado aunque anexo á la anterior hacienda.

Tulapá.

Sabrestos.

Candelario.

San Marcos.

Solteros.

Mesa Grande.

Mesa Chica y Laja.

Mapilca.

Larrios.

Piedra Grande.

El Rincón.

Tesquitipa.

Masacapa.

En Puebla.

La Peña ó Cabellos Blancos.

Santa Ana Chichilintla separado aunque anexo á la anterior hacienda.

El Alazán.

San Lorenzo y la Asunción.

Méjico siete de diciembre de mil ochocientos treinta y cinco. Guadalupe Victoria.

Es copia de la que obra en su expediente.

Victoriano Roa.

Secretario.

Que debiendo precederse en consecuencia al otorgamiento de la correspondiente escritura poniéndolo en efecto por la presente y en aquella vía y forma que mas haya lugar en derecho firme y valedera sea el expresado señor Don Guadalupe Victoria otorga: que en los términos prevenidos en las condiciones incertas se obliga tan luego como aparezca haber recibido las cantidades que se mencionan hasta el completo de los cien mil pesos de que trata esta escritura á tenerlos en su poder en depósito irregular ó como más haya lugar por tiempo de nueve años, al rédito de un cinco por ciento anual que pagará en esta ciudad por tercios cumplidos bien y llanamente sin contienda de juicio y si la hubiere con las costas y salarios de la cobranza deferido su monto en el simple juramento del actor sin otra prueba de que le releva, refiriéndose en todo en cuanto á la fecha en que deba comenzar a correr dicho rédito y contarse la de la imposición del capital á lo pactado expresamente en las condiciones segunda y cuarta de las incertas, y fenecido que sea el tiempo de este depósito volverá y pagará al mismo Banco de Avío o á quien su poder causa y derecho representare los expresados cien mil pesos mencionados, y aunque su entrega no sea por ante escribano que de ella de fe renuncia las leyes del no entrego [de] prueba del recibo y demás del caso y el decir ni alegar lo contario por lo que desde ahora para entonces otorga recibo en forma: que aunque pase más tiempo del estipulado para devolver los cien mil pesos referidos no por eso alegará lapso de término ni novación de contrato sino que se entenderá vigente dicha escritura por lo que respecta al capital y réditos, hasta que se verifique el integro pago de todo.

Y para el seguro de la mencionada cantidad y sus réditos hipoteca especial y señaladamente sin que la general la derogue ni por el contrario, todas las fincas rústicas expresadas en la incerta lista que solo se hayan gravadas en los diez y seis mil setecientos sesenta y cuatro pesos arriba mencionados como lo acreditará con la correspondiente certificación que presentará á la Junta según tiene ofrecido; obligándose como se obliga el señor otorgante á que entretanto no redima dicho capital y réditos no podrá vender, ceder, donar, cambiar, ni en manera alguna enajenar dichas fincas y haciéndolo sea nulo de ningún valor ni efecto y las pueda sacar el Banco de Avío de tercero y más poseedores y con citación del señor otorgante ó sin ella venderlas y de su producido hacerse entero y cumplido pago hasta de las costas que se recrecieren: que en cualquier tiempo aunque pase el prefinido por la ley podrán hacerse las anotaciones de hipotecas que exijan las cantidades que de los cien mil pesos mencionados se entreguen al señor otorgante quien para ello presta su consentimiento y se obliga á que de su cuenta se verifiquen dichas anotaciones.

Y á la guarda firmeza y cumplimiento de esta escritura obliga el excelentísimo señor otorgante además sus bienes habidos y por haber y con todo se somete á la jurisdicción de los señores jueces competentes que de sus causas y negocios puedan y deban conocer para que a lo dicho lo compelan y apremien como si fuese por sentencia consentida y pasada en autoridad de cosa juzgada, renuncia su propio fuero domicilio y vecindad las leyes de su favor y defensa con la general del derecho en forma.

Y estando presentes los señores coroneles don José Gómez de la Cortina vicepresidente del Banco de Avio y don Ignacio Leal secretario del mismo habiendo oído y entendido el tenor de esta escritura dijeron:

Que á nombre de dicho Banco la aceptan como ella es y se contiene y obligan los fondos del mismo Banco á su guarda firmeza y cumplimiento en la parte que les toca y firmaron todos siendo testigos Don Melquiades Cobarrubias, Don Ricardo Castillo y Don Domingo Negreiros de esta vecindad de que doy fe.

Guadalupe Victoria

[Rúbrica]

José Gómez de la Cortina

[Rúbrica]

Ygnacio Leal, secretario

[Rúbrica]

Fuente original:

AGNOt (Archivo General de Notarías), Ramón Villalobos. Notaría 715. Vol. 4 827. Acta. 8 752.

Fuente:

Carlos Herrejón Peredo y Carmen Saucedo Zarco. Guadalupe Victoria. Documentos. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. Secretaría de Educación Pública. México, 2012. Primera edición. 557 pp.