1838
Manifiesto y Plan de Alejo Espinosa.
Colima, 23 de diciembre de 1838.


MANIFIESTO Y PLAN DE ALEJO ESPINOSA.

COLIMA, 23 DE DICIEMBRE DE 1838.

Mexicanos:

Desde 1835 en que por una facción fué destruida la constitución que en 824 se dió libremente la nación, una serie de desgracias que tienen su origen en el monstruoso clubs que no dió el código central, han ido preparando la ruina de la patria y la desorganizacion social.

No nos decenderémos en el detalle de estas desgracias lamentables, que por su deformidad son bastantemente conocidas, decenderémos pues á hacer una ligera reseña de los males que hoy nos aflijen.

Siete meses ha que los mexicanos estamos viendo con ira el atrevido ultimatum que la orgullosa Francia arrojó contra las murallas de S. Juan de Ulúa, y aguardándolo [... ] de nuestro gobierno solo á él hemos estado dirigiendo nuestras miradas: empero llegó al infausto dia 23 de Noviembre y su triste espectativa degeneró en desesperacion y rabia contra él y sus invasores.

Porque á la verdad, siete meses de [ilegible en el original] tar á los pueblos más medios de salvación, que pomposos razonamientos y adormecedoras protestas, indican ó una traición inaudita, ó una torpeza é ineptitud inconcebible que de cualquiera manera nos condujera á la servidumbre.

El evidente peligro que amenaza á la nación ha exasperado ya la calma y prudencia del ciudadano mas apasible.

El rendimiento del castillo de Ulúa y toma de la plaza de Veracruz causa hoy la admiración pública, y por un cálculo exactamente tirado todos concluyen hallarse en esta parte una trama concertada que aún permanece envuelta en las sombras del misterio.

Hay conjeturas legales y positivas que vehementemente nos dan sus solución.

Una de ellas y la más marcable, es la tenaz oposición de algunos comandantes de armas, principalmente el de Colima, en oponerse de todas maneras á la organización y disciplina de la milicia que con el título de defensora de la patria se trató de establecer.

Y cuando la nave del estado peligra, cuando la nación misma no encuentra en su gobierno la menor esperanza de salvación, ¿quién arrostrando toda clase de peligros y venciendo obstáculos sin cuento no volará á salvar á su patria?

Impelidos, pues, la guarnición de esta plaza y demás ciudadanos que suscriben, por causas tan poderosas, han pospuesto al bien general la tranquilidad y reposo que disfrutan en el seno de sus familias; han abandonado por último sus intereses todos, precipitándose al peligro para coadyuvar á la libertad de su cara y adorada patria, despedazando intrépido el guante que el envanecido Luis Felipe ha arrojado sobre las playas de Veracruz.

Estas son únicas miras de ambición, y las que juran observar bajo las bases que expresan los artículos siguientes.

1°. Consecuente á los votos generales de la nación, protestan sostener á todo trance la independencia nacional, y secundan las peticiones de los virtuosos y beneméritos soldados de la patria Urrea, Palafox, Guzmán, Montenegro y Velez, circunscritas á la restauración del gobierno representativo popular federal, con las reformas que una convención le hiciere.

2°. En consecuencia, se substraen de la obediencia del actual gobierno, y en el entretanto se realizan las pretensiones indicadas en el artículo anterior, este territorio se gobernará según las bases de la constitución de 1824.

3°. El actual señor prefecto (que en los sucesivo será denominado gefe politico) y demás empleados actuales, que se adhieran á este plan y merezcan la confianza, continuarán en el desempeño de sus atribuciones; en caso contrario serán removidos de sus encargos y substituidos según corresponda.

4°. Establecido el gobierno político, su primera y principal atención será prepararse para la guerra contra los franceses, llamando al servicio de las armas a las milicias permanente, activa y cívica, reasumiendo en sí el gobierno político y militar, ínterin se encarga de este último un gefe de graduación.

5°. Se establece un consejo de gobierno compuesto de tres individuos nombrados por una junta general de vecinos, con... [ilegible en el original] ...co todas sus medidas, tanto en lo político como en lo militar, ínterin dure con este encargo, pudiendo únicamente obrar por sí en los casos en que por su sencillez no lo necesite, ó por la urgencia no de lugar á ocurrir al consejo.

6°. El señor gefe político, de acuerdo con el consejo, dictará todas las disposiciones conducentes para aumentar la fuerza armada y proporcionar todos los recursos para el sostén de la guerra nacional y la ejecución de los artículos anteriores.

7°. Este plan se comunicará al señor prefecto y demás autoridades y empleados de este territorio, y á los Escmos. Sres. gobernadores y comandantes generales de los departamentos, excitando su patriotismo para que se sirvan secundarlo y cooperar por su parte á la consecucion de los loables objetos que se proponen en el artículo primero.

Fuente:

Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo.  México, 1998. p. 164-165.