Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

          1839

          1838

          1837

          1836

          1835

          1834

          1833

          1832

          1831

          1830

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1830-1839 > 1836

Proclama del comandante de los departamentos de Nuevo León y Tamaulipas.
15 de diciembre de 1836.

PROCLAMA DEL COMANDANTE DE LOS DEPARTAMENTOS DE NUEVO LEÓN Y TAMAULIPAS.

15 DE DICIEMBRE DE 1836.

COMPATRIOTAS:

Nada de misterio encontraréis en mis operaciones de la noche anterior: ellas han tenido únicamente á abogar en su misma cuna, el germen de una sedición espantosa y criminalisima que preparaban é iban a consumar aquellos genios á quienes guía la estrella fatal de nuestra patria, empeñados en derrocarla para siempre.

Hombres corrompidos, sin prestigio, sin bienes, sin opinión y sin patria, á quienes habéis admitido bondadosos en el seno de vuestra sociedad, y algunos Mejicanos indignos de llevar este nombre sagrado, combinaron el plan más infame que pudieron inventar sus criminales cabezas.

La restitución del odiado sistema que habéis estinguido; la venida del faccioso Mejía que hace un año os invadiera con un puñado de piratas: la entrega consiguiente de esta hermosa poblacion á los sublevados de Téjas: el asesinato de varios ciudadanos empleados en el servicio de la Nacion, el robo, la anarquía en fin, impulsada con la usurpación de algunos capitales, particularmente con los que se hallaban depositados en la Aduana Maritima.

He aquí, conciudadanos, los principales apoyos de ese plan nefando; de ese abominable aborto del crimen, cuyo combustible se apagó anoche mismo, como tengo el placer de anunciaros, quedando asegurados yá todos los que os iban á presentar nuevas escenas de luto y dolor.

Tiempo hace que me hallaba con frecuentes avisos de sus negras maquinaciones; mas mi corazón se hacía violencia para creerlas, y aunque mi vigilancia se redobló para vuestro sosiego, á nadie se había perseguido ni aún de aquellos mismos á quienes la opinión pública tenía marcados: ya le habéis visto.

Pero enorgullecidos con este disimulo que atribuyeron á debilidad o inercia, se descararon al fin, intentando seducir á varios oficiales honrados y á la misma tropa que cuida de vuestra tranquilidad para consumar la obra de su iniquidad; yá iban á levantar el cuchillo para descargar el golpe... ¡Miserables!

El que suscribe tuvo la fortuna de evitarlo al momento en que se precipitaba: y bien pronto recibirán aquellos el castigo que la ley debe lanzar sobre sus cabezas.

Tal es, mis amigos, el origen de los arrestos ejecutados la noche anterior, con un comedimiento desconocido entre esa gente desmoralizada que os aterró tantas veces.

Me hallo seguro en el testimonio de vuestras virtudes y civismo, de que serán los últimos que la necesidad y el deber me obliguen á ordenar.

El poder de las armas que se me han confiado, yo os lo juro, jamás se empleará mas que en hacer acatar la ley, el Supremo Gobierno y Autoridades establecidas.

Los soldados que me obedecen son vuestros hermanos, se honran con ese título y se sacrificarán todos para proporcionar los bienes inmensos de la paz.

¡Pero hay de aquellos infortunados que nuevamente intentaron robárosla! Sobre ellos caerá sin duda el peso enorme de la ley ultrajada, de vuestro odio, y ecsecración!

Juzgo inútil invitaros al orden porque sería ofenderos, suponiendo que desconocéis sus inestimables frutos; quiero pues, gustarlos a vuestro lado, y me desvelo en que no os envuelva la tea incendiaria que se acaba de apagar.

Confiad en mi vigilancia, ayudadme á mantenerla en vigor, y contadme siempre en el número de vuestros más sinceros amigos.

Santa-Anna de Tamaulipas, Diciembre 15 de 1836.

José de las Piedras

Fuente:

Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo.  México, 1998. p. 121-122.