Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

          1839

          1838

          1837

          1836

          1835

          1834

          1833

          1832

          1831

          1830

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1830-1839 > 1834

Plan salvador que muchos federalistas proponen a las honorables legislaturas de los estados y al Presidente de la República, para el restablecimiento de la paz.
19 de junio de 1834.

PLAN SALVADOR QUE MUCHOS FEDERALISTAS PROPONEN A LAS HONORABLES LEGISLATURAS DE LOS ESTADOS Y AL E.S. PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, PARA EL RESTABLECIMIENTO DE LA PAZ. EN LUGAR DE ADHERIRSE AL PLAN DE CUERNAVACA LOS FEDERALISTAS PROPONIAN SUSPENDER LOS DOS DECRETOS MÁS REFORMISTAS CONTRA EL CLERO, APOYABAN A SANTA ANNA, PERO TAMBIÉN AL CONGRESO GENERAL QUE DEBÍA REUNIRSE EN SESIONES EXTRAORDINARIAS.

19 DE JUNIO DE 1834.

Art. 1°. Se sostendrán en toda su fuerza los dogmas de la religión católica, apostólica y romana.

Art. 2°. Se suspenderán los efectos de las leyes de 17 de diciembre y 22 de abril últimos sobre la provisión de curatos, hasta que el congreso general las derogue expresamente, quedando en consecuencia repuestos los obispos y demás autoridades eclesiásticas que resistieron su cumplimiento.

Art. 3°. Las autoridades, corporaciones ó personas á quienes corresponda canónicamente proveer las piezas eclesiásticas vacantes y que vacaren, podrán hacer libremente la provisión de individuos que sean mejicanos por nacimiento, sujetándose á la esclusiva que hasta aquí han ejercido el gobierno general y los de los estados. Unicamente no podrán proverse las canongías vacantes y que vacaren en los cabildos de las catedrales.

Art. 4°. Las legislaturas particulares arreglarán el ejercicio de la exclusiva por lo que respecta á las piezas eclesiásticas existentes en sus territorios, ya pertenezcan al clero secular y al regular; y fijarán reglas según las cuales deban ser removidos de sus destinos los eclesiásticos cuando perturben ó intenten perturbar el orden público.

Art. 5°. Toca á las legislaturas particulares permitir ó negar la creación de nuevas corporaciones ó funcionarios eclesiásticos en sus respectivos territorios, como también cuidar que no se exija contribuciones desiguales ó sin moderarar para el sostén del culto y sus ministros.

Art. 6°. Respecto de los bienes que pertenecen á las comunidades religiosas existentes, se reconoce un derecho de propiedad tan sagrado como el de cualquiera corporación civil.

Art. 7°. Si iniciará la supresión de la facultad 12 del art. 50 de la constitución federal.

Art. 8°. Se reconocen por legítimos representantes de la soberanía nacional en cuanto al poder legislativo, á los individuos que actualmente componen el congreso general; en cuanto al ejecutivo el general de división D. Antonio López de Santa-Anna, y en cuanto al judicial, á los individuos que lo ejercen en la actualidad o lo ejerzan en lo succesivo según las leyes. Igualmente se reconoce la legitimidad de las autoridades superiores e inferiores de los Estados, cuya misión no haya concluido legalmente.

Art. 9°. Se instalará el consejo de gobierno, y convocará al congreso general para sesiones estraordinarias que se abrirán el día primero del próximo octubre.

Art. 10°. En las sesiones de que habla el artículo anterior, no podrán tratarse más asuntos que los siguientes:

1°. Los comprendidos en este plan;

2°. Las iniciativas hechas ó que se hicieran sobre reformas de la constitución general;

3°. Los proyectos de ley sobre arreglo de la hacienda pública, que quedaron pendientes en las sesiones ordinarias;

4°. El arreglo del derecho de peticiones;

5°. El proyecto sobre reducción y simplificación de los códigos legales.

Art. 11°. Ni el distrito y territorios ni los Estados, darán contingente de hombre para las tropas permanentes y activas hasta que el congreso general resuelva definitivamente el núm. que deba haber en unas y otras.

Art. 12°. En las Capitales del Distrito, de los Estados y Territorios, no podrá residir tropa alguna permanente ó activa particularmente al tiempo de celebrarse las elecciones del presente año, que se tendrán por nulas no cumpliéndose este artículo.

Art. 13°. Se correrá un velo sobre todo lo acaecido, con motivo de las desaveniencias ocurridas entre el congreso general y el presidente de la República, siempre que éste adopte el presente plan en todo el mes de la fecha.

Art. 14°. Los congresos generales y particulares concederán amnistia á todos los pronunciados, á las autoridades que hayan emanado de los pronunciamientos y a las que los hayan promovido o disimulado, con tal que adopten este plan en todo el mes presente.

¡Viva la religion!

¡Viva la federacion!

¡Viva la paz!

¡Mueran los tiranos!

Fuente:

Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo.  México, 1998. p. 84-85.