Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

          1839

          1838

          1837

          1836

          1835

          1834

          1833

          1832

          1831

          1830

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1830-1839 > 1834

Plan de Toluca.
31 de mayo de 1834.

PLAN DE TOLUCA.

31 DE MAYO DE 1834.

Convencido íntimamente de que la soberana voluntad de los pueblos que la componen se ha explicado por sostener la Religión Santa que profesamos, y que de varios modos se ha conculcado por los que hasta ahora han fungido de representantes del Estado; que no satisfechos estos con obsequiar las resoluciones cismáticas de las cámaras de la unión, han dictado por su parte cuantas han creido á proposito para llegar al fin inicuo de descatolizar al pueblo y acabar con su creencia; que para adormecerlo en los momentos mismos en que se separaba á explicar públicamente sus votos en defensa de la iglesia han preparado un plan indigesto de pronunciamiento en favor de la Religión que decretan: que la sola lectura del decreto sancionando basta para que el más incauto concozca haber sido dictada con el objeto de contener el torrente impetuoso de la opinión y voto de los pueblos, manifestada en diversos pronunciamientos verificados en algunos distritos y proxima á explicarse los restantes: que siendo el pretendido pronunciamiento tan sincero como el verificado en Puebla por el sanguinario Furlong y aquella legislatura y estos supuestos puede producirlos mismos funestos resultados en un pueblo justamente indignado con tal engaño, y el ultraje que se ha hecho al Todo-Poderoso invocando su Divina Providencia para insultarlo; pero no debo desoir por más tiempo los clamores de mi propia conciencia que con voz penetrante que insta por consagrarme á la defensa de la más sagrada de las causas, ni despreciar tampoco las enérgicas insinuaciones de mis caros compatriotas y de hombres en fin muy respetables por su haber y virtudes cívicas y morales.

Que mi profesión de soldado de la patria, por quien siempre he peleado, me obliga más que á cualquier otro á defenderla de los crueles ataques que se le infieren; que aun cuando no tuviera otro título que el de ciudadano mexicano, éste solo bastaría para prestar mi brazo en favor de mis oprimidos compatriotas; que los pronunciamientos simultáneos que se están verificando en distintos puntos del Estado, aunque muy laudables por su objeto, careciendo de la unidad, organización y punto de apoyo, deben producir efectos diversos, ó tal vez contrarios á los que se proponen sus autores, y por último que habiendo sido visto con el más grande desprecio el ridículo cuanto falso pronunciamiento de la legislatura, en términos de no haber merecido la más ligera aclamación del pueblo, no puedo equivocarme acerca de sus ideas y sentimientos, así como él tampoco se equivoca en el origen y objetos del referido plan, ha resuelto proclamar el que consta de los artículos siguientes:

1°. Estando la voluntad el Pueblo Toluqueño en abierta repugnancia con las leyes y decretos de proscripción de personas; las que han dictado sobre reformas religiosas; y todas las demás que se han expedido traspasándose los límites prescritos en la Constitución general y particular del Estado, protesta su nulidad y no admitir otras en igual sentido.

2°. El Pueblo reclama respetuosamente la protección de estas bases justas y legales al Escmo. Sr. Presidente de la República D. Antonio Lopez de Santa Anna, como la única autoridad que hoy se halla en la posibilidad de dispensarla.

3°. El Pueblo declara que no han correspondido á su confianza los diputados que han prestado su consentimiento para la sanción y publicación en el Estado de los decretos referidos, y espera que así ellos como los funcionarios que se han obstinado en llevar adelante las revoluciones de esta clase, se separen de sus puestos y no intervengan en contra ni en favor de esta manifestación, hasta que la nación representada de nuevo, se reorganice conforme á la Constitucion federal y del modo más conveniente á su felicidad.

4°. Para el sostenimiento de las providencias que dicte el Escmo. Sr. Presidente de conformidad con las ideas que van expresadas se le ofrece la eficaz cooperación de la fuerza que se tiene aquí reunida.

5°. Se circulará este plan á todos los distritos del Estado para que los pronunciados ya, digan si reforman en pronunciamiento sujetándolo á estas bases y los no pronunciados aún, manifiesten si se adhieren á él, poniendo unos y otros en contacto con esta capital.

6°. Los Prefectos y demás funcionarios públicos del Estado que no obren en consonancia absoluta con este plan, cean considerados en el caso del art. 30. y sustituidos interinamente por los individuos que merezcan la confianza pública de los partidos y cabeceras de distrito.

7°. Nadie será molestado por meras opiniones, sean cuales fueren ó hayan sido, quedando absolutamente garantizadas las personas y propiedades de los ciudadanos: pero el que obre en sentido contrario este plan sea castigado con arreglo á las leyes.

Toluqueños no tenéis motivo para dudar de las rectas intenciones que me guíen; cuando en la anterior administración considerada y tortuosa la marcha del ministerio, me vísteis tomar las armas y secundar el grito del Escmo. Caudillo Zempoalteco y aunque ahora mi conducta parezca incongruente, y así se nombre por algunos los sopentes y pensadores al contrario la reputarán por unos conforme á la de un hombre honrado que mirando solo las cosas y no las personas se pone siempre al frente de la opinión nacional y aborrece el crimen donde quiera que se encuentra: como paisano y amigo nuestro muy relacionado con vosotros, conozco que estáis decididos por los anteriores artículos: si así fuere, ratificadlos y yo os prometo que estaré al frente de nosotros para sostenerlos a todo trance; pues si desgraciadamente me he equivodado, esperad con franqueza vuestra opinión y por más que sea contraria a éstas indicaciones, estad seguros de que mis compañeros de armas y yo sabremos respetarla, triunfando de este modo un homenaje á la verdadera libertad.

Toluca mayo 31 de 1834.

José Vicente Gonzalez.

A los 31 días del mes de mayo de 1834.

En la ciudad de Toluca, Capital del Estado libre y Soberano de México, reunidos todos los jefes, oficiales y tropa de los cuerpos de esta guarnición, se les leyó por el Sr. Coronel D. José Vicente González, Comandante principal de la demarcación, el plan que antecede y convencidos de los loables fines á que se dirije, no han dudado un momento en secundarlo unánimemente adhiriéndose en un todo y jurando sostenerlo a toda costa y al efecto lo firmaron.

Fuente:

Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo.  México, 1998. p. 81-83.