Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1829

Decreto del gobierno en uso de facultades extraordinarias. Arbitrios para un fondo destinado á los gastos de la guerra contra los españoles.
Septiembre 15 de 1829.

1.- Para atender á los gastos de la guerra contra los españoles y demas que exigen las circunstancias extraordinarias de la nacion, se creará un fondo destinado exclusivamente á este objeto, con los arbitrios, y en los términos siguientes:

DIRECCION DEL FONDO.

2.- Se establecerá en México una oficina dependiente del ministerio de hacienda, compuesta de un director, un contador, un tesorero, y los empleados subalternos, que á juicio de estos jefes fueren indispensables.

3.- Ni los jefes ni los subalternos de esta oficina, disfrutarán sueldo ni gratificacion alguna por este encargo, que por lo mismo se confiará á cesantes, pensionistas, jubilados, empleados en otras oficinas ó personas acomodadas.

4.- Habrá un comisionado general de la direccion, un tesorero y un contador en cada una de las capitales de los Estados y Territorios, propuestos por sus respectivos gobernadores ó jefes políticos, y nombrados por el gobierno general, y además otros comisionados subalternos en los demas lugares que fuese necesario á juicio de los principales, á propuesta de éstos y con aprobacion del goberbador ó jefe político.

5.- El director será el jefe principal del establecimiento, cuidando de que se recauden con exactitud y puntualidad los impuestos destinados al fondo: de que todos los que sirvan establecimiento cumplan sus obligaciones respectivas; y de proponer al gobierno supremo las reglas conducentes al mejor cumplimiento de este decreto.

6.- A cargo del contador general estará llevar la cuenta de las contribuciones que se recauden en el Distrito Federal, y formar la general de los productos de estos arbitrios en toda la República, con presencia de la que remitan los comisionados de los Estados y Territorios.

7.- El tesorero de la direccion tendrá á su cargo el recibo y custodia de los caudales que se recaudaren en el Distrito y de los que sé recibieren de los Estados y Territorios, y pagará los libramientos que al efecto expidiere la direccion, intervenidos por el contador.

8.- Las atribuciones de los comisionados serán las que se les encargan por este decreto y las que les designare la direccion para el cumplimiento del mismo, conforme al artículo 5.

9.- Los contadores llevarán la cuenta de los productos de este fondo segun la instruccion que les comunicará al efecto la direccion general.

10.- Los tesoreros tendrán á su cargo el recibo y custodia de los caudales que se recaudaren en los Estados y Territorios respectivos, y pagar los libramientos que al efecto se les dirijan por los comisionados principales con intervencion de los contadores.

11.- Los comisionados subalternos se encargarán de la recaudacion de estos arbitrios en sus respectivas demarcaciones con arreglo á las instrucciones que para ello les comuniquen los comisionados principales, enterando los productos al tesorero de la capital del Estado ó Territorio, á ménos que el comisionado principal disponga de ellos en virtud de órdenes ó libramientos intervenidos por los contadores.

12.- Para el pago de los comisionados principales y subalternos, contadores, tesoreros y demas gastos de administracion, se abonará el 5 por ciento de los productos que se recaudaren en los Estados y Territorios respectivos, exceptuando las rentas federales que entren por mitad.

De este premio se aplicará á los comisionados subalternos un 3 por ciento, y el 2 restante, unido al 5 por ciento de lo que por sí recauden, el comisionado principal, el contador y tesorero, deducidos los gastos de oficina, se los distribuirán tomando 4 décimos el primero, y 3 cada uno de los otros dos, quedando sujetas estas asignaciones á las reformas que haga la direccion.

13.- Los comisionados principales y los tesoreros, afianzarán su responsabilidad á satisfaccion de los gobernadores de los Estados ó jefes políticos de los Territorios, y serán responsables por el manejo de los subalternos

14.- La inversion de los caudales de este fondo se hará por libramientos de los comisarios de la federacion en sus respectivos Estados y Territorios, formándose el correspondiente cargo en los libros de las comisarías, á cuyo efecto se abrirá en ellos un ramo, titulado: Fondo para gastos extraordinarios.

15.- Los comisionados principales mandarán tambien pagar á sus respectivos tesoreros los libramientos que expidiere el director general intervenidos por el contador.

16.- En la tesorería general y en las comisarías de la Federacion, habrá una arca destinada solamente á guardar los caudales que pertenezcan, á este fondo ya sean por los arbitrios, que se establecen en este decreto, ya por los establecidos ántes ó que se estableciere ó ya por préstamos ó donativos.

17.- Los ministros de la tesorería general y los comisarios que hicieren cualquiera inversion de dichos caudales en otro objeto que no sea el de los gastos referidos, serán obligados á reponer las cantidades que así hubieren gastado, y se les privará de su empleo.

18.- El director general de arbitrios y sus comisionados, intervendrán respectivamente los cortes de caja mensuales de la tesorería general y las comisarías, para examinar su se han cumplido los dos artículos anteriores. En caso de que se haya quebrantado alguno de ellos, darán cuenta al gobierno.

ARBITRIOS PARA FORMAR EL FONDO.

Fincas rústicas y urbanas.

19.- Los dueños de éstas, cuyo valor llegue á 500 pesos, pagarán el 10 por ciento sobre su arrendamiento actual. Si no estuvieren arrendadas se hará el pago sobre el último arrendamiento y no habiéndolo, pagarán el medio por ciento del valor que tengan segun el último avalúo, la última escritura de venta, adjudicacion por herencia, título de donacion ú otro de los que sirvan para adquirir legalmente, prefiriendo el más reciente de estos, documentos.

No se atenderá ninguno de éstos, ni tampoco al último arrendamiento, si fueren anteriores al siglo próximo pasado, en cuyo caso se regulará el valor, por hombres buenos que nombrarán, uno el dueño, otro el encargado de la recaudacion, y otro en caso de discordia, la primera autoridad política del lugar en cuya jurisdiccion se halle la finca.

20.- Si las fincas reconocieren capitales ajenos, los individuos que perciban el rédito sufrirán la parte que les corresponda en la contribucion asignada á las fincas á razón de 10 por ciento sobre el rédito de los capitales, rebajándoselo el propietario. La misma rebaja hará éste á los individuos que por cualquier título fueren compartícipes en la renta de la finca.

21.- El pago de esta contribucion se hará por tercios de año adelantados, en el pueblo á cuya jurisdiccion pertenezcan las fincas, ó con libramientos pagaderos á la vista, sobre la capital del Estado ó Territorio respectivo.

22.- El primer pago se hará, dentro de quince dias de publicado este decreto en cada lugar.

23.- Si dentro de este término no presentaren los contribuyentes los documentos que han de servir para fijarles la contribucion, ni quisieren sujetarse á la regulacion por hombres buenos, segun el artículo 19, se les cobrará el primer tercio por las noticias que ellos mismos dieren del valor de la finca ó de su arrendamiento; pero si no presentaren los documentos dentro de otro mes, se procederá á la regulacion prevenida en el citado artículo 19; y resultando, que el contribuyente debe pagar más de lo que él mismo dijo, se le cobrará lo que falte y dos tantos mas. Si resultare que debe pagar ménos, se le devolverá el exceso.

24.- En el Distrito esta contribucion se deducirá de la cantidad asignada para cubrir, el préstamo forzoso de 552 y 536 pesos establecido por el congreso general en la ley de 17 de Agosto del presente año.

Carruajes.

25.- Los coches, berlinas, quitrines, calezas, taratanas, y cualesquiera otros carruajes destinados á los mismos usos que aquellos, pagarán cada uno 48 pesos anuales si tuvieren cuatro ruedas, y 24 si tuvieren dos. Esta cantidad pagarán las literas.

26.- El pago se hará por tercios adelantados, siendo el primero á los quince dias de publicado este decreto en cada lugar, y los directores principales reglamentarán su cobro.

Efectos de comercio.

27.- Los géneros, frutos y efectos de procedencia extranjera, pagarán un 10 por 100 de consumo, á más de los derechos que ahora pagan para la Federacion ó para los Estados.

28.- Los licores de la misma procedencia pagarán el 10 por 160.

29.- La plata y el oro pagarán seis granos por marco.

Derecho de patente.

30.- Se hace extensivo á toda la República el derecho de patente impuesto á las tiendas y almacenes del Distrito Federal, por la ley de 22 de Mayo de este año, y se pagará por tercios adelantados.

31.- Cada mesa de villar ó truco pagará un peso mensual por su patente.

32.- Pagarán tambien el derecho de patente los almacenes, cajones, boticas y cualquiera otra tienda ó casa de trato ó expendio cuyo capital baje de tres mil pesos.

33.- El artículo anterior comprende á los mesones, posadas y fondas, y á los asentistas de teatros y gallos.

34.- Para el cumplimiento de los dos artículos anteriores, la direccion dividirá en tres clases las negociaciones comprendidas en ellos. Los de la primera pagarán 24 pesos anuales, 18 los de segunda y 12 los de la tercera, por tercios adelantados.

35.- Los individuos que tengan título de abogado, los escribanos, procuradores notarios, médicos, cirujanos, arquitectos, agrimensores, corredores y peritos de minas en ejercicio, pagarán un derecho de patente de 24 pesos anuales, por tercios adelantados, haciendo el primer pago á los quince dias de publicado este decreto.

Derechos sobre sueldos, rentas civiles, militares y eclesiásticos.

36.- Los empleados civiles y militares, y en cualesquiera funcionarios públicos de los Estados, contribuirán con una parte de sus sueldos, que se les descontará con arreglo á la tarifa decretada por el congreso general en 17 de Agosto último. (Se exceptúan los jefes y oficiales de las tropas presidiales de los Estados de Chihuahua é internos de Oriente y Territorio de Californias).

37.- Los empleados civiles y militares y demas funcionarios públicos de la Federacion y de los Estados, cuyo sueldo baje de mil pesos hasta seiscientos inclusive, pagarán un 5 por 100, y los que tuvieren ménos de seiscientos hasta doscientos inclusive, pagarán un 3 por 100.

38.- Los dos artículos anteriores comprenden á los jubilados, cesantes, pensionistas y retirados.

39.- Se exceptúa á los militares que se hallen en el caso de disfrutar la gratificacion de campaña.

40.- Pagarán la misma contribucion los individuos de los venerables cabildos eclesiásticos, los provisores y vicarios generales, los curas párrocos y sus vicarios, los empleados en el servicio de las iglesias catedrales, parroquiales y demas de la jurisdiccion ordinaria, en las secretarías de las sagradas mitras y venerables cabildos eclesiásticos, en las curias, hacedurías, claverías y colecturías de diezmos, los mayordomos de monjas y demas administradores de bienes eclesiásticos, y los que tengan cualquiera otro destino de la misma clase.

41.- Quedan sujetas á la misma contribucion todas las personas que perciben réditos, y pensiones consignadas sobre los ramos de tributos y vacantes, ó sobre la Hacienda pública en común.

42.- Lo quedan tambien los directores, administradores, apoderados, mayordomos y toda clase de dependientes de cualesquiera negociaciones de campo, comercio, minas etc.

43.- Igualmente quedan sujetos á ella los empleados en las municipalidades, universidades, colegios, hospitales, casas de beneficencia y otros cualesquiera establecimientos.

44.- Las personas comprendidas en los artículos 40, 42 y 43, manifestarán las rentas, sueldos ó gratificaciones que disfrutan por relacion jurada, que presentarán á los comisionados de la direccion general, dentro de quince dias de publicado este decreto en cada lugar.

45.- Esta disposicion no comprende á los individuos de los venerables cabildos, ni á los empleados que perciben sus pagas en las claverías ó tesorerías de diezmos, respecto de las cuales bastarán las listas certificadas, franquearán estas oficinas.

Mitad de las rentas generales de la Federacion.

46.- Se destinará tambien exclusivamente á este fondo, y con este objeto entrará, en el arca de que habla el artículo 16, la mitad de los productos de todas y cuales quiera rentas de la Hacienda pública de la Federacion.

47.- Las oficinas de Hacienda de los Estados, no harán pago alguno por cuenta de la Federacion en abono de las cantidades, que deben pagar á ésta los mismos Estados, sino que las enterarán completa y físicamente en las comisarías.

48.- A ningun empleado militar de los que deban percibir su haber de este fondo en la tesorería y en las comisarías generales se anticipará cantidad alguna por sueldos no vencidos, á no ser que sea para las pagas de marcha en los casos que deban darse.

Prevenciones generales para el cumplimiento de este decreto.

49.- Publicado este decreto en cada lugar, los individuos que deban pagar los derechos de fincas, carruajes, patentes ó rentas, se pesentarán á las personas encargadas de la recaudacion, para manifestar sus documentos y pagar lo que les corresponda en los plazos que quedan señalados; y no haciéndolo, pagarán el tres tanto de lo que deberian pagar.

50.- No se comprenden en esta disposicion los individuos de que hablan los artículos 36, 37, 38, 41 y 45.

51.- La primera autoridad política de cada lugar hará que dentro de quince dias de la publicacion de este decreto, se forme un censo que comprenda las noticias necesarias para la exaccion de los derechos de fincas, carruajes, patentes y rentas, con arreglo á los formularios que remitirá la direccion.

52.- Estos censos se entregarán á los comisionados principales de la direccion, en las capitales de los Estados y Territorios, y á los comisionados subalternos en los demas pueblos.

53.- El cobro de los derechos sobre, efectos extranjeros y sobre la plata y oro, se hará en las oficinas respectivas de los Estados. Sus productos se guardarán en arca separada á disposicion de los comisionados principales, y su cuenta se llevará tambien en libro separado, que presentarán por tercio de año á dichos comisionados.

54.- Del mismo modo se harán los descuentos de sueldos, réditos y pensiones á que se refieren los artículos, 36, 37, 38 y 41, en las respectivas tesorerías, extendiéndose esta disposicion á los que deban sufrir los individuos de los venerables cabildos eclesiásticos.

55.- Los jueces y tribunales respectivos de los Estados, conocerán de los puntos contenciosos que ofrezca en el cumplimiento, de este decreto; pero si no compelieren á los causantes á hacer los enteros, aunque sea en calidad de depósito, entro de tercero dia de haber sido, interpelados al efecto por los comisionados, procederán éstos por sí á verificarlo, á cuyo efecto les prestarán las autoridades militares los auxilios necesarios.

56.- Queda suspensa la ley de 22 de Mayo último, en cuanto á la pension de 5 y 10 por 100 sobre rentas, respecto á las personas y cosas que deban contribuir con arreglo á este decreto.

(Se circuló por la Secretaría de Hacienda, y se publicó en bando de 19).

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/