Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1828

Ley. Se sustituye el título 7º del reglamento de imprenta sobre jurados.
Octubre 14 de 1828.

1.- Interin se concluye definitivamente el reglamento de imprenta que conviene á los Estados-Unidos Mexicanos, se deroga el título 7º del que rige actualmente, sustituyendo en su lugar los artículos siguientes.

2.- Las denuncias de los escritos se presentarán ó remitirán á uno de los alcaldes constitucionales de las capitales de los Estados, distrito y territorios, para que éste convoque á la mayor brevedad á los jurados que deben calificarlos.

3.- Lo dispuesto en el artículo anterior se observará tambien en los lugares en que se hubiesen impreso los escritos, si existen en ellos por lo ménos cincuenta jurados.

4.- Servirán para jurados en su respectivo caso, todos los ciudadanos mexicanos por nacimiento, que estando en el ejercicio de sus derechos, y sabiendo leer y escribir, tengan un capital de cuatro mil pesos para arriba, ó una industria ú oficio que les produzca cuatrocientos pesos anuales en los territorios, mil en el distrito, y de seiscientos para arriba á juicio de las legislaturas en los Estados.

5.- No pueden ser jurados los eclesiásticos que ejercen jurisdiccion, los individuos del ejército permanente y armada nacional que no estén retirados del servicio, los de la milicia activa cuando estén sobre las armas, los funcionarios públicos en ejercicio, y los individuos que tengan setenta años cumplidos.

6.- Todo ciudadano que notoriamente tenga las circunstancias expresadas en el artículo 4º, deberá ocurrir dentro de quince dias, contados desde la publicacion de esta ley, á inscribirse en la lista de jurados ante el ayuntamiento respectivo, ó el comisionado que nombre al efecto, so pena de una multa de cinco á cincuenta pesos que irremisiblemente se le exigirá, no librándose por esto del alistamiento.

7.- Los ayuntamientos de las capitales de los Estados, distrito y territorios, y los de los lugares en que hubiese imprentas, formarán una lista de los individuos de su demarcacion que tengan las circunstancias expresadas en é el artículo 4º, por el órden alfabético de los nombres y apellidos, y se rectificarán al principio de cada año, conservándolas en sus respectivos archivos, firmadas por todos los miembros que las hayan formado ó rectificado. Por la primera vez se hará la rectificacion en Enero del año de treinta.

8.- Luego que los ayuntamientos de que habla el artículo anterior hayan formado sus respectivas listas, las mandarán imprimir y publicar, y dirigirán ejemplares autorizados por los alcaldes y síndicos al congreso general, á los secretarios del despacho, suprema corte de justicia, y á las legislaturas, gobernadores y fiscales de imprenta respectivos.

9.- Lo prevenido en los dos artículos anteriores se observará tambien en la rectificacion anual de las listas.

10.- Todo ciudadano puede pedir desde la publicacion de las listas, la inclusion en ellas de los individuos que falten, debiendo estar comprendidos entre los demas y la exclusion de los que lo estuvieren debiendo no estar. Tales reclamaciones se harán ante los gobernadores de los respectivos Estados, distrito y territorios, ó ante la primera autoridad política en los lugares que no sean las capitales, quieneslas determinarán sin recurso, oyendo verbalmente los alegatos del demandante y demandado.

11.- Los jurados no podrán eximirse de la concurrencia para que sean citados y á la hora en que lo sean, so pena de la multa que irremisiblemente les exigirá el alcalde, de cinco á cincuenta pesos por primera vez, de diez á ciento por segunda, y de veinte y cinco á quinientos por tercera.

12.- Ninguna: otra causa libertará de las penas señaladas en el artículo anterior, sino la justificacion de enfermedad que impida salir fuera de casa, ó de ausencia fuera del lugar del juicio, ó de haberse avecindado en otro Estado.

13.- Los alcaldes harán publicar mensualmente en los periódicos una lista, de los individuos qué, debiendo concurrir á los juicios de imprenta hubieren faltado en su caso en aquel mes, expresandolo quiénes lo han hecho sin causa legítima, y las multas en que los hayan condenado.

14.- Habrá dos jurados para la calificacion de los impresos: uno será llamado de acusacion y el otro de sentencia. El primero en la primera vez lo formarán los quince individuos con que comenzará la lista: el segundo los veinte y tres siguientes; para ambos se observará en lo sucesivo, con las personas restantes, el turno correspondiente hasta volver á comenzar cuándo hayan servido todas las de la lista.

15.- Denunciado un impreso ante el alcalde constitucional, éste mandará citar inmediatamente á los jurados que les toque en turno en su respectiva lista y se hallen en el lugar, sentándose los nombres de los que fueren, en un libro destinado al efecto.

16.- Reunido aquel número á la hora señalada por el alcalde en el edificio destinado al efecto, les recibirá el juramento siguiente: "¿Jurais desempeñar fielmente el encargo que se os confia, decidiendo con imparcialidad y justicia en vista del impreso y denuncia que se os va á presentar, si está ó no fundada? Sí juramos. Si así lo hiciereis, Dios y la patria os lo premien, y si no os lo demanden."

17.- Cuando á la hora señalada para la concurrencia de los jueces de hecho no hubiere de éstos el competente número, el juez mandará llamar inmediatamente los individuos que sigan en la lista hasta completar el necesario para los jurados de acusacion y de sentencia.

18.- Retirado luego el alcalde, los jurados nombrarán entre ellos mismos, un presidente y un secretario, y en conferencia particular examinarán el impreso y la denuncia, y despues de discutido el asunto suficientemente declararán por mayoría absoluta le votos, si la acusacion es ó no fundada, todo lo cual hará sin interrupcion alguna. Hecha la declaracion, el secretario en el mismo acto la extenderá en un libro destinado al efecto, y tambien al pié de la denuncia, firmándola todos los jurados.

19.- El presidente la presentará en seguida al alcalde, que los ha convocado, para que la devuelva al denunciante en el caso que sea de no ser fundada la acusacion, cesando por el mismo hecho todo procedimiento ulterior.

20.- Si la declaracion fuese de ser fundada la acusacion, el alcalde pasará al juez de primera instancia el impreso y la denuncia, para que proceda inmediatamente á la averiguacion de la persona responsable con arreglo á lo dispuesto en el artículo 5 del reglamento vigente; pero ántes de la declaracion expresada, ninguna autoridad podrá obligar á que se le haga manifiesto el nombre del autor ó editor, y todo procedimiento contrario es un atentado que se castigará con arreglo al decreto de 24 de Marzo de 1813.

21.- El juez de primera instancia tomará desde luego las providencias necesarias para suspender la venta de los ejemplares del impreso que existan en poder del impresor ó vendedores, indemnizado á éstosde su importe el editor, é imponiéndose la pena del valor de quinientos ejemplares á cualquiera de éstos que falte á la verdad en la razon que dé del número de aquellos, ó que venda despues alguno. En consecuencia los impresos que circulen por la estafeta no podrán detenerse.

22.- Cuando la declaracion de ser fundada la acusacion recayere sobre un impreso denunciado por subersivo ó sedicioso, ó por incitador en primer grado á la desobediencia mandará el juez prender al sugeto que aparezca responsable; pero si la denuncia del impreso fuese por cualquiera de los demas abusos especificados en el título segundo del reglamento, se limitará el juez á exigirle fiador, ó la caucion suficiente de estar á las resultas del juicio, y solo en el caso de no dar una ú otra, se le pondrá igualmente en custodia.

23.- Cuando la misma declaracion recayere respecto de un impreso denunciado por injurioso, averiguando el paradero de la persona responsable, el juez la citará en el término prudente, segun las distancias para que por sí ó por apoderado, comparezca ante el alcalde constitucional á juicio conciliatorio con el denunciante; y pasado dicho término, sin haberlo verificado, se procederá al segundo juicio conformeá la ley.

24.- Antes de entablarse éste, sacará con citacion de las partes y pasará el alcalde, constitucional al juez primera instancia, una lista de los veinte y tres jurados en turno y presentes en el pueblo, para que doce de ellos califiquen el impreso denunciado.

25.- El mismo juez de primera instancia pasará á la persona responsable del impreso una copia certificada de la denuncia, para que pueda preparar su defensa de palabra ó por escrito, y otra copia de la lista de que habla el artículo anterior, para que pueda recusar hasta once de los que la componen, sin expresion de causa, en el perentorio término de veinte y cuatro horas. El juez de primera instancia mandará citar por el órden alfabético de los nombres, doce de los jurados restantes que no hayan sido recusados, para el sitio en que haya de celebrarse el juicio, y ántes de empezar éste, les recibirá el juramento siguiente:

¿Jurais haberos bien y fielmente en el encargo que se os confia, calificando con imparcialidad y justicia, segun vuestro leal saber y entender, el impreso denunciado que se os presenta, ateniédoos á las notas de calificacion expresadas en el título 3º de la ley de libertad de imprenta?-Si juramos-Si así lo hiciéreis, etc.

26.- Este juicio deberá verificarse á puerta abierta, pudiendo asistir y hablar en su defensa el interesado, un letrado, ó cualquiera otra persona en su nombre, bajo la responsabilidad que las leyes provienen.

27.- Asímismo podrá asistir y hablar, para sostenerla de denuncia, el fiscal, el sindico, ó cualquiera otro denunciador en su caso, por sí ó por otra persona., dejando al acusado la facultad de contestar, despues dehaber hablado el que sostenga la denuncia.

28.- En seguida hará el juez de primera instancia, ó su asesor, una recapitulacion de todo lo que resulta del juicio, para ilustracion de los jueces de hecho, quienes retirándose á una estancia inmediata, nombrarán un presidente y un secretario, como está prevenido en el artículo 18: conferenciarán luego sobre el asunto, acto contínuo calificarán el impreso con arreglo á lo prescrito en el título 3º del reglamento vigente, necesitándose á lo ménos ocho votos para condenar un impreso.

29.- Si estos ocho ó mas votos hubieren convenido en la especie de abuso pero no en el grado, se entenderá la calificacion hecha en el menor de éstos, y se aplicará la pena que le correspondiere.

30.- Hecho esto, y extendida la calificacion en un libro, y al pié de la denuncia lo mismo que dispone el artículo 18, saldrán á la audiencia pública; y el presidete pondrá en manos del juez de Primera instancia la calificacion por escrito, firmada de todos, después de haberla leido envoz alta.

31.- Si la calificacion fuese de absuelto, usará el juez de la fórmula siguiente: "Habiéndose observado en este juicio todos los trámites prescritos por la ley, y calificado los doce jueces de hecho en la formula de absuelto el impreso titulado.... denunciado tal dia, por tal autoridad ó persona, la ley absuelve á, N.... responsable de dicho impreso; y en su consecuencia mando que sea puesto inmediatamente en libertad, ó se le alce la caucion ó fianza, sin que este procedimiento le cause perjuicio ni menoscabo en su buen nombre y reputación."

32.- En el mismo acto mandará el juez poner en libertad, ó alzar la caucionó fianza á la persona sujeta al juicio y todo acto contrario á esta disposicion será castigado como crímen de detencion ó procedimiento arbitrario.

33.- Cuando los jueces de hecho hubieron calificado el impreso de subversivo ó sedicioso en cualquiera de los tres grados, ó de incitador á la desobediencia de las leyes en primero, si pareciere esta calificacion errónea al juez de primera instancia, podrá éste suspender la aplicacion de la pena, y pasar oficio al alcalde constitucional, para que con la citacion de que habla el artículo 24, saque y remita diversa lisia de otros veinte y tres individuos de los de la del jurado, de los cuales podrá tambien recusar hasta once la parte acusada, dentro de veinte y cuatro horas, á cuyo efecto se lo pasará una copia préviamente.

34.- Citados los doce jurados como previene el artículo 25, se hará lo que en él y los siguientes hasta el 28 se establece.

35.- Si en este nuevo jurado se diere al impreso la misma calificacion que en el primero, procederá el juez á pronunciar la sentencia, y á aplicar la pena correspondiente; pero si se conviniere en la especie de delito y no en el grado, se observará lo prescrito en el artículo 29. Si se declarare absuelto procederá el juez con arreglo al artículo 31.

36.- Los jueces de hecho solo serán responsables en el caso de que se les justifique con testigos contestes en un mismo hecho, ó por otra prueba plena legal haber procedido en la calificacion por cohecho ó soborno.

37.- Si la calificacion fuese alguna de las expresadas en los artículos 11, 12, 13, 14, 15 y 16 del reglamento vigente, el juez de primera instancia, deberá usar de la fórmula siguiente: "Habiéndose observado en este juicio todos los trámites prescritos por la ley, y calificado los jueces de hecho con la nota de.... (una de las contenidas en dichos artículos) el impreso titulado… denunciado tal dia por tal autoridad ó persona, la ley condena á N.... responsable de dicho impreso, á la pena de…. expresada en el artículo… del título 4º y en su consecuencia mando que se lleve á debido efecto."

38.- Concluido este acto se tendrá el juicio por fenecido, y procederá el juez á la ejecucion, pasando una copia legalizada de la sentencia á quien hubiese denunciado el impreso, y otra al reo si la pidiere.

39.- Los derechos del juez de primera instancia, del escribano que actúe en el juicio, y los demas gastos del proceso serán abonados con arreglo á arancel por la persona responsable del impreso, siempre que éste haya sido declarado criminal; pero si hubiere sido declarado absuelto, y el juicio fuese de injurias, pagará las costas el denunciador. En todos los demas casos se satisfarán del fondo que se forme de las multas impuestas con arreglo á esta ley, cuyo fondo deberá estar depositado en el ayuntamiento con la correspondiente cuenta separada.

40.- Si el impreso hubiese sido declarado criminal, el fiscal percibirá tambien sus derechos, que se incluirán en las costas, pero no cuándo el impreso haya sido declarado á absuelto.

41.- En uno y otro casó se publicará la calificacion y sentencia en los periódicos, á cuyo fin el juez de primera instancia remitirá un testimonio á la redaccion de dichos papeles

42.- Cualquiera persona que reimprima un impreso mandado recoger, incurrirá por el mismo hecho en la pena que se haya impuesto á consecuencia de la calificación.

43.- El responsable de un impreso que haya sido condenado, cuando lo sea por otro, se mandará inmediatamente á cumplir por el primer escrito, y la que le toque por el segundo á un lugar que no sea la capital del distrito, de los Estados ó territorios, y que diste á lo ménos cincuenta leguas del punto de su primera residencia, con tal de que no sean las costas. Cuando resulte responsable por tercera vez de otro impreso condenado la pena que por éste le corresponda, y la que le falte por las anteriores, la cumplirá en un punto de la baja California, que señale el juez, y á donde se remitirá inmediatamente. Si todavía resultare responsable de algun otro impreso condenado, será expelido del territorio de la república. Lo dispuesto anteriormente se entiende de impresos que no sean condenados por injuriosos, quedando éstos sujetos únicamente á las penas del reglamento.

44.- Todo delito por abuso de libertad de imprenta produce desafuero, y los delincuentes serán juzgados por los jueces de hecho y de derecho, con arreglo á esta ley; salvo lo dispuesto por las legislaturas de los Estados en cuanto al modo de juzgar á sus individuos, á sus gobernadores y á las personas que compongan sus tribunales supremos.

45.- A los ocho dias despues de publicada en las capitales de los Estados, distrito ó territorios, deberán sus ayuntamientos tener alistados por lo ménos cincuenta jurados, y con ellos comenzarán á juzgarse los impresos que desde entónces fueren denunciados, ínterin se concluyen las listas permanentes.

46.- En el Distrito federal y en las capitales de los Estados habrá dos fiscales de imprenta, y uno en las demas partes en que deba haber esta clase de juicios. Los nombrarán en el Distrito el Supremo Gobierno, en los Estados sus respectivos gobernadores, y en las demas partes la primera autoridad política. Su duracion será la dedos años, pudiendo ser reelegidos.

47.- Se indulta, á cuantos se hallaban presos por delitos de imprenta hasta el 16 de Setiembre del presente año, salvo siempre el derecho de los particulares.-

Antonio Fernandez Monjardin, presidente del senado.-

Santiago Villegas, presidente de la cámara de diputados.-

José Agustin Paz, senador secretario.-

José María Cuervo, diputado secretario.

México, 14 de Octubre de 1828.-

A.D. Juan de Dios Cañedo.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/