Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1828

Circular de la Secretaría de Hacienda. Reglamento de la ley anterior.- Se permite la extracción de oro y plata en pasta.
Septiembre 13 de 1828.

El Excelentísimo señor presidente se ha servido mandar que para el más exacto cumplimiento de la ley de 19 de Julio último que permite la exportacion de oro y plata pastas, se observen en las aduanas de los Territorios, en las del Distrito Federal y en las marítimas de los puertos de la república, las prevenciones y reglas siguientes:

1.- Todo individuo que quiera sacar guía para cualquiera puerto en alguna aduana de las expresadas, presentará en ella dos pedimentos ó facturas segun el modelo número 1 que se acompaña; cuidando la misma aduana de examinar si se hallan arreglados, y si en uno consta la obligacion á la tornaguía.

2.- Asegurada la aduana de estar los pedimentos arreglados en cuanto á sus operaciones aritméticas, dispondrá por sí mismo el administrador, ó por medio del vista ó de persona de toda su confianza pasar al sitio donde se hallaren las piezas de plata ú oro, y cotejará si los números, marcas, peso y ley, convienen con los de las facturas. En caso de notarse alguna diferencia, no se librará la guia hasta despues de haberla salvado.

3.- Uno de los primeros objetos de la aduana, será el de examinar si las barras, barretones, tejos ó rieles tienen la marca que acredite haber pagado los derechos de que habla la ley en los artículos 4 y 5, sin cuyo requisito no se librará la guia: y aunque los interesados podrán acreditar aquel pago con certificacion de las cajas respectivas, segun lo hayan dispuesto los Estados, precederá confrontacion de ésta con las piezas, y estando conforme se anotará en el mismo certificado por el administrador, que el dia tantos se libró guia á fulano para tal parte, de tales y tales piezas de aquellas, expresándose por menor su número, marca, peso y ley, en términos que no vuelva á repetirse la guia para diversas piezas.

4.- Las aduanas anotarán en las guias, iguales requisitos á los que han de constar en las facturas para que si ésta se perdiere, no se demoren los despachos en los puertos por falta de aquellas constancias.

5.- En las garitas de entrada ó salida, y en los contraresguardos del tránsito, se tomará razon separada de esta clase de guias, y nunca se omitirá en ellas el cumplido que deberá firmar precisamente el dependiente que funcione de jefe en unos y otros puntos.

6.- Luego que las piezas de oro y plata lleguen al puerto final, se presentarán con su guia y factura á la aduana marítima donde se hará por el vista y el administrador el más escrupuloso reconocimiento, y la más exacta confrontacion; y si ella saliese igual, pondrá aquel, bajo su firma, el conforme, y éste bajo la suya el cumplido, en la misma guia.

7.- Todas las guias y facturas de esta clase, quedarán desde el acto del reconocimiento bajo la custodia y responsabilidad del contador de la aduana marítima, quien tendrá cuidado de irlas anotando conforme se vayan embarcando las piezas, hasta que concluyan todas, en cuyo caso pondrá el concluido, y se archivará hasta que se determine de ellas lo conveniente.

8.- Para la exportacion de oro y plata pastas, han de presentar los interesados dos pólizas iguales á los modelos que se acompañan con el número 2, y la aduana marítima examinará si están arregladas en todas sus partes, prévia confrontacion de la guia y factura con que fueron introducidas, cuya operacion hará la contaduría bajo de su firma.

9.- Cuando las piezas de plata ú oro se hayan vendido en el puerto, esto es, cuando diversa persona que la que introdujo pida permiso para exportarlas, se exigirá papel de venta que servirá de comprobante á la anotacion que deberá hacerse en la guia respectiva para evitar fraudes.

10.- Sobre el verdadero valor total de las piezas de oro y plata, se exigirá en las aduanas marítimas el derecho de exportacion á siete por ciento, conforme se previene en el artículo 7 de la ley de 19 de Julio ya citada.

11.- Para que las aduanas marítimas puedan con más facilidad deducir el verdadero valor del oro y la plata pastas, y para que las del Distrito Federal y las de los Territorios tengan más datos con qué examinar los pedimentos que se les presentaren, deberán advertir que toda barra, barreton, tejo ó riel, deberá presentarse al despacho de guia, con la numeracion y marca del peso y ley que proviene el artículo 4 de la referida ley.

12.- Por peso general de la plata se entiende el marco. Este consta de ocho onzas: la onza de ocho ochavas: la ochava de seis tomines; y cada tomin de doce granos, pero el marco de oro debe dividirse en cincuenta castellanos, cada castellano en ocho tomines, y cada tomin en doce grano.

13.- El oro se entiende por quilates, siendo el de suprema ley de veinticuatro quilates en cada marco: el quilate se divide en cuatro granos de ley, y cada uno de éstos en cincuenta granos de peso, que vale cada uno dos granos quinientos veintinueve quinientos cincuenta avos de otra moneda ó de valor.

14.- La plata se entiende por dineros, y es la suprema la de ley de doce dineros en marco: cada dinero tiene veinticuatro granos de ley, y cada uno de éstos vale tres granos de moneda ó de valor.

15.- Suelen presentarse algunas barras de plata que tienen cierta cantidad de oro; pero los ensayadores, al marcarlas, las distinguen en la forma siguiente, ú otra semejante: 80 marcos, 4 onzas, 4: 11 dineros.-Oro 150 granos. Quiere decir que esta pieza contendrá 150 granos de oro de 24 quilates por cada marco de plata, y los que correspondan á su respectivo quebrado de cuatro onzas cuatro ochavas; y en estos casos, se pondrá especial cuidado en sacar su valor á la plata, y en seguida con toda expresion y claridad se sentará el del oro, todo con respecto á lo que queda explicado.

16.- Cada una de las oficinas de la Federacion á quienes se comunicare esta órden, la fijarán en la puerta principal para que el público se entere del cumplimiento que por su parte corresponde á cuyo efecto se acompañará competente número de ejemplares, como asimismo de los modelos números 1 y 2 que se han citado.

17.- Todas las oficinas expresadas donde se presentaren algunas piezas de oro ó plata, sin los requisitos del número y marca de su peso y ley, darán conocimiento del caso al juez respectivo, para las averiguaciones y efectos del artículo ó de la citada ley de 19 de Julio de este año.

Nota.-Los interesados han de presentar dos facturas iguales á ésta: en una pondrán la obligacion expresada, y es la que ha de quedar en la aduana; y con la otra se librará la guia, á cuyo márgen, ó al calce se anotarán tambien las piezas ó barras por menor; firmando esta razon el administrador y el contador.

Permitase el embarque de las dos dos piezas de plata y una de oro que antecede; prévia confrontacion por la contaduría y el vista, y por la comandancia del resguardo.

NOTA.-Los interesados han de presentar dos pólizas iguales á ésta: en una se correrán los trámites expresados, y original se acompañará de comprobante con el registro; y en la otra se copiarán los mismos trámites, autorizándolos el administrador y contador, y quedará de comprobante en el registro borrador.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/