Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1827

Cartilla aprobada por el ayuntamiento de México, para los alcaldes, auxiliares y de cuartel.
Agosto 31 de 1827.

Art. 1.- El empleo de auxiliar es carga concejil honrosa, de que ninguno puede excusarse sin justa causa: el que lo sirva bien, es tenido por benemérito del público y se recomienda para ser atendido en sus pretensiones.

Art. 2.- Los nombrados deben servir por un año; y si convinieren pueden ser reelegidos.

Art. 3.- Todo cuartel tendrá dos auxiliares, y entre ámbos dividirán el cuidado con conocimiento del regidor.

Art. 4.- Cada auxiliar propondrá al, Excmo. ayuntamiento por medio del respectivo regidor, seis vecinos honrados que lo acompañen á las rondas, y suplan uno en pos de otro, sus enfermedades y ausencias, éstos no pueden excusarse sin justa causa.

Art. 5.- A cada auxiliar se le entregará, un libro para que asiente las casas de su medio cuartel, el número de personas qué las habitan, sus nombres y ofició ú ocupacion, edad y estado: los talleres, almacenes, vinaterías, cafeterías, fondas y bodegones, y todas las demas de elaboracion, trato ó comercio, dueños, directores ó administradores, anotando las variaciones que sufran por la mudanza de inquilino ó dueño: este libro lo pasarán al sucesor en el empleo, y concluido, á la secretaría del ayuntamiento.

Art. 6.- Pondrán V. B. en los papeles que den los amos á los criados que se separan de su servicio, siendo de buena conducta, y persuadirán á los cabezas de las familias á que sin esta circunstancia no los admitan.

Art. 7.- Exigirán de los mesones, sociedades y demas hospederías, que dos veces en la semana les den parte de los que las ocupan, su procedencia, destino y familia, y estos partes los remitirán al regidor.

Art. 8.- Cuidarán de que no haya vagos en su cuartel, ni hombres mal entretenidos, ni casas de prostitucion, dando parte al regidor de lo que adviertan.

Art. 9.- Compondrán las diferencias domésticas como jueces de paz del cuartel, cuando los interesados ocurran á ellos, sin poderse entrometer en las casas ni perturbar de modo alguno el órden de ellas; y en el evento de que los desórdenes sean mayores, darán parte inmediatamente al respectivo regidor.

Art. 10.- Los defectos menores de policía que adviertan, los remediarán sin estrépito, y de los mayores darán parte al regidor.

Art. 11.- No harán conciliaciones ni admitirán demandas, y las de injurias leves procurarán concluirlas de un modo paternal; y por cualesquier exceso en que incidan serán escarmentados.

Art. 12.- Cuidarán de que no haya borrachos tirados en las calles: los que encuentren los remitirán á la cárcel: velarán porque en las vinaterías, pulquerías y accesorias en que se venda este licor, almuercerías y figones, se observen puntualmente los bandos respectivos, sobre lo que se les encarga el mayor celo.

Art. 13.- Cuidarán asímismo de que los padres de familia manden á sus hijos á las escuelas, y que los mas grandes los pongan en oficio, exhortándolos á ellos por los medios de la persuacion y la prudencia.

Art. 14.- En caso de incendio se presentarán los auxiliares y sus ayudantes en el lugar donde ocurra para auxiliar las disposiciones de la autoridad que mande en el acto.

Art. 15.- Un dia cada semana saldrá cada auxiliar con sus ayudantes á rondar con noticia del regidor y conforme al turno que se les señale, y á él ocurrirán para que les dé seña y contraseña, á fin de que puedan ser reconocidos por las patrullas, y en los cuerpos de guardia podrán pedir y se les administrará el auxilio que necesiten.

Art. 16.- Todos los excesos que adviertan durante la ronda, si son pequeños se terminarán con moderacion y prudencia, y si fueren graves darán parte al regidor.

Art. 17.- En ronda ó fuera de ella pueden prender á todo delincuente que sorprendieren infraganti, ó cuando fundadamente se tema fuga, y en uno y en otro caso darán inmediatamente parte al regidor, presentándole al reo para que disponga lo conveniente; pero si el lance fuere tan ejecutivo que no dé lugar á ésto, lo conducirán á la cárcel en donde lo dejarán en calidad de detenido, dando inmediatamente parte por escrito al regidor.

Art. 18.- En caso de riña de que resultaren heridas ó muerte, prenderán á los reos, si es posible, al herido ó muerto lo conducirán al principal, y á los primeros despues de tomada razon, los mandarán al hospital: anotará el nombre de los testigos presenciales y sus casas, y de todo dará parte al regidor.

Art. 19.- Si el herido lo estuviere de tanta gravedad que se halle en peligro próximo de muerte, le tomarán declaracion por ante escribano, si lo hubiere, y si no por ante dos testigos; pero fuera de este caso no podrán hacerlo en otro alguno, é inmediatamente darán parte al regidor.

Art. 20.- Conducido que sea el herido al hospital, darán parte al regidor para que lo haga al comisionado de cárceles para las asistencias; y en el hospital dejará al reo bajo de una boleta que dé firmada, recogiendo recibo que pasará al regidor.

Art. 21.- En estos casos hará se ministren al herido prontamente y lo primero los socorros espirituales y temporales de confesor y cirujano que reconozca las heridas para evitar las gracias que origina la demora en parte tan esencial.

Art. 22.- En cada mes tendrán una junta con el respectivo regidor, para imponerlo en todo lo que consideren exijir su conocimiento y órdenes para reformar los defectos que adviertan.

México, Agosto 31 de 1827.-

Vista en cabildo de hoy esta cartilla, se aprobó en todos sus artículos, previniéndose que se imprima suficiente número de ejemplares, y que se encuadernen los libros necesarios para los auxiliares de á trescientas fojas cada uno.-

Así consta del libro de actas.-

Lic. Alcocer.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/