Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1827

Arreglo de la milicia local.
Diciembre 29 de 1827.

Art. 1.- Todo mexicano está obligado á concurrir á la defensa de la patria, cuando sea llamado por la ley.

Art. 2.- Los individuos de que habla el artículo anterior, forman la milicia nacional local.

Art. 3.- La milicia nacional local estará sujeta respectivamente á los gobernadores de los Estados y al presidente de la República.

Art. 4.- La milicia local está obligada á sostener la independencia nacional y la Constitucion de la República, y escoltar reos y los caudales públicos de la federacion, en donde no haya tropa permanente ó activa sobre las armas, hasta el punto inmediato donde hubiere guarnición. Con respecto á los Estados, al distrito y los territorios, desempeñará la milicia cívica las obligaciones que le prescriban sus respectivas legislaturas.

Art. 5.- La milicia nacional local se compondrá de infantería, artillería y caballería.

Art. 6.- Cada le legislatura arreglará la fuerza que deba haber en el Estado de cada una de las tres armas. Para los territorios y distrito la designará el congreso general.

Art. 7.- La fuerza de cada compañía de infantería, artillería, y caballería, tanto en tropa como en oficiales, será igual á la que se detalla á los cuerpos de milicia permanente, y lo mismo en la clase y número de las planas mayores.

Art. 8.- La infantería se arreglará por batallones, y la caballería por escuadrones y regimientos, conforme los reglamentos de la milicia permanente.

Art. 9.- La fraccion que resulte en la infantería, no pasando el número de compañías da cuatro, permarecerán en clase de sueltas, en la caballería; no llegando á tres escuadrones, no formarán regimiento, permaneciendo cada uno suelto, y lo mismo si fuere sola una compañía.

Art. 10.- En los escuadrones sueltos, la plana mayor se compondrá de un comandante de escuadron, un segundo ayudante teniente que ejercerá las funciones detalladas á los primeros ayudantes, y un brigada sargento primero que ejercerá las de porta-estandarte.

Art. 11.- La infantería y caballería usará las insignias militares en todo conformes á la milicia permanente, con el lema de tal batallon ó regimiento de milicia local de tal estado, distrito ó territorio de la federación.

Art. 12.- En cada estado se nombrará un inspector general, y en los territorios y distrito podrá igualmente haberlo si se juzga conveniente.

Art. 13.- Las atribuciones de inspector general de milicia local, serán respecto de ésta las mismas que tiene el del ejército permanente.

Art. 14.- La provision de las plazas de inspector, jefe y oficiales en cada Estado, será hecha conforme arregle su legislatura, y el gobernador les expedirá su correspondiente despacho: en los territorios y distrito se arreglará por el congreso general expidiendo los despachos el presidente de la república por conducto del Ministerio de Guerra.

Art. 15.- Para ser inspector, jefe á oficial, es necesario ser mexicano en el ejercicio de los derechos de ciudadano; para los dos primeros destinos se requiere, además, ser vecino del Estado, distrito ó territorio á que pertenezca la milicia. Los oficiales serán del punto á que pertenezcan sus compañías, y todos deberán tener alguna propiedad, ejercicio ó arte para vivir con decencia á juicio de las legislaturas. El inspector deberá ser mayor de veinte y cinco años.

Art. 16.- Quedan exceptuados del servicio de la milicia local los empleados de la federacion y los comisionados de esta interin duren sus comisiones, los retirados que voluntariamente no quieran alistarse, y los eclesiásticos seculares y regulares. Los inspectores, jefes y oficiales que sean nativos de alguna nacion que esté en guerra con la mexicana, no podrán servir en esta milicia, mientras no se haga la paz. Las legislaturas podrán ampliar estas excepciones.

Art. 17.- La edad en que deben comenzar á servir los mexicanos y en la que puedan retirarse, la fijarán las respectivas legislaturas.

Art. 18.- La instruccion será en todo conforme á la táctica que observe la milicia permanente.

Art. 19.- El armamento será igual en su calibre á los de la milicia permanente.

Art. 20.- El armamento, municiones, caballos y monturas, será de cuenta de los Estados el proveerlo.

Art. 21.- El gobierno general repartirá á los Estados, distrito y territorios por esta sola vez treinta mil fusiles en buen estado, tomando por base para hacer el reparto el cupo señalado en esta ley, rebajándose del respectivo las armas que se han dado á algunos Estados, por las cuales no se les exigirá su valor.

Art. 22.- La poblacion para designar el cupo señalado en esta ley se regulará por las estadísticas que los Estados hayan remitido ó remitieren al congreso general ántes del repartimiento de que habla el artículo anterior.

Art. 23.- Respecto de los Estados que en el mismo tiempo no hubieren remitido al congreso su correspondiente estadística, será regulada la poblacion por el censo que debe servir actualmente para las elecciones de diputados del mismo congreso general.

Art. 24.- Es obligacion de los gobernadores de los Estados conservar siempre completas las armas que reciban del gobierno general.

Art. 25.- Los Estados ocurrirán por la p6lvora que necesite su milicia á la Federacion, quien la facilitará al costo que tenga en almacenes: las demas municiones se darán tambien al costo en el caso que se pidan.

Art. 26.- Las divisas que usarán todas las clases serán iguales á las del ejército permanente, usando el inspector las señaladas á los generales de brigada.

Art. 27.- En las fiestas nacionales ó en cualquier otro acto que se reunan en formacion con la milicia permanente y activa, ocupará lugar despues de la segunda prefiriendo á ámbas cuando la milicia local forme cuerpo y las otras nó, y cuando ella lleve bandera ó estandarte, y las otras no lo tengan.

Art. 28.- Siempre que en acto del servicio concurriere fuerza de las dos clases referidas, corresponderá el mando al oficial ó jefe más graduado; y en igualdad al de la milicia permanente, á ménos que el de la cívica sea retirado del ejército, en cuyo caso, si está desempeñando en ellas las funciones del último empleo que obtuvo en éste, y fuere anterior su despacho, tomará el mando, conceptuándose vivo en aquella acción.

Art. 29.- Los honores y consideraciones en los actos del servicio serán recíprocos entre la milicia permanente, activa y local, conforme á lo prevenido en la Ordenanza general del ejército.

Art. 30.- Cada Estado arreglará el Código penal á que debe estar sujeta la milicia local en el servicio de su Estado.

Art. 31.- Las legislaturas procederán á reglamentar la milicia local en sus respectivos territorios, con arreglo á las bases establecidas por esta ley; señalando igualmente el uniforme que debe usar, el cual tendrá las menores diferencias notables que sea posible, respecto del que usa la tropa permanente y activa.

Art. 32.- Los Estados tendrán organizada su milicia local á los seis meses de publicada esta ley, siendo el mínimum de su fuerza el uno por ciento de su población.

Art. 33.- La milicia local que esté dependiente del gobierno federal, desde el dia que se ponga á su disposicion hasta el en que llegue á su pueblo de regreso, gozará por el erario nacional el haber señalado á sus clases en la milicia permanente, segun sus armas.

Art. 34.- El demérito que tenga, el armamento, monturas y caballos en el tiempo que sirva, á la Federacion, será satisfecho por ésta al respectivo Estado.

Art. 35.- Gozarán todos los individuos de tropa, ínterin dependan del supremo gobierno, dos pesos mensuales de gratificacion la infantería y la artillería, y dos pesos cuatro reales los de caballería, para vestuario é indemnizacion de las demas gratificaciones que gozan los demas individuos de la milicia permanente.

Art. 36.- Los individuos que se inutilizaren, ó las familias de los que fallecieren en accion de guerra ó de sus resultas, tendrán opcion á todas las gracias concedidas á los de la milicia permanente.

Art. 37.- La milicia local, desde el dia en que se ponga á disposicion del gobierno federal hasta el en que se le mande retirar, estará sujeta en todo á las leyes del ejército.

Art. 38.- En los puertos ó puntos fronterizos, cuando por circunstancias extraordinarias saliere la milicia permanente y activa, y la local cubriere los puntos que guarnecían aquellas, prévio consentimiento de la autoridad civil, dependerá la milicia local empleada del comandante militar del punto, sujeta á las penas de ordenanza, pagándose por la Federación.

Art. 39.- Los gobernadores de los Estados y el gobierno general, por lo respectivo al distrito y territorios, darán anualmente al congreso general noticia de la fuerza, armamento y progresos de la milicia cívica.

Art. 40.- Quedan derogadas la ley de 8 de Abril de 1823, que organizó la milicia local de infantería y caballería, y la de 5 de Mayo de dicho año, que lo verificó con la de artillería.

México, 29 de Diciembre de 1827.-

A D. Juan José Espinosa de los Monteros.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/