1824
Decreto. Sobre la publicación y juramento de la constitución.
Septiembre 28 de 1824.


El soberano congreso general contituyente de los Estados-Unidos Mexicanos ha tenido á bien decretar:

1.- En la sesion pública del dia inmediato á aquel en que se concluya la constitucion política de los Estados-Unidos mexicanos, se leerá íntegra, y la firmarán en dos originales manuscritos todos los diputados existentes en esta ciudad.

2.- Una comision, inclusos dos secretario, pasará en seguida al palacio del supremo poder ejecutivo, y presentará á éste uno de aquellos dos originales, que conservará en su archivo.

3.- En la sesion pública del dia despues de firmada la constitucion, los diputados prestarán en manos del presidente del congreso el juramento de cumplirla, despues que aquel lo haya verificado en manos de los secretarios.

4.- Acto continuo, á la hora de las diez, se presentará en el salon de las sesiones el supremo poder ejecutivo, y prestará el mismo juramento de cumplir y hacer observar la expresada constitucion.

5.- Concluido este acto, el supremo poder ejecutivo se dirigirá á la iglesia catedral, donde se cantará un solemne Te Deum y una misa en accion de gracias, en la cual el eclesiástico de mayor dignidad, ó el que fuere nombrado en su defecto, pronunciará un discurso análogo á las circunstancias.

6.- Sin pérdida de tiempo procederá el gobierno á publicar solemnemente la constitucion en esta capital, y la comunicará inmediatamente á los gobernadores de los Estados y autoridades plíticas de los territorios, para que asimismo lo verifiquen en todos los pueblos de su demarcacion.

7.- El supremo poder ejecutivo arreglará la ceremonia de la publicacion de que habla el artículo anterior, cuidando de que ésta se haga con el aparato y solemnidad que el acto requiere.

8.- El domingo inmediato al dia en que se reciba la constitucion en cada uno de los Estados, sus legislaturas y gobernadores prestarán el debido juramento, bajo la fórmula del artículo 11, y en los términos y con las solemnidades que aquellas determinaren.

9.- Asímismo decretarán el modo y solemnidad con que habán de verificarlo las demas autoridades, tanto civiles como eclesiásticas, los empleados, las comunidades , corporaciones y todos los habitantes de sus respectivos Estados.

10.- Los secretarios del despacho, los empleados generales, así civiles como militares, los RR. obispos y gobernadores de diócesis, las autoridades, empleados, comunidades y corporaciones de los territorios, y demas que estén sujetos á la inmediata inspeccion de los poderes generales, jurarán con arreglo al reglamento que acompañará á este decreto el supremo poder ejecutivo.

11.- Los individuos y corporaciones que ejercen jurisdiccion ó autoridad, prestarán el juramento bajo la fórmula siguiente, que no se podrá alterar:

¿Jurais á Dios guardar y hacer guardar la constitucion pólítica de los Estados-Unidos Mexicanos, decretada y sancionada por el congreso general constituyente, en el año de 1824?—

Respuesta: Sí juro.—

Si así lo hiciereis, Dios os lo premie, y si nó, os lo demande.

Respecto de los que no ejercieren jurisdiccion ni autoridad, se suprimirán las palabras hacer guardar.

12.- El individuo ó individuos comprendidos en los artículos de este decreto, que de alguna manera se resistieren á prestar el juramento prevenido, serán extrañados del territorio de la república, si requeridos una vez por el gobierno ó autoridad correspondiente, permanecieren en su propósito.

13.- Los testimonios y certificaciones de este acto, se remitirán al congreso por los conductos ordinarios.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/