Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1823

Decreto. Que los reos de algunos delitos sean juzgados militarmente. Reglas para abreviar el despacho de las causas de los mismos reos, cuando sean juzgados por la jurisdiccion ordinaria.
Septiembre 27 de 1823.

El soberano congreso mexicano ha tenido á bien decretar:

1.- Los salteadores de camino, los ladrones en despoblado y aun en poblado, siendo en cuadrilla de cuatro ó mas, si fueren aprehendidos por la tropa del ejército permanente, ó de la milicia provincial ó local destinada expresamente á su persecucion por el gobierno, ó por lo gefes militares comisionados al efecto por la autoridad competente, serán juzgados militarmente en el consejo de guerra ordinario prescrito en la ley 8ª, título 17, libro 12 de la ovísima Recopilacion, cualesquiera que sea su condicion y clase.

2.- Si la milicia nacional ejecutase por si sola la aprehension, el consejo ordinario de guerra se compondrá de oficales de ella con arreglo á ordenanza; pero si hubiere concurrido tropa permanente, asistirán al consejo oficiales de una y otra clase en igual número, si lo hubiere, y el presidente con arreglo ó ordenaza.

3.- El consejo de guerra se celebrará en el pueblo mas inmediato al punto en que se hubiere hecho la aprehension de los delincuentes, y en que haya el número suficiente de oficiales para formarle.

4.- La sentencia del consejo de guerra ordinario se ejecutará inmediatamente, si la del comandante general de la provicnia con su asesor, que deberá dar á lo mas dentro del tercero dia, fuese confirmatoria. En caso de no serlo, remitirá los autos en el primer correo al comandante general inmediato, cuya sentencia, dada en el mismo término de tres dias, se llevará al efecto.

5.- Si la aprehension se verificase por la justicia ordinaria ó la autoridad política, ó por cualquiera tropa auxiliando á aquellas, serán juzgados los reos de las clases expresadas conforme á la ley de 28 de Agosto de este año; salvo si hicieren resistencia á la tropa aprehensora, en cuyo caso se juzgarán en consejo ordinario de guerra, como va prevenido.

6.- Los cómplices serán juzgados en sus respectivos casos del mismo modo.

7.- Se faculta á los alcaldes de las capitales de provincia, que de hecho no lo estén, para que conozcan á prevencion con los jueces letrados en las causas de los reos expresados.

8.- En las capitales de provincia donde no haya audiencia, y en que fuere posible á juicio del gobierno, se establecerán juntas de revision compuestas de tres letrados que revean las sentencias de los jueces de primera instancia, y las revoquen ó confirmen dentro del tercero dia, fundando su juicio. Donde hubiere audiencia, la Sala que entiende lo criminal hará las veces de las juntas de revision.

9.- Si la sentencia de revision no fuere confirmatoria de la del juez de primera instancia, se pasará el proceso á la junta mas inmediata, quien conforme á lo prevenido, pronunciará su fallo, que se efectuará indefectiblemente. Si la discordia fuere en la Sala de lo criminal, pasará á otra de la misma audiencia.

10.- El gobierno dotará á los letrados de que se han de componer las juntas; pero sin que sus asignaciones puedan exceder el sueldo de los jueces letrados de primera instancia.

11.- Las cuadrillas de conspiradores en despoblado, y sus cómplices serán juzgados con arreglo á esta ley.

12.- Esta ley se observará por cuatro meses contados desde el dia de su publicacion, á no ser que la prorogue el futuro congreso, ó la revoque ántes.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/

NOTA: Véase el decreto de 6 de Abril, y órden de 4 de Junio de 1824.