Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

          1829

          1828

          1827

          1826

          1825

          1824

          1823

          1822

          1821

          1820

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1820-1829 > 1823

Decreto. Formación de la provincia del Itsmo.
Octubre 14 de 1823.

El soberano congreso mexicano ha tenido á bien decretar:

(Ver nota 1)

1.- Se formará una provincia de las jurisdicciones de Acayucan y Tehuantepec, llamada provincia del Itsmo.

2.- La capital de esta provincia será Tehuantepec, por ahora, y mientras se forma una poblacion en el centro del Itsmo en el lugar que designe el gobierno, como mas oportuno para aprovechar la navegacion al golfo mexicano por el rio Goatzacoalco, y la traslacion cómoda por caminos carreteros al puerto mas inmediato al mar del Sur.

3.- El gobierno nombrará un gefe superior político reunido el cargo de intendente, quien procederá á organizar la diputacion provincial, conforme al decreto de nueva convocatoria y leyes vigentes.

4.- A propuesta de la diputacion nombrará asimismo el gobierno un administrador de todas las rentas con los dependientes muy necesarios, á quienes dará un reglamento para el exacto cumplimiento de sus respectivas funciones.

5.- Las rentas de la provincia consistirán en las rentas y contribuciones generalmente establecidas, y ademas en los productos de las salinas del distrito de Tehuantepec, conforme á las leyes generales de la materia.

6.- Con estos fondos, y con la cantidad de treinta mil pesos que dará el gobierno por una sola vez, se procederá á la poblacion y colonizacion de los terrenos baldíos del centro del Itsmo y la barra de Goatzacoalco.

7.- El terreno baldío que existe en esta provincia se dividirá en tres porciones. La primera la distribuira el gobierno entre los militares que se retiren con una parte de sus sueldos, las personas que hayan hecho servicios á la patria, pensionistas y cesantes. Si aun restase algun terreno desocupado de esta primera porcion, lo repartirá el mismo gobierno entre nacionales y extrangeros que se quieran establecer, siempre que tengan las calidades de buena conducta, industria, etc., prefiriendo á los casados. La segunda porcion será beneficiada por el gobierno entre capitalistas nacionales y extrangeros que se establezcan en el país conforme á las leyes generales de colonizacion. La tercera se beneficiará ó repartirá por la diputacion provincial en provecho de sus habitantes que carezcan de propiedad, arreglándose en cuanto á cantidad de terreno que se conceda á un individuo á la base que asigna esta ley, y lo demas lo beneficiará para los ramos de fomento y educacion de los vecinos de la provin-

8.- Para la ejecucion de lo que previene en el artículo anterior, el gobierno nombrará un director ó distribuidor de tierras, ás quien dará las instrucciones que juzgue necesarias, y hará marchar dos ingenieros á Tehuantepec, con encargo de levantar un plano exacto de esta provincia y practicar las operaciones científicas de la distribucion territorial.

9.- La porcion de terreno que se asigne á los militares, será en consideracion al mérito de cada uno, á su graduacion y á la partede sueldos que dejen á retirarse.

10.- Con los fondos de la provincia se comenzará á contruir la poblacion que se ha dicho en el centro del Istmo, fabricando las casas necesarias para los primeros habitantes, surtimiento de víveres por el tiempo que se juzgue necesario, y con los mismos se abrirán caminos, y se fabricará el establecimiento de los primeros pobladores, habilitándolos de los animales é instrumentos muy precisos para el descuajo de los montes y cultivo de la tierra.

11.- Esta primera habilitacion se administrará á los militares precisamente en la caja de Tehuantepec por cuenta de los sueldos que le correspondan por sus retiros, capitalizándolos segun la reglas deducidas de las probabilidades de la vida humana.

12.- La habilitacion que se preste á individuos no militares será en calidad de reintegro con el producto de la tierras, mediante la cantidad anual que señale la diputacion provincial para reembolso de los fondos, á cuyo reintegro serán obligados los herederos de los pobladores en caso que éstos fallecieren.

13.- La porcion de terreno que servirá de unidad y se concederá á un soldado para su establecimiento, es una area cuadrada de tierra de labro de doscientas cincuenta varas por lado, aumentando esta cantidad en proporcion de su familia: con la multiplicacion de esta unidad proporcionará el gobierno la concesion de los demas individuos del ejécito, atendiendo á la regla que prescribe en el artículo 9.

14.- Los habitantes de esta provincia que de nuevo se establecieron, disfrutarán de la escencion de diezmos y contribuciones, conforme á las leyes de novales.

15.- La esportacion de frutos de la provincia, á escepcion de la grana, por el rio de Goatzacoalco, será libre de los derechos del arancel por diez años.

16.- Por la importacion de efectos y manufacturas extrangeras que se hicieron por el mismo rio, se pagará una cuarta parte ménos de los derechos que se cobran en los demas puertos nacionales, y dichos efectos quedan ya libres para la circulacion interior en dicha provincia.

17.- Las máquinas é instrumentos necesarios para cultivo y mejora de la provincia, gozarán de todo franquicia de derechos, y lo mismo los ganados que en ella se introduzcan para su abasto, sea cual fuere su procedencia.

18.- A todos los efectos, tanto nacionales como extranjeros, que son agraciados pór los artículos anteriores, los puede gravar la diputacion provicional con una ligera imposicion municipal, con el objeto de mejorar los caminos y la navegacion del rio Goatzacoalco, dando cuenta la congreso para su aprobacion.

19.- La misma diputacion impondrá á los pobladores ya establecidos, y que gocen del fruto de las tierras, una contribucion municipal moderada, para la educacion y el culto divino, dando asimismo cuenta su aprobacion.

20.- Para los trabajos de caminos y demas que sean públicos, el gobierno remitirá á disposicion del gefe político de la provincia, los individuos que en las demas provincias fueren sentenciados por vagos ú por otros delitos á cierto número de años de presidio. Estos mismnos sugetos se podrán aplicar á los trabajos de particulares, satisfaciéndoles su competente jornal , y concluido el tiempo de su condena, la diputacion provincial les concederá un terreno en propiedad, que será la porcion señalada á un soldado, si por su correccion se hubieren hecho dignos.

21.- Los extrangeros que traigan consigo esclavos, se sujetarán á las leyes establecidas sobre la materia, ó que en adelante se establecieren. (Ver nota 2)

22.- EL gobierno , de acuerdo con el reverendo obispo de Oaxaca, arreglará la administracion espiritual, en que se emplearán por ahora en las poblaciones que de nuevo se formen, los capellanes de tropa que se retiren como militares con goce á la propiedad del terreno, que por esta ley se les concede.

23.- En todo lo demas se sujetará la nueva provincia á las leyes generales de colonizacion.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/dublanylozano/

NOTAS:

1.- Véase la órden de 11 de Abril de 1823, y decreto de 18 de Agosto de 1824.

2.- Véase el decreto de 13 de Julio de 1824.