Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1815

Declaraciones de José María Morelos, en el juicio llevado en su contra, sobre la formación y organización del Congreso de Chilpancingo.
Apróx. Diciembre 1815

MOTIVOS DE LA FORMACIÓN DEL CONGRESO DE CHILPANCINGO.

Dijo: Que el motivo de haberse formado el Congreso de Chilpancingo dimanó de que estando encontrados los vocales de la Junta Suprema que se titulaba de América, Rayón, Liceaga y Verduzco, éstos le pedían cada uno de por sí armas y gente para perseguirse mutuamente, y como el declarante que de esta oposición había de resultar forzosamente malas consecuencias a la causa general que defendía, les propuso que para evitar semejantes desórdenes se erigiese una Junta General en donde a pluralidad de votos se acordaría lo conveniente, y habiéndoles dejado a su arbitro el lugar donde aquella se debería reunir convinieron en que fuese en el expresado Chilpancingo de cuyas resultas la erigieron en Ciudad con el nombre de Nuestra Señora de la Asunción.

Formado el Congreso y reunidos sus vocales como fueron Verduzco representante por Michoacán: Quintana por Yucatán: Herrera por Tecpan: Ignacio Rayón por Guadalajara: Crespo por Oaxaca: Bustamante por México: Liceaga por Guanajuato y el que declara por el Nuevo Reino de León: trataron en su primera acta de aumentar el número de vocales para que la pluralidad de éstos compensara los que pudieran resultar adictos a los desavenidos Rayón, Verduzco, y Liceaga.

En efecto nombraron nuevamente a Cos por Zacatecas: a Murguía por una Provincia que no se acuerda.

La segunda acta que celebraron dimanó de que el declarante les propuso que eligiesen un individuo para el supremo poder ejecutivo que lo tuviera en depósito mientras se erigía una Corporación y de aquí resultó electo el que declara con este cargo por todos los votos, y aunque lo renunció en el acto insistieron los vocales en su votación, y a consecuencia determinó que el poder Judiciario quedara reasumido en el Congreso hasta tanto se verificara la Corporación expresada.

A consecuencia de todo lo expuesto pidió a los vocales, que en lo sucesivo se había de titular Siervo de la Nación, porque éste le pareció más a propósito que otro retumbante, y también contribuyó en algo su humildad por la cual resistió igualmente el título de Alteza que acordaron ser el que le pertenecía durante el tiempo que obtuviera el cargo, y a pesar de ello, le mandaron a Chupío que así se debía nombrar como en efecto se lo han seguido dando.

De todos los vocales referidos sólo había dos propietarios que lo fueron Crespo por Oaxaca y Herrera por Tecpan; a estos dos les mandaron o dieron los votos de Parroquias los interesados, y aunque ignora si les fueron [dadas] las instrucciones correspondientes como igualmente los sujetos que firmaron aquéllos, infieren que acaso les mandarían uno y otro.

Las demás provincias que representaban los otros vocales ya expuestos ignora el declarante y aun creé de positivo que no mandaron más que algunos poderes para la votación, como fueron los curas de los lugares ocupados por los revolucionarios; pero de instrucciones mandadas no tiene el más mínimo antecedente.

Que el principal punto que trató el Congreso, fue el de que se hiciese una Constitución Provisional de Independencia para lo cual comisionó a Quintana, Bustamante y Herrera, quienes formaron la que han dado a luz el día 23 o de 24 de Octubre de 1814, en el Pueblo de Apatzingán:

LOS JEFES Y LAS FUERZAS INSURGENTES

Dijo: Que cuando salió de Uruapan para Huetamo el día 29 de Septiembre último lo hizo no sólo con el Congreso Supremo Mexicano sino también con los vocales del Supremo Gobierno y los del Supremo Tribunal de Justicia, dejando en la Provincia de Valladolid una Junta Subalterna compuesta de los vocales Muñiz, Lic. Ayala, Domingo Rojas, José Pago-la, y Felipe Carbajal con facultades de gobernar por las tres Corporaciones y dar cuenta a éstas al paraje donde se situasen: Que los Cabecillas que quedaron por aquella Provincia son Pablo Galeana en Tlalchapa con doscientos hombres, Ávila en Acalpica con trescientos hombres, González en Apatzingán con doscientos, Vargas por los Reyes con quinientos, Hermosillo en el Ramblas contiguo a Zamora con cuatrocientos, Rosales en los altos de Ibarra con trescientos, el Padre Corea en Dolores con quinientos, el Padre Torres por Penjámo con ochocientos, Yarza en Zacapu con seiscientos, Carbajal, en Pátzcuaro y Uruapan con cuatrocientos: todos los cuales están sujetos a la Junta Subalterna de Valladolid, así como también Ramón Rayón le sucede lo mismo, desde Cóporo cuyas fuerzas ignora por haberse negado éste a dar los Estados de ellas.

Los designios de los Cabecillas que ha relacionado no son otros más que estar a la defensiva y con el proyecto de fortificarse en lugares a propósito como son Yarza en la Laguna de Zacapu; Carbajal en Chimílpas: el Padre Torres en su departamento: y Rayón en un cerro contiguo a Sultepec cuyo nombre es el de Huatepec.

Que a Cos lo dejó preso en Atijo a su marcha el día 15 de Octubre y Liceaga pidió licencia por tres meses desde Huetamo para el Bajío, con protesta que hizo de reunirse en el paraje que se situase la Junta o el Congreso:

Que Verduzco se retiró hace un año y después de que se juró la Constitución en Apatzingán por que concluyó su tiempo de vocal y no fue electo nuevamente para nada; está huyendo de Rayón, y por lo mismo no existe en su curato de Tuzantla que fue a donde se retiró:

Que con motivo de la salida para la Provincia de Puebla del que declara se retiraron desde Uruapan los vocales Lic. Sánchez y el Lic. Arias y pidieron licencia temporal el Dr. Argandar, el Lic. Isazaya y Villaseñor con el fin de incorporarse después.

Dijo: Que la representación y relaciones que conservó después de Tlacotepec que fue en donde reasumió el Congreso el poder ejecutivo solo fue el de un vocal y Capitán General de las Armas sin embargo de no tener a su mando más que su escolta compuesta de ciento cincuenta hombres, por que el Congreso determinó en Tlacotepec, Axuchitlán, Tlalchapa, Guayameo, y Huetamo de los mil hombres que reunió en el primero, y de las demás tropas y armas que habían estado hasta entonces al mando del que declara, cuyo principio fue sin duda el origen y fundamento de las desavenencias con los individuos del Congreso por que éste determinaba muy mal de las tropas, en concepto del que declara.

A pesar de que supo en Tlacotepec el 23 de Febrero de 1814 de que una partida de tropas del Rey venía en su solicitud un día antes de que llegase, no salió de aquel pueblo como lo hicieron los vocales del Congreso hasta que aquellas no las tuvo muy inmediatas, y por lo mismo consultando a que sólo tenía sesenta hombres de su escolta y trescientos hombres desarmados se resolvió a no aguardar la división del Rey que tenía a la vista, y así se retiró por los parajes que ha dicho a principio de esta pregunta, perdiendo todo su equipaje, sello, imprenta y remonta con algunos muertos.

SALIDA DE URUAPAN, DERROTA Y PRISIÓN,
RELACIONES CON GOBIERNOS EXTRANJEROS

Dijo: Que salió de Uruapan, por Ario, Huetamo, Cutzamala, Tlalchapa, Poliutla, Pesoápan, y toda la orilla derecha del Mezcal a con mil hombres poco más o menos. Quinientos de ellos armados de fusil y el resto paisanos y pasajeros con algunas de toda arma: Su objeto fue conducir al Congreso que también lo acompañaba, y el declarante iba de comisionado y director de las marchas para situarlo en Tehuacán, Songolíca, Zacatlán o Naulinco, que era donde habían determinado hacer mención:

En el camino se le agregaron algunas cortas partidas pero éstas se volvieron a sus respectivas demarcaciones; los sujetos que mandaban inmediatamente esta división eran el mariscal Nicolás Bravo, Lobato, Paéz, Carbajal, y Irrígaray, los vocales que componían el Congreso, eran Sotero Castañeda, Ruíz de Castañeda, Alas, Sesma el Viejo, y González; los del Tribunal de Justicia eran Lic. Ponce, Martínez y Castro, y los de Gobierno el que declara y Cumplido, por que Liceaga como ha expresado se fue con licencia temporal; también venían los secretarios de éste Arriaga, y Benítez, y del de Justicia Bermeo y Calvo.

Hasta el paraje entre los pueblos de Texmalaca, y Cutzamala, que fue a donde se aprehendió al declarante y sufrió una derrota su gente con la dispersión de estos vocales, no se le reunió partida alguna, pero sí esperaba por orden, que el gobierno les había mandado que había de salir a recibirle, y a sostenerle en el paso del Río, las divisiones de Sesma, que estaba en Chilacayuapa, la de Guerrero que estaba en las inmediaciones de Tlapa, y la de Terán que se hallaba por Tehuacán con trescientos hombres cada uno, pero ignora el motivo por que no cumplieron con aquella orden.

Según los estados de fuerza que vio de Sesma, Guerrero, y Osorno tiene los primeros quinientos fusiles con poco más de mil hombres: Guerrero tiene trescientos costeños y mucha indiada: y Osorno tiene mil fusiles y como dos mil hombres: De Terán y Victoria aunque no ha visto sus estados les regula setecientos fusiles y mil quinientos hombres al 1°. y a Victoria mil fusiles y dos mil hombres; igual motivo, tiene para no saber la fuerza de Rayón pero infiere que con Epitacío, Pascasio, Vargas, y Hernández podrá ascender a mil y doscientos fusiles con dos mil y quinientos hombres:

Que todos éstos reconocen a la Junta, y obedecen al Supremo Gobierno de que es uno de los vocales el declarante por cuyo motivo, y el de acercarse a la costa, resolvió el Congreso situarse entre aquéllos y aproximarse a saber el resultado del cura Herrera, que fue enviado a los Estados-Unidos con veintiocho mil pesos para que negociase con aquel gobierno si les mandaba gente y armas para conseguir su Independencia, y en el caso de no conseguir nada hacer lo propio en Caracas, Londres, u otros países donde pudiera conseguir algo; pues al efecto le asignaron cuarenta mil pesos de sueldo anuales, y estaban dando providencias para remitirle paulatinamente más dinero:

Se ignora en qué paraje se halla en el día el citado Herrera: su secretario Zárate: el capellán Ponz Ex-Provincial del Orden de Santo Domingo y Juan Nepomuceno Almonte que se decía Adivino del que declara, y unos diez oficiales que pidió al Congreso Álvarez de Toledo desde el Nuevo Orleáns.

DE LOS RECURSOS MATERIALES

Dijo: Que al Congreso le tocaba el proporcionar arbitrios para esta subsistencia, pero le consta al que declara que sus miras, y proyectos eran organizar el ramo de hacienda, y las Intendencias, en las Provincias de Puebla, Veracruz, y parte de Oaxaca: establecer una contribución general, sobre todos los individuos, abrir el comercio interceptado hasta ahora para de esta suerte percibir las cantidades de sus productos por las alcabalas y contribución particular de este ramo; y que en caso de que todo esto no fuera bastante para sostener la gente necesaria, batir moneda provisional de cobre u otro metal equivalente, a falta de plata y oro.

DE LA TRASLACIÓN DEL CONGRESO

Que se acordó la traslación de las corporaciones de la nueva constitución provisional al pueblo de Tehuacán, por haber parecido el más a propósito, tanto por la cercanía de la costa, que facilitaba la correspondencia con los enviados a la Nueva Orleáns, como por componer las desavenencias que se habían suscitado entre las divisiones de las Provincias de Puebla y Veracruz, y que este era el objeto de la expedición que ha derrotado el Sr. Concha en Texmalaca; que los individuos de las corporaciones habían pasado ya cuando empezó el ataque, por que iban por delante: que del congreso legislativo sólo iban cinco, y eran los dos Lics. Castañedas, el Lic. Alas, Sesma el Viejo y el indio González, y aunque ha oído decir que Sesma murió en el ataque, no sabe como sucedería, sino es que se atrasó, por ir, como en efecto iba enfermo; y que los otros vocales del Congreso, que por todos son en el día hasta trece, se quedaron por allá, excusándose a venir por los motivos que cada uno tuvo o presentó:

Que del Consejo Supremo de Gobierno sólo venían Morelos y Cumplido, porque Liceaga se quedó allá, también con licencia que se le dio por cuatro meses: que del Supremo Tribunal de Justicia venía Ponce, que es el Presidente, Martínez vocal suplente, y un Lic. de Valladolid de cuyo nombre y apellido no se acuerda ahora; que la tropa que llevaba Morelos, y derrotó el Sr. Concha, se componía en todo, según lo que vio el deponente, de quinientos hombres, trescientos de caballería, poco más o menos, y doscientos infantes; y que con motivo de esta traslación, dejaron en la Provincia del Michoacán, una junta gubernativa y dependiente de la Suprema compuesta de cinco individuos: que no sabe, digo no tiene presente quienes, a excepción de uno que se apellida Muñiz, por haber sido este un acuerdo que se hizo en el camino, y de que se dio al deponente una ligera noticia, por cuya razón no retiene los nombres.

Fuente:

Independencia Nacional Tomo II. Morelos – Consumación. Coordinador: Tarsicio García Díaz. Instituto de Investigaciones Bibliográficas. Seminario de Independencia Nacional. Universidad Nacional Autónoma de México – Biblioteca Nacional – Hemeroteca Nacional. México, 2005. Páginas 185-190. Tomado de: Luis González. El Congreso de Anáhuac, pp. 273-279.