Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1815

Carta del Congreso a Félix María Calleja que pide se le conserve
la vida a José María Morelos.
Tehuacán 17 de noviembre de 1815.

Señor general.

La suerte de la guerra ha puesto en manos de V. E. la persona de D. José María Morelos hecho prisionero en las inmediaciones de Tezmalaca el 5 de este mes, a tiempo que protegía la retirada de este Congreso Nacional.

Sus diputados presumen que V. E. intente quitar la vida a este ilustre guerrero, o que no le trate con el respeto debido a su carácter; pues V. E. no considera esta guerra sino bajo el aspecto de una rebelión, y no como la expresión y voluntad general de un pueblo justamente irritado.

V. E. ha procurado inspirar esta desventajosa idea a las naciones civilizadas, a pesar de que la desmienten la tenacidad y constancia con que por ella reclama la América su libertad.

Sin embargo, esta representación nacional faltaría a sus deberes si no solicitase de V. E. la conservación de la preciosa vida del general Morelos que es uno de los jefes más principales, y al mismo tiempo miembro de nuestro gobierno americano.

Exhortamos, pues, a V. E. en nombre de la nación, y por las penalidades sufridas por causa de esta guerra, a que conserve la vida de D. José María Morelos.

Acompañamos la proclama que acabamos de circular en el ejército, y esperamos que V. E. que en su oficio del 14 del presente dirigido al Sr. D. Pedro de Fonte concedió el indulto a don Juan Nepomuceno Rosáins, escuchará en esta vez la voz de la humanidad.

Nos prometemos que cesará ya el derramamiento de la sangre de los moradores, de este país, ya que hasta aquí no ha reinado por todas partes sino la desolación y la muerte.

Hemos dado constantemente pruebas de moderación: reflexione V. E. en que si atenta contra la vida de Morelos, su muerte sería un fatal presagio para V. E. y para todos los de su partido.

Cuidado, pues, con los azares de la guerra.

¡Cuidado con las vicisitudes de los imperios! iExamine V. E. nuestra situación y recursos y tiemble por la venganza!

Si V. E. se muestra cruel, ¿qué puede prometerse si las contingencias inesperadas de la campaña los ponen en nuestras manos? ¿Acaso sus prisioneros tendrán derecho para implorar nuestra piedad?

¿Querrá V. E. obligarnos a que nos arrepintamos de haber sido clementes, a pesar de nuestro justo enojo?

Finalmente, acuérdese V. E. de que sesenta mil españoles deberán responder de la menor injuria que se haga al general Morelos.

Él es amado sobre toda ponderación de los americanos, su suerte no puede verse con indiferencia, ni aun por los que han sido unos simples espectadores en nuestra terrible lucha.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Tehuacán 17 de noviembre de 1815.

Lic. José Sotero Castañeda, presidente del congreso.

Lic. Ignacio Alas, presidente del gobierno.

Lic. José María Ponce de León, presidente del Supremo Tribunal de Justicia.

Al Sr. capitán general del ejército español D. Félix María Calleja.

Fuente:

Independencia Nacional Tomo II. Morelos – Consumación. Coordinador: Tarsicio García Díaz. Instituto de Investigaciones Bibliográficas. Seminario de Independencia Nacional. Universidad Nacional Autónoma de México – Biblioteca Nacional – Hemeroteca Nacional. México, 2005. Páginas 195-196. Tomado de: Luis González. El Congreso de Anáhuac, pp. 180-181