Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1814

El Gobierno de Madrid se alarma ante la noticia de que José María Morelos ha instalado un Congreso, e instruye a Calleja para que, sin escatimar medios, lo aniquile.
Madrid, 26 de febrero de 1814.

Reservada. Gobernación de Ultramar.

Excmo. Sr. Virrey de Nueva España.

El Gobernador de Veracruz ha remitido a la Regencia del Reino unos papeles de los sediciosos que turban la tranquilidad de esas provincias, hallados a un arriero que, introduciéndose con víveres en aquella plaza, los llevaba de orden de uno de los cabecillas al Comandante de Lanceros, D. José Manuel Panes, quien parece no tenía ninguna conexión con el remisor, ni había fundamento alguno para sospechar otra cosa que la de que era tentado a entrar y proteger los planes de aquellos perversos.

Entre los citados papeles, hay unos que han llamado la atención de S.A., respecto de que en ellos se trata de una reunión que hizo en Chilpancingo, con título de Congreso, el rebelde Morelos, para hacerse elegir Generalísimo y jefe supremo del Poder Ejecutivo.

Esta medida, aunque violenta y con todo el carácter de impostura y ridiculez que lleva en sí misma, no dejará de haber producido algunas ilusiones perniciosas y dádole cierto grado de autoridad entre las bandas que acaudilla, por lo que y otras consideraciones de igual naturaleza, deberá V.E. tomar todas las medidas que le sugieran sus luces y acreditado celo, para contrariarlas y desvanecer las impresiones que pueda haber hecho, procurando en lo sucesivo impedir que se verifiquen semejantes conventículos.

Y como es natural que este paso dado por Morelos, en que descubre toda la extensión de sus planes y la ambición desmesurada de reasumir en sí solo todo el mando que hasta ahora se figuraba depositado en los cabecillas Rayón, Liceaga y Berdusco, le haya indispuesto con ellos y excitado una rivalidad y desunión que puede ser muy provechosa a la justa causa, estará V.E. a la mira para aprovechar ésta y cualquiera otra coyuntura que se presente, a fin de fomentar la discordia entre estos pretendidos jefes con el objeto de debilitarlos, atraerlos o exterminarlos con más facilidad, particularmente a Morelos, cuya destrucción debe ser la principal mira de V.E. y realizarla a toda costa.

Por lo que hace al Comandante de Lanceros, Panes, advertirá V.E. al Gobernador de Veracruz vigile sus pasos con el mayor disimulo, pues aunque hasta ahora no haya motivo de recelo respecto de su conducta leal y patriótica, la prudencia exige estas precauciones, pero sin dar lugar a que la desconfianza ocasione ningún resentimiento ni compromiso que lo enajene o cause su descrédito.

Todo lo participo a V.E. de orden de S.A., que se promete de su tino y talento el mejor éxito en éste y otros interesantes negocios.

Dios guarde a V.E. muchos años.

Madrid, 26 de febrero de 1814. Juan Alvarez Guerra.

Es copia.

México ... de ... de 181 ... [así en el documento].

Fuente:

Ernesto Lemoine Villicaña. Morelos, su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición. México, 1965. p. 461-462.

Nota de Ernesto Lemoine Villicaña: Archivo General de la Nación (AGN), Virreyes (Calleja), t. 268-C, f f. 139-40.

Los testimonios insurgentes que motivaron tal oficio, son los que figuran en esta obra con los núms. 103, 114, 123 y 124. Remitimos a ellos al lector y, además, a la nota del Doc. 53.