Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1813

Retirada, sin consecuencias, de las fuerzas insurgentes por los rumbos de Huatusco; Nicolás Bravo a José María Morelos.
Huatusco, octubre 6 de 1813.

Parte que ha recibido su alteza serenísima del señor mariscal de campo don Nicolás Bravo.

Serenísimo señor.

Ya dije a vuestra alteza serenísima en mi anterior, que desde el día 4 del pasado me había atacado una división de mil y quinientos hombres, y que después de haber sido rechazados trataron de ponerme un sitio auxiliados de otros quinientos que vinieron de Puebla al mando de Águila.

El día 12 instaron bastante los oficiales contrarios a los míos para que yo les escribiese, y temiendo que se pasasen algunos convine en mandarles un oficio; mas esto sirvió para darme a conocer que sus instancias sólo tenían el objeto de provocarme, en lo que me confirmó un oficio impolítico que me dirigió el mandarín Antonio Conti.

Pero que bien se desengaño éste el día 16 de que me podía defender, pues empeñó una acción vigorosa, y a las cuatro horas de fuego fue rechazado por cuantos puntos acometió con mucha pérdida de muertos y heridos, incluso él de una pierna.

Viendo yo que a pesar de esto seguían estrechándome el sitio, oficie a los señores coroneles Sánchez y Arroyo, los cuales enviaron su gente al mando de subalternos; pero éstos ningún socorro pudieron darme pues a los cuatro o cinco días desaparecieron.

Asimismo pasé oficio al excelentísimo señor teniente general don Mariano Matamoros, y estando en espera de su respuesta me volvió a acometer el enemigo el día 3 del presente, saliendo escarmentado como siempre.

Pero habiéndoseme acabado en aquel día los pertrechos, determiné retirarme el siguiente, lo que verifiqué a las tres de la mañana con todos mis cañones y demás armas; siendo tan feliz mi salida que no perdí lo más mínimo y logré sacar mi división bien reunida por enmedio de los campos enemigos sin dispersarse un solo soldado, dejando al enemigo burlado y con la pérdida de más de doscientos hombres muertos y muchísimos heridos.

La mía se redujo a cinco muertes y doce heridos, entre éstos el capitán de cazadores don Nicolás Anzures, y el ayudante don Nicolás Agüero de heridas leves.

En general recomiendo a vuestra alteza serenísima, toda esta división, pues cada día da muestras de su valor y entusiasmo.

No he dado ningún auxilio al señor coronel Peredo, que se halla en Mizantla.

Dios guarde a vuestra alteza serenísima muchos años.

Cuartel general en Huatuzco, 6 de octubre de 1813.

Nicolás Bravo.

P. D. El enemigo luego que entró en la plaza inundó el pueblo, y marchó a las Villas.

Serenísimo señor, don José María Morelos, generalísimo de nuestras armas.

Fuente:

José María Morelos y Pavón. Documentos de su vida y lucha revolucionaria. Tomo VI. Congreso de Chilpancingo. 1813. Segunda parte. En la insurgencia. Centro de Investigaciones y Ediciones Históricas, A. C. Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco. Secretaría de Cultura de Michoacán. Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Investigación, selección, arreglo, revisión y notas de: Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva y María del Carmen Berdejo Bravo. CD ROM. México, Primera edición electrónica, 2012.

[Correo Americano del Sur, XXXVII, Oaxaca, noviembre 11 de 1813.]