Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1813

Medidas disciplinarias decretadas por José María Morelos para aplicarse en las comarcas dominadas por sus fuerzas.
Acapulco, 30 de junio de 1813.

Don José María Morelos, Capitán General de los Ejércitos Americanos, Vocal de la Suprema Junta Nacional Gubernativa, etcétera.

Los insultos, robos y extorsiones que los malos americanos infieren a los vecinos y pueblos, y las continuas quejas de los naturales sobre daños en sus sembrados, a más de dar al enemigo materia para envilecer nuestra causa, desarraiga de los pocos reflexivos la ventajosa opinión que justamente han formado de nuestro sistema, y distraen las atenciones de esta Capitanía General con los frecuentes ocursos que elevan a ella, quedando el dolor de no poder remediar nada, porque se ignoran o se hallan distantes los agresores.

Y deseando cortar de raíz un mal tan generalizado, mando que todos los subdelegados y tenientes de justicia estrechen sin demora a los naturales que hayan sembrado, a cercar sus labores para evitar los perjuicios que se les ocasiona con el continuo tráfico de bestias, apercibidos de que el que así no lo hiciere, pierde la acción de reclamarlos.

Que todos los que transitaren por los caminos, sean de la clase o condición que fueren, cuando lleguen a cualesquiera rancho, hacienda o pueblo, manifiesten el pasaporte o comisión que llevaren y para cuantos auxilios pidan por los precios que en aquel territorio tengan las cosas.

Declaro que los delincuentes en esta parte, no gozan el fuero militar, y autorizo a los justicias, gobernadores, alcaldes y dueños de fincas rústicas, para que a los infractores los persigan hasta aprehenderlos; y asegurados, los remitirán al justicia o jefe militar del destacamento más inmediato, quien dará cuenta a esta Capitanía General para aplicarles la pena que merecieren según las circunstancias.

Que lo mismo hagan con cualesquiera otro en cuyo poder se encontrare cosa ajena, aunque no se haya robado en aquel territorio, pues debiendo extinguirse esta clase de gentes, que son unos verdaderos ladrones, todos son jueces competentes, aunque por parte de ellos se oponga la excepción de ser oficiales o coroneles.

Y para que llegue a noticia de todos, se publicará por bando en todas las capitales y cabeceras de la subdelegación, y se fijará un ejemplar en todas las casas reales y de comodidad de cuantos pueblos me están sujetos.

Dado en el Cuartel General de Acapulco, 30 de junio de 1813.

José María Morelos.

Lic. Juan Nepontuceno Rosáinz, Secretario.

Es copia legal de su original, de que certifico.

Intendencia de Teipan y julio 6 de 1813.

Por mandado de S.S., Nicolás Yepes, Secretario de Intendencia.

Es copia de su original, de que certifico.

San Miguel Totolapa, julio 14 de 1813.

Miguel Antonio de Quesada [rúbrica].

Fuente:

Ernesto Lemoine Villicaña. Morelos, su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición. México, 1965. p. 328-329.

Nota de Ernesto Lemoine Villicaña: Archivo General de la Nación (AGN), Infidencias, t. 144, f. 19.

Ejemplar insurgente, con la siguiente anotación al reverso: "Año de 1813. Sobre el buen gobierno que debe haber entre los americanos y que deben presentar sus pasaportes."