Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1813

Lista de los que dieron su voto al señor José María Morelos para que fuera electo generalísimo, con anotaciones realistas de algunos jefes.
Chilpancingo, septiembre 25 de 1813.

Lista de los individuos de varios puntos  
que dieron su voto a Morelos para que fuese electo generalísimo

[En el tomo 116 del ramo de Historia se encuentra lo siguiente:

Cuaderno 1º.- Contiene una lista de los facciosos de varios puntos que dieron su voto al cabecilla Morelos para que fuese electo generalísimo]. [Ver Nota 1]

La oficialidad del ejército del sur en varias fechas, como consta de sus oficios, contribuyó con sus sufragios para generalísimo de las armas, eligiendo al señor capitán general don José María Morelos, los individuos siguientes.

El señor teniente general don Mariano Matamoros (clérigo).

El señor vicario general doctor don Francisco Velasco (ídem).

El señor mariscal don Hermenegildo Galeana.
El señor mariscal don José Antonio Talavera (clérigo).


El señor mariscal don Miguel Bravo.
Inspector general licenciado don Carlos María Bustamante.

El señor mariscal don Ignacio Ayala.

DE LA PRIMERA BRIGADA

El señor brigadier don Juan Nepomuceno Almonte.


El coronel don Felipe González.


El coronel don Antonio Galeana.


El coronel don Ramón Sesma.
El coronel don José María Sánchez (clérigo).

DE LA SEGUNDA BRIGADA

El señor brigadier don Julián de Ávila.

El señor coronel don Juan Álvarez.

El coronel don José Vázquez.

El coronel don Ponciano Solórzano.

El teniente coronel don Laureano Mora, por ausencia del coronel don Vicente Luviano que no está en su regimiento.

DE LA TERCERA BRIGADA

El señor brigadier don Nicolás Bravo.

El coronel don José Antonio Barcena.

El coronel don José Antonio Rincón.

El teniente coronel don José Espinosa, por muerte del coronel Montaño.

DE LA CUARTA BRIGADA

El señor brigadier don Félix Ortiz.

El coronel don Víctor Bravo.

El coronel don José Antonio Arroyo.

El coronel don José Herrera.

El coronel don Jacinto Aguirre.

DE LA QUINTA BRIGADA

El coronel don Mariano Ramírez.

El coronel don José Antonio Couto.

El coronel don José Ignacio Cuellar.

DE LA SEXTA BRIGADA

El coronel don Juan Moctezuma (cura de Songolica).

El coronel don Benito Rocha.

El coronel don José Antonio García Cano (clérigo).

DE LA DÉCIMA TERCERA BRIGADA

El coronel don Francisco Gutiérrez.

El coronel don Victoriano Maldonado. El coronel don José Antonio Martínez.

De las demás brigadas aún no llegan los sufragios.

CUERPO DE ARTILLERÍA

El teniente coronel don Manuel Terán, con toda la oficialidad de su cuerpo.

CUERPO DE HACIENDA

El señor intendente don Antonio Sesma.

El auditor general don Juan Nepomuceno Rosains.

El asesor general don José Botero de Castañeda.

El contador general don Félix Ortiz.

El tesorero general don Antonio Martínez.

El comisario de guerra don Francisco Coria.

El comisario de guerra don Matías Zavala.

CUERPO ECLESIÁSTICO DEL EJÉRCITO

El cura castrense brigadier don Miguel Gómez.

Primer capellán coronel don Joaquín Gutiérrez.

Segundo fray Juan Gutiérrez.

Tercero fray Mariano Cervantes.

Cuarto don Joaquín Bernal.

Quinto fray José Pérez Gallardo.

Sexto fray Pascual Flores.

Segundo cura castrense licenciado don Mariano Valdivieso.

Tercero don Nazario Aparicio.

Cuarto fray José de San Sebastián.

Quinto fray Agustín Farfán.

Tercer cura castrense fray Gabriel Sotomayor.

Los demás sufragios de este cuerpo no han llegado.

PROVINCIA DE MÉXICO

El lectoral don José Manuel Sartorio.

Ídem el marqués de Rayas, con la mayor parte de las parroquias de la corte que no se expresan, porque aún no llegan sus firmas.

El señor brigadier don José Antonio Gutiérrez.

El señor mariscal de campo don Mariano Ortiz.

El coronel don José Baez Izquierdo.

PROVINCIA DE PUEBLA

El señor cura licenciado don José María de la Llave, por sí y a nombre de la mayor parte de los electores de la provincia.

PROVINCIA DE VERACRUZ

No han llegado los sufragios, y se esperan en todo el mes, cuya

dilación no debe embarazar el acto.

POR MICHOACÁN

El teniente general don Manuel Muñiz.

El conde de Sierra Gorda, con la mayor parte del clero de Valladolid.

El señor brigadier don Rafael García.

El coronel don Pedro Regalado.

El brigadier don José Manuel Vargas.

El coronel don Isidro Tapia.

El coronel don José Navamuel.

Notas sobre algunos de estos individuos, agregadas a las copias que se sacaron en la secretaría del virreinato.

Matamoros, presbítero y cura encargado del pueblo de Jantetelco antes de apostatar fue hecho prisionero en Puruarán en 5 de enero de este año, siendo segundo de Morelos, y fue pasado por las armas en Valladolid.

Velasco, presbítero y prebendado de la insigne y real colegiata de Nuestra Señora de Guadalupe antes de apostatar, se indultó en Oaxaca a la llegada de nuestras tropas.

Galeana, fue muerto por nuestras tropas en la costa de Acapulco, poco después de la toma de esta plaza.

Sartorio, presbítero de esta capital.

Este rebelde disimulado que vive entre nosotros, fue uno de los electores constitucionales de parroquia de México en 1812, y con quien más se señaló el pueblo en sus tumultuarios obsequios.

Hay contra él muchas vehementes sospechas, pero las inutilizan nuestro complicado sistema judiciario y la infidelidad de los curiales, resultando que vive tranquilo y disfrutando la protección del gobierno a quien vende y ataca.

El marqués de Rayas es el principal corifeo de la insurrección desde su origen.

Complicado en la conspiración de abril de 1811, agravó la causa que tenía formada de infidencia, la cual gira todavía en esta real audiencia; pero la astucia del reo, y el método tortuoso e inevitable de todos los tribunales civiles, han hecho que los autos sean ya un fárrago inútil, y que nada se le pueda probar.

Es un hombre de profundo disimulo y una malicia refinada, y al fin con escándalo de todo el mundo, con oprobio del gobierno y con peligro conocido del estado, se pasea tranquilamente por las calles de esta ciudad.

El licenciado Llave, presbítero y cura de Puebla y residente en dicha ciudad, es también de los traidores disimulados, y contra él hay otras varias constancias.

El conde de Sierra Gorda, presbítero y canónigo de Valladolid residente en dicha ciudad, tomó partido por la rebelión en el principio con el cabecilla Hidalgo, se le formó causa, de la cual consiguió salir bien, con no poca extrañeza de todos; reintegrado en su prebenda, ha vuelto a ingerirse en la rebelión según constancia.

Fuente:

José María Morelos y Pavón. Documentos de su vida y lucha revolucionaria. Tomo VI. Congreso de Chilpancingo. 1813. Segunda parte. En la insurgencia. Centro de Investigaciones y Ediciones Históricas, A. C. Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco. Secretaría de Cultura de Michoacán. Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Investigación, selección, arreglo, revisión y notas de: Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva y María del Carmen Berdejo Bravo. CD ROM. México, Primera edición electrónica, 2012.

[Hernández y Dávalos, Colección, V-75. [

Notas:

1. Así inicia este mismo documento, aunque sin los datos finales sobre algunos jefes insurgentes, en Hernández y Dávalos, Colección, VI-231. Nota a la Edición Electrónica.