Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1813

José María Morelos ordena al gobernador de la Mitra de Oaxaca que la Provincia de Tecpan se anexe, en lo eclesiástico, a aquel Obispado.
Amusgos, 4 de marzo de 1813.

Sr. Provisor, Dr. D. Antonio Ibáñez de Corvera.
Oaxaca.

La caridad práctica del prójimo exige que la Provincia de Teipan se administre de la catedral de Oaxaca, por lo que conforme pida la necesidad, ocurrirán a V.S. por ministros y Santo óleos, así como por dispensas, y lo participo a V.S. para que con tiempo solicite una provisión semidoble de óleos en Puebla o Goatemala, avisándome de su resolución para mi inteligencia.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Cuartel General en Amusgos, marzo 4 de 1813.

José María Morelos [rúbrica].

II

[Respuesta del Provisor a la orden anterior]

Excmo. Sr. Capitán General, D. Joseph María Morelos.

Ahora mismo, que son las cinco y media de la tarde del día de la fecha, recibo la respetable carta de V.E. de que instruido desde luego, cuidaré de que el canónigo que haya de pasar a la Puebla por los Santos óleos, se provea y disponga en términos de que se pueda ministrar también a la Provincia de Teipan, como V.E. ordena.

En cuanto a ministros, con el mayor respeto hago presente a V.E. dos cosas; la una, que apenas puedo surtir el ministerio de este obispado tan dilatado y de diversos idiomas, con circunstancia de que porque no falte en lo posible la administración y socorro espiritual, nos hemos valido de puros castellanos; lo segundo, que según tengo entendido, Teipan es del Obispado de Valladolid, y como distinta diócesis de ésta, no se extienden a ella mis facultades y jurisdicción, contraídas a sólo este obispado, como muy bien lo sabe V.E.; y lo mismo acontece en orden a dispensas, que se hacen y conceden a virtud de las solitas, y éstas no son más que para el respectivo obispado.

Mas como yo deseo complacer a V.E. y contribuir a que tengan efecto sus ardientes deseos de que no falte el pasto espiritual a esos vecinos, nuestros prójimos, incluyo a V.E. esa orden general a los curas y vicarios comarcanos de este obispado, para que en todos los casos de necesidad que ocurran a ellos los vecinos y feligreses de Teipan por administración de los sacramentos, acudan con puntualidad, entre tanto que por su diocesano ordinario se provea el ministerio; que es todo cuanto puedo hacer en obsequio de esa grey y debido obedecimiento a las respetables insinuaciones de V.E. que manifesté al señor Vicario General Castrense, como también esta humilde contestación, por asegurarme en ella y no proceder por solo dictamen mío, expuesto a errar contra mi voluntad, que aspira al acierto en todo.

Dios guarde a V.E. muchos arios.

Oaxaca, y marzo 12 de 1813.

[Sin rúbrica.]

III

[Forma en que se cumplió lo dispuesto por Morelos]

Siendo como es, no sólo ejecutiva sino necesaria la administración de sacramentos, especialmente los de bautismo y penitencia; el uno en todas circunstancias y el otro en peligro de muerte, como también el de extremaunción, que por su naturaleza no admite dilación ni tiempo para ocurrir en la forma ordinaria a habilitarse para administrarlo, válida y legítimamente; que debemos en los términos posibles socorrer las espirituales necesidades de nuestros prójimos, que por lo respectivo a la Provincia de Teipan nos ha recomendado el Excmo. Sr. Capitán General de los Ejércitos Americanos, D. Joseph María Morelos; desde luego, concedemos una licencia, y en caso necesario ordenamos y mandamos a los padres curas de este obispado, comarcanos a dicho Teipan, o más cercanos; a sus vicarios y a cualquiera otro sacerdote habilitado con las licencias necesarias de este obispado que se halle en aquella provincia o cerca de ella, que luego que ocurran aquellos vecinos y feligreses en solicitud de los santos sacramentos de bautismo, penitencia y extremaunción, acudan inmediatamente a socorrerlos, como también con el augusto sacrificio de la misa, en los días de precepto, hasta tanto que por su respectivo Sr. Illmo. Diocesano, se provea de ministro, como a quien corresponde.

Dado en la ciudad, etcétera.

Fuente:

Ernesto Lemoine Villicaña. Morelos, su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición. México, 1965. p. 269-271.

Nota de Ernesto Lemoine Villicaña: Archivo General de la Nación (AGN), Infidencias, t. 108, f f. 311-4.

Obsérvese en estos documentos, originales, la intención manifiesta de Morelos: demoler el sistema imperante en lo que se refiere a la división territorial eclesiástica, para sustraer recursos —materiales y morales— a las diócesis controladas por el enemigo.