Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1811

Vigorosa y patriótica impugnación de José María Morelos al obispo de Puebla.
Tlapa, 24 de noviembre de 1811.

Excmo. e Illmo. Sr. Obispo de Puebla, D. Manuel Ignacio del Campillo.

He leído el Manifiesto y su compendio, que V.E.I. se ha dignado dirigirme por un efecto de su bondad y lo he recibido con el aprecio que merece la obra de un prelado de dignidad.

Su contenido se reduce a cortar la efusión de sangre y a la penitencia de los que se regulan culpados.

En él dice V.E.I. que la independencia es todavía un problema político y yo añadiría, que los indispensables medios de la presente guerra para su consecución, también se podrán defender "problematicé".

¡ Ojalá que V.E.I. tenga lugar de tomar la pluma para defenderla a favor de los americanos ! Encontraría, sin duda, mayores motivos que el angloamericano y el pueblo de Israel.

Illmo. Sr.:

La justicia de nuestra causa es per se nota, y era necesario suponer a los americanos no sólo sordos a las mudas pero elocuentes voces de la naturaleza y de la religión, sino también sus almas sin potencias para que ni se acordaran, pensaran ni amaran sus derechos.

Por pública no necesita de prueba; pero acompaño algunos documentos que sólo tengo a la mano.

A la verdad, Illmo. Sr., que V.E.I. nos ha hecho poco favor en sus manifiestos, porque en ellos no ha hecho más que denigrar nuestra conducta, ocultar nuestros derechos y elogiar a los europeos, lo cual es gran deshonor a la nación y a sus armas.

V.E.I. con los teólogos, me enseña que es lícito matar en tres casos, y por lo que a mí toca, me será más fácil ocurrir por dispensa a Roma después de la guerra, que sobrevivir a la guillotina y conservar la religión con más pureza entre mis paisanos que entre los franceses e iguales extranjeros.

Cuanto indebidamente se predica de nosotros, tanto y mucho más se debe predicar de los europeos.

No nos cansemos, la España se perdió y las Américas se perderían sin remedio en manos de europeos, si no hubiéramos tomado las armas, porque han sido y son el objeto de la ambición y codicia de las naciones extranjeras. De los males el menor.

En cuanto a la causa particular de algunos curas o presbíteros mal entendidos o mal intencionados, como que no propenderá a la común del reino, ha sido necesario dejarlos atrás, seguros de las balas y tratados conforme a su carácter: no se llevan en cuerda ni se degüellan como en México, porque somos más religiosos que los europeos.

Es falso lo que a V.E.I. han informado acerca de la administración de los santos sacramentos. Sólo se han administrado los que se pueden en los casos de necesidad; hay matrimonios pendientes hasta alcanzar la dispensa de su obispo.

El de Michoacán (nuestro acérrimo enemigo), se ha dignado conceder dispensas a los insurgentes de Atoyac.

Yo suplico y espero, que V.E.I., en uso de su pastoral ministerio, comunique tantas facultades apostólicas a algún foráneo de su confianza, cuantas diere de sí la gracia para remedio de estas almas, porque la nación no larga las armas hasta concluir la obra.

Es cuanto puedo decirle a V.E.I. por ahora; lo demás se entenderá con la Suprema Junta Nacional Americana Gubernativa.

Dios guarde a V.E.I. muchos años.

Cuartel General en Tlapa, noviembre 24 de 1811.

José María Morelos.

Fuente:

Ernesto Lemoine Villicaña. Morelos, su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición. México, 1965. p. 183-184.

(Nota de Ernesto Lemoine Villicaña: Apéndice al Diccionario Universal de Historia y de Geografía, México, Imprenta de J. M. Andrade y F. Escalante, 1856, t. II, p.  900-901.