Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1811

La junta independiente de Zitácuaro hace explicaciones al señor Morelos sobre el motivo por el que aún se proclama a Fernando VII.
Zitácuaro, 4 de septiembre de 1811.

NÚMERO 284 - Tomo I

Número 6.—

Carta de la Junta de Zitácuaro al rebelde Morelos, explicándole la causa de apellidar todavía en sus papeles al rey nuestro señor don Fernando VII con objeto de alucinar a la multitud, aunque en sustancia sólo aspiraba con todos sus colegas a la independencia, considerando a su majestad como un ente de razón

Reservada.—

Habrá sin duda reflejado vuestra excelencia que hemos apellidado en nuestra junta el nombre de Fernando VII que hasta ahora no se había tomado para nada; nosotros ciertamente no lo habríamos hecho, si no hubiéramos advertido que nos surte el mejor efecto; con esta política hemos conseguido que muchos de las tropas de los europeos desertándose se hayan reunido a las nuestras; y al mismo tiempo que algunos de los americanos vacilantes por el vano temor de ir contra el rey, sean los más decididos partidarios que tenemos.—

Decimos vano temor, porque en efecto no hacemos guerra contra el rey; y hablemos claro, aunque la hiciéramos, haríamos muy bien, pues creemos no estar obligados al juramento de obedecerlo, porque el que jura de hacer algo mal hecho ¿qué hará? Dolerse de haberlo jurado y no debe cumplirlo.

Esto nos enseña la doctrina cristiana.

Y ¿haríamos bien nosotros cuando juramos obediencia al rey de España?

¿Haríamos por ventura alguna acción virtuosa cuando juramos la esclavitud de nuestra patria?

¿O somos acaso dueños árbitros de ella para enajenarla?

Lejos de nosotros tales preocupaciones.

Nuestros planes en efecto son de independencia, pero creemos que no nos ha de dañar el nombre de Fernando, que en suma viene a ser un ente de razón.—

Nos parece superfluo hacer a vuestra excelencia más reflexiones sobre este particular que tanto habrá meditado vuestra excelencia.

Dios le guarde muchos años.

Palacio nacional de Zitácuaro septiembre 4 de 1811.

Licenciado Ignacio Rayón.

Doctor José Sixto Verdusco.

José María Liceaga.

Por mandado de la Suprema Junta Nacional Americana.

Remigio de Yarza, secretario.

Señor teniente general don José María Morelos.

Este documento fue cogido entre los papeles del rebelde Morelos, en la derrota que le causó en Cuautla el general Calleja en 2 de mayo de 1812, y se insertó en la gaceta número 225.

Fuente:

J. E. Hernández y Dávalos. Historia de la Guerra de Independencia de México. Seis tomos. Primera edición 1877, José M. Sandoval, impresor. Edición facsimilar 1985. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Comisión Nacional para las Celebraciones del 175 Aniversario de la Independencia Nacional y 75 Aniversario de la Revolución Mexicana. Edición 2007. Universidad Nacional Autónoma de México.

Versión digitalizada por la UNAM: http://www.pim.unam.mx/catalogos/juanhdzc.html