Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1811

Documentos que acompañaron la anterior representación. Número 26.
México, 28 de noviembre a 29 de diciembre de 1811.

Desde el establecimiento de la nueva policía hasta el día de hoy, no ha ocurrido competencia alguna entre vuestra señoría, la real sala del crimen, y la junta de seguridad, antes bien se ha hecho por todos el servicio con la mejor armonía, auxiliándose recíprocamente con el buen suceso que manifiestan los estados de los reos puestos por vuestra señoría a disposición de aquellos tribunales que por separado acompaño a vuestra señoría con esta misma fecha; lo que de acuerdo de ella comunico a vuestra señoría en contestación a su oficio de 29 de noviembre último.

Dios guarde, etcétera.

México 29 de diciembre de 1811.

Miguel Bataller.

Señor oidor superintendente de policía don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

En 7 de octubre último quedé encargado interinamente de este tribunal por ausencia del señor juez propietario don Antonio Columna, y en este tiempo no ha habido cosa alguna que altere la buena correspondencia con el de vuestra señoría como superintendente de policía, pues en dos hechos que han ocurrido entre los dependientes de uno y otro juzgado nos hemos oficiado en términos armoniosos y de buena política; y es cuanto tengo que decir a vuestra señoría en contestación a la pregunta que me hace por su oficio de 1° del corriente.

Dios guarde, etcétera, México y real tribunal de la Acordada 3 de diciembre de 1811.

Juan José Flores Alatorre.

Señor don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

Aspirando vuestra señoría a extender sus beneficios hacia los indios, después de las providencias que con ese objeto ha tomado usted acuerdo en su oficio de 27 del que acaba, quiere saber si dichas providencias pueden mejorarse, si sufren alguna incomodidad por causa de la policía; y siendo ese conocimiento propio de los gobernadores de las parcialidades, a quienes se quejan inmediatamente los perjudicados, he resuelto se les pase copia del citado oficio para su satisfacción y que pueden exponer las vejaciones que resientan.

Dios guarde a vuestra señoría muchos años.

México 28 de noviembre de 1811.

Juzgado general de naturales.

Rafael de la Llave.

Señor juez de policía don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

La buena armonía que hasta ahora se ha observado entre los dependientes de la policía, y la tropa que se emplea en ella, no ha dado lugar que por parte de vuestra señoría como superintendente de aquélla, por la de los jefes de los cuerpos, ni por la mía como sargento mayor de la plaza se haya suscitado competencia ni disgusto alguno, pues estoy persuadido que todos de buena fe procuramos cooperar al mejor servicio del rey y cumplimiento del instituto de aquélla, corrigiendo mutuamente los defectos y faltas que hasta ahora se han advertido en los individuos de una y otra parte con sólo el correspondiente aviso, sin necesidad de quejas, ni de representaciones, cuyo sistema, de acuerdo con vuestra señoría he seguido hasta ahora desde el establecimiento de este ramo; y desde luego por mi parte estoy conforme en seguir lo mismo en lo sucesivo, pareciéndome el medio más adaptable para que el servicio se haga con la paz y unión que todos deseamos; que es cuanto puedo decir a vuestra señoría en contestación a su oficio de hoy.

Dios guarde a vuestra señoría muchos años.

México 29 de noviembre de 1811.

Juan de Noriega.

Señor superintendente de policía.

Es copia.

Ayo.

Si hubiese de contestar a vuestra señoría su oficio de 30 del último noviembre con las vivas expresiones que exige su materia, después de decir mucho siempre quedaría corto. Contentaréme pues con significar sencillamente la verdad porque esto no necesita que la adorne la elocuencia.

Todo el que conozca el carácter de vuestra señoría confesará ingenuamente que no es corrompible ni propenso a cuestionar fuera de lo justo, deduciendo por forzosa consecuencia la armonía que media entre los que tienen el honor como yo de tratar con vuestra señoría bajo tan seguro concepto, no hemos hecho otra cosa los de mi cuerpo, que cooperar a sus rectas y juiciosas intenciones, con que notoriamente desempeña, y corresponder de rigorosa justicia a ellas, en cuanto nos es posible.

Semejante unión es sólida y apoyada en sanos principios, por lo que si hubiere algún temerario que piense sacar complacencia en perturbaciones, desde luego palpará frustrada tan negra idea.

Por separado recibí otro oficio de vuestra señoría de igual fecha a que contestaré luego que mis capitanes me ministren las noticias conducentes.

Dios, etcétera, México diciembre 2 de 1811.

El marqués de San Miguel de Aguayo.

Señor superintendente de policía don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

No he percibido entre los individuos del segundo batallón de mi mando el menor motivo de sentimiento o queja hacia vuestra señoría y por el contrario cuantos han tenido motivo de ver y tratar a vuestra señoría se han manifestado reconocidos a la urbanidad y política con que los ha tratado.

Y por lo que a mi toca nada tengo que decir, porque a vuestra señoría le consta muy bien la completa armonía que hemos mantenido y espero en Dios mantengamos prescindiendo como debemos de toda etiqueta, para que así sea nuestro servicio más útil al rey, y a la patria, cuyo espíritu he reconocido en vuestra señoría con mucha complacencia y satisfacción mía, y procuraré imitar en la parte que me corresponda.

Dios, etcétera, México 1 de diciembre de 1811.

El conde de Basoco.

Señor don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

En la grave indisposición que ha afligido a mi comandante el señor conde de Casa de Heras Soto ha tenido la bondad el excelentísimo señor virrey de conferirme el mando accidental del tercer batallón de patriotas distinguidos, y con esta ocasión he recibido los oficios de vuestra señoría de este día contraídos el uno a renovar los testimonios que tiene vuestra señoría bien afirmados de la concordia de sus sentimientos patrióticos con el cuerpo que tengo la honra de mandar; y el otro pidiéndome razón del aumento de fuerza que ha adquirido el batallón en virtud de las listas que vuestra señoría le ha dirigido.

Para dar a éste con verdadera exactitud el debido cumplimiento mandó extender el oficio de vuestra excelencia en la orden general del cuerpo de mañana, y cuando los respectivos capitanes y encargados de compañías me entreguen la razón que vuestra señoría solicita se la trasladaré inmediatamente, contestando entretanto a su oficio primero, que el tercer batallón ha recibido constantemente de vuestra señoría los más fuertes convencimientos de su inalterable adhesión a este honrado cuerpo; y de su firme correspondencia puede vuestra señoría estar bien seguro a pesar de las torcidas intenciones de los malos.

Dios, etcétera, México 30 de noviembre de 1811.

Francisco de Echavarri.

Señor don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

Por contestación del oficio de vuestra señoría de 30 del próximo anterior puedo asegurarle que no he tenido que apetecer de su parte en las varias contestaciones que han mediado relativas al aumento de fuerza de este escuadrón patriótico de mi mando, pues aunque le he pedido que se me asignen por su mano individuos del alistamiento con el fin de hacer un mayor servicio al estado, he conocido que aunque vuestra señoría estaba animado de los mismos buenos deseos, no le ha sido posible el poderme complacer con la extensión que siempre ha tenido la bondad de manifestarme por falta de la gente o de las acciones necesarias para el efecto.

Dios guarde a vuestra señoría muchos años.

México 2 de diciembre de 1811.

Señor don Pedro de la Puente.

Es copia.

Ayo.

Notas:

1. Hernández y Dávalos, Colección, IV–192.

Fuente:

José María Morelos y Pavón, documentos de su vida y lucha revolucionaria 1750 - 1816. Suma documental en formato electrónico. X volúmenes. Quinto volumen. Segunda campaña militar, 1811-1812. Investigación, selección, arreglo, revisión y notas del presente volumen: Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva y María del Carmen Berdejo Bravo. Coordinación, elaboración y diseño de su consulta electrónica: Aurelio López López, Dulce María Millán Zárate, Álvaro O. López García, Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. México, 2013.

http://mhiel.mx/Morelos/idx3.html