Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1811

Contesta Miguel Hidalgo la proposición de indulto formulada por el general realista José de la Cruz.
Marzo de 1811.

(Con fecha 28 de febrero de 1811, el general del Ejército de Reserva, José de la Cruz, desde Guadalajara ofreció a los caudillos insurgentes el indulto expedido por las Corte. La respuesta de los jefes de la Revolución de Independencia, desde Saltillo, fue la siguiente).

Cuartel General de Saltillo.

D. Miguel Hidalgo y D. Ignacio Allende, jefes nombrados por la nación mexicana para defender sus derechos, en respuesta al indulto mandado extender por el Sr. D. Francisco Javier Venegas, y del que se pide contestación, dicen:

Que en [el] desempeño de su nombramiento y de la obligación que como a patriotas americanos les estrecha, no dejarán las armas de la mano hasta no haber arrancado de la de los opresores la inestimable alhaja de su libertad.

Están resueltos a no entrar en composición alguna si no es que se ponga por base la libertad de la nación, y el goce de aquellos derechos que el Dios de la naturaleza concedió a todos los hombres; derechos verdaderamente inalienables, y que deben sostenerse con ríos de sangre si fuese preciso.

Han perecido muchos europeos, y seguiremos hasta el exterminio del último, si no se trata con seriedad de una racional composición.

El indulto, Sr. Excmo., es para los criminales, no para los defensores de la patria, y menos para los que son superiores en fuerza.

No se deje V.E. alucinar de las efímeras glorias de Calleja: estos son unos relámpagos que más ciegan que iluminan: hablamos con quien lo conoce mejor que nosotros.

Nuestras fuerzas en el día son verdaderamente tales, y no caeremos en los errores de las campañas anteriores: crea V. E. firmemente que en el primer reencuentro con Calleja quedará derrotado para siempre.

Toda la nación está en fermento: estos movimientos han despertado a los que yacían en letargo. Los cortesanos que aseguran a V. E. que uno u otro sólo piensa en la libertad, le engañan.

La conmoción es general; y no tardará México en desengañarse, si con oportunidad no se previenen los males.

Por nuestra parte suspenderemos las hostilidades y no se le quitará la vida a ninguno de los muchos europeos que están a nuestra disposición.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Miguel Hidalgo.

(Abajo una nota que dice. "Es copia de otro igual que se halla sellado al margen con media firma de D. Miguel Hidalgo, y existe a fojas 1° de un cuaderno de varios documentos relativos a la causa formada a dicho individuo, por el comisionado D. Ángel Abella que lo ha presentado. Francisco Velasco).

Fuente:

Miguel Hidalgo. Documentos por la Independencia. Compilación y estudio preliminar: José Antonio Martínez A. Comité Conmemorativo del CCL Aniversario del Natalicio de Don Miguel Hidalgo y Costilla. LVIII Legislatura de la Cámara de Diputados. Primera edición. México, 2003, p. 158-159.

Tomado de: Colección de Documentos para la Historia de la Guerra de Independencia de México, de 1808 a 1821. Juan E. Hernández y Dávalos. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Edición facsimilar. México, 1985, Tomo II, p. 403-404.