Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

          1819

          1818

          1817

          1816

          1815

          1814

          1813

          1812

          1811

          1810

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1810-1819 > 1810

José María Morelos conmina al capitán de un buque en Acapulco, a que cese de ayudar a los españoles sitiados en el puerto.
Cuartel General del Aguacatillo, 19 de noviembre de 1810.

Sr. Capitán de la Fragata Guadalupe.

Tengo noticia que en esa fragata nombrada Guadalupe, que viene al mando de vuestra merced, han metido los europeos de ese puerto de Acapulco sus intereses en reales y efectos, y si así fuere, sírvase Vmd. de botárselos a tierra, porque de lo contrario le puede pasar a Vmd. un perjuicio; y lo mismo digo de las personas de ellos, y no llevando Vmd. ni europeos ni los caudales que están a cargo y propiedad de éstos, merecerá Vmd. el laureolo.

Este reino está ya al mando de los americanos, y puedo servir a Vmd. en lo que me conozca útil.

Espero me dé Vmd. aviso del recibo de éste y lo que Vmd. resuelva en el particular.

Dios guarde a Vmd. muchos años.

Cuartel General del Aguacatillo, noviembre 19 de 1810.

José María Morelos, Lugarteniente del Excmo. Sr. D. Miguel Hidalgo [rúbrica].

Fuente:

Ernesto Lemoine Villicaña. Morelos, su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición. México, 1965. p. 163.

(Nota de Ernesto Lemoine Villicaña: Archivo General de la Nación (AGN), Infidencias, t. 5, f. 61. Esta carta, original, se halla en los autos del "Sumario contra el paisano Matías Barrientos, acusado del delito de infidencia y espía de los enemigos contra la Religión, Rey y Patria, que tienen bloqueada esta Plaza de Acapulco. Año de 1810." Obsérvese la rústica y forzada redacción —nueve veces repetido el "vuestra merced" en unos cuantos renglones— del debutante caudillo, inexperto aún en tales menesteres, como en los militares.)