Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

          1789

          1788

          1787

          1786

          1785

          1784

          1783

          1782

          1781

          1780

      1770-1779

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1780-1789 > 1788

A nombre de doña Josefa Picado de Avendaño, el bachiller Miguel Hidalgo tramita un préstamo ante el juzgado de capellanías.
Valladolid, 6 de octubre de 1788.

Nos el licenciado don Manuel Abad Queipo juez ordinario visitador de Testamentos y Capellanías de este obispado, por el ilustrísimo y reverendísimo señor maestro don fray Antonio de San Miguel, por la divina gracia y de la santa sede apostólica obispo de Valladolid de Michoacán del consejo de su majestad. (Ver Nota 1)

Por cuanto en escrito que ante nos presentó el bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, clérigo presbítero de este obispado a nombre y con poder que presenta en forma de doña María Josefa Picado y Avendaño, vecina de la corte de México, hizo relación diciendo que para redimir el capital de seis mil pesos de la capellanía que fundó don Ignacio Gómez de que es capellán propietario el bachiller don Manuel de Gómez, cuya cantidad se halla fincada en su hacienda nombrada San Diego Corralejo sita en jurisdicción del pueblo de Pénjamo; necesita su parte de igual cantidad, la que nos suplica tuviésemos a bien concederla en depósito irregular por el tiempo de cinco años, y con pensión de réditos, para cuyo seguro está pronto a hipotecar expresa y señaladamente la mencionada hacienda y en general los demás bienes de su parte, cuya hacienda le pertenece en posesión y propiedad por derecho hereditario como consta del documento que en fojas útiles presenta.

Que dicha hacienda es valiosa en más de ciento setenta mil pesos, y solamente gravada a cincuenta y ocho mil trescientos noventa y un pesos seis reales, inclusos dichos seis mil del capital de la referida capellanía como consta de las certificaciones que de igual modo presenta en fojas, con cuyos seguros y subrogándose debe de dichos seis mil pesos en el mismo lugar y grado que los del capital de dichas capellanías, los que necesita redimir para cuyo efecto los pretende, para quedar sobradamente resguardado.

Cuyo pedimento lo hubimos por presentado y consignado como consignamos a esta pretensión la cantidad de seis mil pesos, pertenecientes los cuatro mil a la capellanía que mandó fundar el regidor don Juan Bautista Mauleón y sirve don José Ignacio Treviño y Mauleón, y los dos mil a la que fundó don Gabriel Sánchez de la Chica, y sirve el bachiller don Esteban Sánchez de la Chica, y corrido traslado con el primero prestó llanamente su consentimiento y el bachiller don Esteban Sánchez de la Chica no se encontró ni razón de su paradero, y dada vista al vicedefensor de este juzgado, prestó también su consentimiento en esta atención por decreto de treinta de septiembre próximo pasado, hemos tenido a bien (con anuencia de nuestro ilustrísimo prelado) el conceder a dicha doña María Josefa Picado y Avendaño los expresados seis mil pesos en depósito irregular, con obligación de réditos y tiempo de cinco años que deben empezar a correr y contar desde el día del otorgamiento de la escritura del asunto, para cuyo efecto hemos mandado librar la licencia necesaria.

Por tanto por la presente concedemos toda la que se requiera a la mencionada doña María Josefa Picado de Avendaño, para que por ante cualquiera de los escribanos de su majestad proceda al otorgamiento de la prevenida escritura con las calidades y condiciones siguientes.

Primera:

Que con los seis mil pesos que ahora se le conceden ha de redimir otros tantos que dicha hacienda reporta en favor de la capellanía que fundó don Ignacio Gómez y sirve el bachiller don Miguel Gómez, por lo que se entiendan quedar subrogados los seis mil pesos que ahora se conceden y gozando éstos de los mismos fueros y privilegios que han gozado y gozan los seis mil pesos que se van a redimir.

Que si cumplidos los cinco años del plazo no se exhibiere el principal concedido por todo el más tiempo que ni se exhibiere por la deudora ni se exigiere por los acreedores se entienda durar la obligación de la otorgante a principal y réditos sin que por más tiempo que pase se pueda alegar prescripción de la acción ni de su fuerza ejecutiva, que ha de poder intentarse por el acreedor en cualesquier tiempo y día, después de cumplido el plazo, aunque esté en corriente la paga de los réditos.

Que si éstos se dejaran de pagar en algún año de modo que se haga preciso demandarlos judicialmente, aunque esté todavía en corriente el plazo de la concesión, se entienda cumplido para poder exigir ejecutivamente el principal.

Que si antes de cumplirse el plazo intentare redimirse los seis mil pesos concedidos, se ha de admitir su obligación, pero ha de ser obligada la otorgante a dar aviso de ello a este tribunal, tres meses antes de ello para solicitar la nueva situación del principal, o ha de quedar obligada al rédito por dichos tres meses, o por el menos tiempo que se tarde en verificarse la nueva imposición.

Que al seguro de lo que va expresado se hipoteque en especial la hacienda nombrada San Diego Corralejo que es jurisdicción de Pénjamo goza por suya, propia la otorgante, expresando en la escritura sus términos, linderos, títulos de dominio, valor y gravámenes, y en general sin que ésta derogue la especial, ni al contrario sus bienes todos habidos y por haber con cláusula de non alienando y la irritante de lo contrario. Que por dicha otorgante se renuncie su propio fuero, domicilio y vecindad, las leyes de su favor y defensa, las del emperador Justiniano auxilio veleyano senatus consultus, nueva y vieja Constitución, leyes de Toro, Madrid y Partida, y demás que favorezcan a su sexo, dando fe el escribano de haberla instruido en su favor y privilegios de que hablan, y jurando ella para el mayor valor del instrumento de renuncia, y estar instruida de sus derechos, y que no pedirá ni ha pedido relación del juramento y condenándose a confirmarlo en tal caso, y añadir fuerza a fuerza y contrato a contrato, sometiéndose a presentamiento a la jurisdicción de este tribunal con cláusula cuarentigia (Ver Nota 2) y demás propias de la naturaleza del contrato que otorgada la prevenida escritura y registrado el gravamen de la finca dentro del término de ley en los libros de Cabildo de la cabecera a que toca, se exhiban en este tribunal dos copias auténticas de ella con nota de su registro para que se archiven donde tocan.

Dada en la ciudad de Valladolid a seis días del mes de octubre de mil setecientos ochenta y ocho.

Entre renglón = necesita.

En medio = derechos.

Licenciado Manuel Abad Queipo

[Rúbrica]

Por mandato del señor juez de Capellanías,

Dionisio García de Carrasquedo, notario provisor

[Rúbrica].

[Fuente: RAPE, Aspectos, pp. 89-92.]

Notas:

1. 6 de octubre de 1788, Valladolid. "ANM, Protocolos del escribano público José Antonio Aguilar. Vol. 172, ff. 434-436, Valladolid, octubre de 1788." [RAPE]

2. Correspondiente a cuarenta años.

3. ANM: Archivo Histórico Manuel Castañeda Ramírez, Morelia.

4. RAPE: Aspectos de la vida preinsurgente de Hidalgo (Hacendado, litigante y administrador)

Fuente:

Miguel Hidalgo y Costilla. Documentos de su vida 1750-1813. 4 Tomos. Investigación, recopilación, transcripción, edición y notas: Felipe I. Echenique March y Alberto Cue García. Instituto Nacional de Antropología e Historia. México, primera edición. 2009. Volumen I: 1750-1799. 662 pp.